LOS ORADORES, LOS VISIONARIOS:  LA FAMILIA SALINAS

Por Karenina Díaz Menchaca

 

El otro día miré una entrevista que le hizo el periodista Carlos Marín a uno de los chicos jet set de México, Carlos Emiliano Salinas Occeli, una charla que tuvo como pretexto un caso sonado en  Estados Unidos, sobre una empresa acusada de  “secta” . Vejaban a  sus miembros mujeres, pero aparentemente  Salinas Occeli tenía algo que ver, al menos indirectamente.

 

La historia de un corporativo que se hace llamar “NXIVM” ,  que es algo así como una sociedad de tipo holding que agrupa a varias empresas y organizaciones.  ¡Qué tal el nombrecito!, rimbombante ¿no?  parece portada de un disco de metaleros a quienes les gusta jugar con los números romanos.

 

Varias mujeres acusaron a esta empresa alegando que su fundador, Keith Raniere,  las obligaba a tener sexo y a padecer hambre porque así le parecían más atractivas, además de que eran marcadas como reses con ese tal “NXIVM”. El periódico The New York Times publicó la nota y enseguida las investigaciones desmembraron  a sus demás filiales hasta acabar en nuestro país.

 

En México, el hijo del polémico ex presidente Carlos Salinas, se hizo socio, su empresa de nombre  ‘Executive Succes Program’ tiene como fuerte la creación de talleres, cursos y seminarios – desde hace 15 años que es cuando obtuvieron la licencia (como franquicia)-, en desarrollo personal, superación y esas monadas contemporáneas,  o sea, el couching que le llaman.

 

¡Ah! Y un pequeño paréntesis,  vean la calidad de Marín en la entrevista:

Carlos Marín.- ¿Cómo se llama tu agencia?

Emiliano Salinas.–  Te platico cómo está la estructura y para contextualizar también…

Carlos Marín.-  Pero, ¿cómo se llama?

Emiliano Salinas.- Executive Succes Programs. ESP, es como le llamamos en México.

Carlos Marín.- You know naco?…

 

Ay, ese Marín, de pena ajena nacouuuus. Emiliano se puso muy serio, ni siquiera le siguió el chistorete, obvio. Recuerdo que hace  años un amigo me dijo que los clasemedieros tenían mucho complejo de inferioridad y por eso eso hacían bromas tontas, muchas de ellas relacionadas con la diferencia de clases y eran los que más decían naco para todo, ¿será verdad?

 

Bueno, siguiendo con la entrevista, el encumbrado joven continuó su defensa:

 

“A lo largo de esos 15 años hoy tenemos operaciones en la CDMX y en otros estados como Nuevo León, Jalisco, Guanajuato y hemos crecido a tener poco más de 8 mil clientes”. En fin, durante toda la entrevista habló de su producto maravilla, no sólo del crecimiento sino del verdadero mensaje cocowash que emplean para las capacitaciones.

 

Salinas Jr. al  igual que su padre, resultó una gran orador. Ante las preguntas directas del entrevistador jamás  usó como respuesta: “No”. Siempre afirmaba sobre los valores de su empresa. Parecen  simples trucos de oratoria, pero para quienes no estamos acostumbrados a esa rutina neurolingüística, los errores son muy comúnes al defendernos, seamos culpables o no. Sin embargo, para estos seres, el poder de la palabra lo es todo y ya está en su chip cerebral desde que son embriones y que la verdad no estaría de más aprenderlo bien.

Casi al final de la entrevista saltó otro tema que sí nos compete a todos y ¡vaya remate!

 

Carlos Marín.- Su padre y el TLC, ahora cuánta gente está llorando, hasta sus detractores por el TLC.

 

Emiliano Salinas.- ¡Ironías!

 

¡Me cachis! como diría mi abuelo. Y sí, productores agrícolas, industriales y empresarios de todas las ramas, tanto de Estados Unidos como de México están con los dedos cruzados. Apenas este 9 de marzo, Donald Trump insistía en que la producción nacional de metales era necesaria por razones de seguridad. “Si no quieren pagar impuestos, traigan su planta a Estados Unidos”, pues el dumping de las importaciones baratas afecta la supervivencia de los fabricantes estadounidenses. Y por otro lado, nuestro secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, asevera que “bajo ninguna circunstancia el diálogo estará sujeto a ninguna presión”.

 

Esperemos a ver quién se cansa más, porque parece más una lucha de resistencia, aunque al Trump ya no le queden muchos en su Gabinete original, se ve que tiene pila para rato. ¿Qué hubiera hecho Carlos Salinas ante este sujeto de peluquín? Una incógnita, porque aunque muchos creen que Salinas está al frente de todo el país, me parece una mitología urbana.

 

Esta es la entrevista completa:

 

 

 

 

Related posts