Agreden a alumna en baños de la Prepa 2 de la UNAM

Por Priscila Alvarado
Lia Sánchez, alumna e integrante del grupo parista de la Preparatoria 2 de la UNAM,  fue agredida con un puñetazo en la cara en el interior del baño de mujeres, este viernes a las 8:30 de la mañana. El agresor le dejó un ṕomulo inflamado y un oído con derrame interno.
De acuerdo con Lia, reconocer al responsable fue imposible debido a que algunas cámaras de la escuela permanecen tapadas con papel desde el paro del 27 de noviembre del 2018, que se mantuvo durante mes y medio dentro de las instalaciones.  De hecho, comenta, actualmente casi todas han sido destapadas pero las autoridades no han habilitado “las de las zonas más solitarias del plantel”.
Una de ellas es el primer piso del edificio que alberga las Oficinas de Difusión Cultural dentro de la Preparatoria 2, que se ubica prácticamente hasta el fondo de la escuela, lugar en el que fue agredida.
Minutos después del hecho la joven de 16 años se dirigió a la oficina del abogado auxiliar, Dieter Hidalgo Bonilla, para levantar el acta administrativa correspondiente. En ella Lia narró que tras salir de su clase de Biología a las 8:30 de la mañana para ir al baño, justo al entrar al sanitario sintió “un empujón por la espalda” que le tiró los lentes y estuvo a punto de caer.
“Mi primera reacción fue voltear para ver quien lo hizo, pero antes de poder ver quien era (una persona) me da un puñetazo en la cara a la altura del pómulo derecho, me aturde, me pegó la pared, después de unos segundos me recupero y volteo para todos lados para saber si alguien vio lo sucedido”, detalló.
Sin embargo, declaran ella y su padre Pedro Luis Sánchez Pérez, el funcionario se negó a levantar el acta en ese momento y sólo aceptó tomar la denuncia casi 5 horas después, cuando “ejercimos presión”.
Para la joven y su familia el hecho está relacionado con la actividad política que desarrolló durante las manifestaciones en Rectoría dentro de la UNAM desde el 10 de diciembre y las múltiples asambleas interuniversitarias que acontecieron dentro y fuera de la Preparatoria 2.
Ella fue una de las caras más visibles del movimiento porque a pesar de no pertenecer a ninguno de los colectivos estudiantiles, ofreció una conferencia de prensa el pasado 10 de diciembre del 2018 cuando los alumnos de Prepa 2  “Erasmo Castellanos Quinto” , se manifestaron frente a la Rectoría de la UNAM para exigir la salida de la directora Isabel Jiménez.
Dicha protesta fue detenida cuando jóvenes encapuchados lanzaron un petardo contra la Torre de Rectoría, provocando una lesión en el ojo a un profesor universitario. Tras esto Lia Sánchez y otros estudiantes se retiraron del evento y fueron perseguidos por policías de Auxilio UNAM.
Poco tiempo después, ella y dos compañeros del mismo plantel ofrecieron una breve conferencia para deslindar a Prepa 2 de la agresión; señalaron que los presuntos atacantes eran personas ajenas a su escuela y al movimiento parista.
De acuerdo con la joven, cuando acudió al servicio médico con el médico de guardia, Roberto Valencia Martínez, fue atendida sin interés porque “sólo me tocó la cara a la altura del pómulo y cuando vio que me dolía mucho simplemente recomendó que fuera a hacerme unas placas” para conocer si existía fractura.
A pesar de contar con un servicio médico por ser estudiante, la joven tuvo que acudir al laboratorio particular “Salud Digna”, ubicado en la delegación Benito Juárez.
Luis Sánchez, asegura que la agresión pudo ser una represalia contra su hija por lo del paro estudiantil o un caso de violencia de género. Sin embargo, denuncia, en ningún caso se aplicó el protocolo necesario para protegerla.
Lia Sánchez señaló que ella y sus compañeros corren el riesgo de sufrir este tipo de agresiones fuera del plantel: “Si eso me pasó adentro de la prepa, que no nos podría pasar afuera de ella”.
Las instalaciones de la Prepa 2, fueron entregadas el pasado 7 de enero, luego de que las autoridades universitarias se comprometieron a garantizar la seguridad de los alumnos y a evitar cualquier tipo de represalia en contra de los que participaron en el paro.
“El día lunes 7 se hace una asamblea con padres de familia a las 7 de la mañana en la que se acordaron cuatro cosas importantes, pero el principal es que no habría represalias contra los alumnos activos en el paro. A las 12 de la mañana hubo otra asamblea de estudiantes en la que la Dirección General de Preparatorias se comprometió a que la directora no iba a regresar y a que no habría represalias físicas, académicas ni psicológicas”, explicó.

Related posts