Armando Rosas y la Camerata Rupestre regresan a los escenarios después de 30 años de ausencia

Reversos.mx

 

Armando Rosas y la Camerata Rupestre, la banda de culto mexicana que se anticipó al concepto desenchufado (unplugged), regresa a los escenarios después de 30 años de ausencia para rememorar tiempos cuando los amigos se reunían a celebrar la Misa del Arte, aquella que consistía en reunirse alrededor de un estéreo de alta fidelidad para escuchar la novedad discográfica, sin distractores que pudieran interrumpir el ritual.

 

La excéntrica agrupación de cámara, que nació en 1984, formada por cinco jóvenes estudiantes de la Escuela Superior de Música y uno de La Esmeralda, regresa para presentarse por única vez en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris.

 

Un sonido naife que se niega a envejecer y que permanece en la memoria colectiva de rebeldes sónicos que rechazaron la rutinaria cháchara que dominaba los medios de comunicación masiva en la década de los ochenta.

 

Armando Rosas y la Camerata Rupestre dejó como testimonio Tocata Fuga y Apañón (Ediciones Pentagrama, 1987) y La Evolución de las Especies (Ediciones Multimedia, 1989), ambas grabaciones de estudio en las cuales se retoman instrumentos construidos en el siglo XVI como el violonchelo, el violín y el clarinete se refocilaron con la sencillez del rock y la canción popular para darle esa inconfundible textura armónica con la cual se identifica hasta el día de hoy a la banda.

 

En la Camerata Rupestre, considerada de culto por melómanos, han militado muchos músicos, todos ellos talentosos los cuales dejaron su impronta en la agrupación, sin embargo, para esta ocasión el ensamble rupestre estará conformado por Carlos Torres en el violín, Javier Platas en el chelo, Francisco Natera en el bajo, Antonio Morales en la batería, Patricia Piñón en las percusiones y la voz inconfundible de su compositor y director Armando Rosas para interpretar canciones como Murió soñando, Herraje, La Distancia Tiempo, hasta completar Todo Tocata Fuga y Apañón con sus arreglos originales.

Como epílogo o coda del concierto, Armando Rosas tiene preparado un par de invitados sorpresa para cerrar con una breve selección de sus diez discos grabados.

 

Cuenta con la dirección escénica de Itzel Rosas García, la producción de Claudia L. Mateos, la dirección musical de Jonathan Villafuerte, el video de Jaime Ruiz Ibáñez, el diseño gráfico de Mariela Vega y la asistencia de producción de Ricardo Villanueva.

 

Todo Tocata Fuga Y Apañón. Armando Rosas y la Camerata Rupestre se presentarán el jueves 22 de agosto a las 20:30 horas, en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris (Donceles 36, colonia Centro Histórico, cerca de Metro Allende). Localidades: desde 150 hasta 600 pesos. Descuento del 50% a estudiantes de nivel básico, maestros, personas con discapacidad, trabajadores de gobierno e INAPAM con credencial vigente. Sujeto a disponibilidad y aplican restricciones.

 

 

Related posts