Cambios en el uso de servicios digitales crean tensión entre naciones, usuarios, gobiernos y sociedades

Por Redacción Reversos 

Los cambios en los servicios digitales no sólo generan tensiones entre los usuarios y proveedores de Internet, sino entre las mismas compañías y los Estados o gobiernos de los países donde operan, coincidieron especialistas que participaron en el Conversatorio sobre seguridad en las redes sociales, la comunicación en las universidades y la soberanía de los datos, organizado por la Casa abierta al tiempo. 

El doctor Ricardo Marcelín Jiménez, profesor-investigador del Departamento de Ingeniería Eléctrica de la Unidad Iztapalapa, sostuvo que nuevas políticas de la plataforma WhatsApp para al tratamiento de la información motivó molestia, con toda razón, lo que llevó a declarar una moratoria en su aplicación y la migración –o en todo caso la apertura– de cuentas en otras empresas de mensajería. 

Esta situación se sumó a la noticia menos conocida de que Google amenazó a Australia con desactivar su motor de búsqueda si no desistía de una propuesta legislativa que la obligaría a pagar por el derecho de uso de los datos relacionados con esa nación, destacó en el encuentro organizado por las unidades Azcapotzalco y Lerma de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM). 

El doctor Leonardo Palacios Luengas, integrante del Área de Redes y Telecomunicaciones de la Unidad Iztapalapa, mencionó que, al existir demasiadas redes sociales destinadas a ciertos sitios o grupos de personas, al final la abundancia de contenidos puede ser utilizada para engañar, pues esto hace que se comprometan los perfiles, robándose las claves o algún otro mecanismo.  

La comisión de delitos informáticos o la publicación de noticias falsas surgen en general para crear incertidumbre en asuntos sobre discriminación racial, drogas, armas y transgresiones contra la moral, además de que los sistemas protegidos, pero cuando llegan a su destino quedan expuestos y es evidente que las grandes empresas pueden monitorear datos sensibles y realizar campañas publicitarias dirigidas a cierto grupo, garantizando un marketing exitoso. 

En marzo de 2018, Facebook reveló que Cambridge Analytica –una firma de consultoría política– accedió a la información de alrededor de 50 millones de perfiles sin permiso y de alguna forma la evaluó para diseñar archivos psicológicos sobre cada usuario, señaló el profesor invitado de la UAM. 

Con todo esto “se puede destacar que probablemente la seguridad pueda resistir los ataques y que el eslabón más débil en un sistema informático es el usuario, lo que lleva a situar que las redes sociales se pueden adaptar para manipular un impacto específico en la opinión pública, alterar conceptos y afectar a personas o grupos con repercusiones en la política, la economía y la sociedad”. 

Es por ello que “se requieren esquemas de cartografía y modelos de clasificación URL y de contenidos, refirió. 

El doctor Adolfo Guzmán Arenas, director del Laboratorio de Ciencia de los Datos y Tecnología de Software del Instituto Politécnico Nacional (IPN), dijo que los mexicanos emplean mucho WhatsApp, que suma más de dos mil millones de consumidores en el mundo y la compañía anunció que desde el 8 de febrero compartiría los datos de sus adscritos, advirtiendo que a quien no le gustara podría migrar a otros espacios. 

Si bien su servicio es gratuito, la corporación comercializa los datos de sus asociados y de los contactos de éstos, “pues están enterados de con quién hablas más, cuánto tiempo y tus gustos, por lo que son patrones de tu comportamiento lo que venden”. 

El maestro José Ignacio Castillo Velázquez, académico de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), comentó que las universidades instituciones públicas y privadas de educación superior, al igual que dependencias de los gobiernos federal y locales tienen una dependencia tecnológica en todos los rubros. 

El Conversatorio fue inaugurado por los doctores Rafael Escarela Pérez, coordinador de Innovación y Tecnologías Educativas de la Unidad Azcapotzalco, y Rafaela Blanca Silva, coordinadora del Campus Virtual de la Unidad Lerma. 

Participaron también el doctor Elías López Cruz, adscrito al Instituto de Física de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla; el maestro Nahim de Anda Martín, de Código IoT; el maestro José Luis Chiquete Valdivieso, miembro de la Dirección General de Incorporación y Revalidación de Estudios de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y el licenciado Víctor Jesús Hernández Salinas, coordinador de Transferencia de Productos Infotec del Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología. 

¡Subscríbete a nuestro newsletter!

Related posts