Carrie o la venganza es un plato que se come frío

Anahí García Járquez/Radio Gatell

Carrie White es una adolescente estadounidense que vive con su madre, una viuda con un fanatismo religioso muy marcado. Esta chica asiste a la preparatoria y ahí es víctima del acoso escolar (hoy llamado bullying) a manos de sus compañeros de clase.  

Se llega el baile de fin de clases y, con ello, el momento donde se detona un cambio profundo en Carrie, que traerá consecuencias tanto para ella como para su entorno. 

Carrie es la primera novela publicada por Stephen King y una de las más famosas. La acción se sitúa en el pueblo de Chamberlain, Maine, donde Carrie vive y estudia.  

Nos muestra ese pequeño universo que suelen ser las preparatorias, donde sólo los “fuertes” o “populares” sobreviven, alimentándose del tormento que suelen infligir a los más débiles, entre ellos Carrie, quien, además de sufrir abusos en la escuela, tiene que vivir con una madre inestable que la hostiliza constantemente y la tiene sometida. 

La novela tiene una estructura lineal donde se relatan los hechos y se intercala con investigaciones, declaraciones, libros y demás artículos que dan cuenta de lo sucedido en la parte climática de la novela.  

Aun y cuando el desenlace de la historia se conoce desde el principio, los lectores quedan enganchados, ya que quieren conocer lo que lleva a la protagonista a cometer su acto de venganza en contra de todos aquellos que la dañaron durante tanto tiempo. 

Este libro posee un ritmo ágil que permite involucrarnos y empatizar con Carrie al punto de entender sus motivos para hacer lo que hace y, por qué no, justificar sus acciones y tener un pequeño recordatorio de cómo todo acto trae sus consecuencias si nos metemos con la persona equivocada. 

Carrie. Editorial Doubleday. 1974.  

Subscríbete a nuestro newsletter y recibe lo mejor de Reversos.mx!

Related posts