¿Quién fue Teresa Wilms Montt?

Por Karenina Díaz Menchaca   Teresa Wilms Montt fue una poeta chilena que vivió hasta los 28 años  (Viña del Mar, 8 de septiembre de 1893 – París, 24 de diciembre de 1921). Su vida es narrada cinematográficamente en la película  Teresa Crucificada por Amar (2009), realizada por su paisana, la cineasta Tatiana Gaviola, quien siempre tuvo en mente dignificar la vida de esta poeta que vivió intensa y dolorosamente.   Como toda aura de poeta, el alma de Teresa Wilms Montt no careció de ese don e infortunio que…

Volver a la normalidad y en el intento andamos

Por Karenina Díaz Menchaca Camino por las calles de la colonia Roma.  Mis hábitos han cambiado, pero también descubro que la colonia hace lo propio, sin embargo hay resistencia. La misma que hay de la colonia hacia mí, de todo lo colindante y lo que toca de mí hacia afuera. Finalmente lo que nos rodea está lleno de objetos, cosas que se pueden tocar, que se pueden comprar, que se pueden adquirir, que se pueden robar y, sobre todo, que se pueden olvidar, incluso con la mirada. Los objetos nos…

Mi vida con el baño

Por Karenina Díaz Menchaca   Recordando el bello cuento de Octavio Paz ‘Mi vida con la ola’, les comparto ‘Mi vida con el baño’. Las malas jugarretas que me ha hecho pasar mi intolerante vejiga. Mi esposo ha insistido: deberías de tomarle foto a todos los baños a los que vas. Obvio lo dice con burla, como un poco (¿o un mucho?) harto de esos momentos en los que estamos a punto de salir de casa con prisa o no, y yo me detengo en ipso facto, para decir: ‘tengo…

Viejo…Mi Querido Viejo

Para recordar a todos nuestros bellos abuelos   Por Karenina Díaz Menchaca   Don Maurilio pela chícharos. Nadie lo molesta debajo de aquel árbol limonero. Aún le quedan unas zanahorias por pelar y quizá también un cuarto de papas. Ayuda en las tareas caseras sin reparo alguno. El sol es generoso esa tarde y en medio de aquel jardín las rosas ya salpicaron tempraneras su aroma y colores alrededor de aquella casa anaranjada. Don Maurilio siempre porta su sombrero de paja, más a fuerza de costumbre que para protegerse del…

¿Cómo se vive la vida mientras ocurren tragedias?

  A la memoria de las víctimas del atentado en Barcelona   Por Karenina Díaz Menchaca   Este no es un manual de cómo vivir mejor, creo que ya hay demasiados tratados al respecto, ni de cómo hacer la vida más llevadera partiendo desde un gurú de desarrollo humano, ¿cuántos más “maestros” de estos se necesitan para ser mejor?, Habría que exportar ya muchos de éstos para otra galaxia, poblando otros planetas ¿no creen? Comencemos pues, pero a la voz de ya, para comprobar qué tantos Jodorowskys logran hacer un…

Las cosas de las que nadie quiere hablar

Por Karenina Díaz Menchaca   No es una lista tan larga, pero ¿por qué postergamos? Mis respetos a todo aquel ser humano que no conoce el verbo procastinar. Hace meses asistí a un funeral, iba nerviosa , pero sobre todo pensativa. Llegué a una de estas sucursales de velatorios que están a lo largo y ancho de la ciudad como la Casa de Toño ( ¿qué no los conoce?; ¿en serio?), pero como no tenía el dato exacto del salón me dirigí al mostrador. Por preguntar el dato preciso dejé…

De la Sinagoga al World Press Photo

Un paseo por algunas de las tantas maravillas que ofrece la Ciudad de México   Por Karenina Díaz Menchaca   Como parte de un proyecto personal – en el cual me he propuesto regalarme, como lleno de un impulso venido de no sé dónde y aprovechando la gran oferta cultural de esta fantástica ciudad- me dirigí en esta ocasión a la Sinagoga Justo Sierra a ver la puesta en escena ‘Las Touzá’,  una obra escrita por Alfonso Cárcamo sobre la historia de unas hermanas quienes se jugaron el pellejo ayudando…

La Dicha, con mayúscula

Por Karenina Díaz Menchaca   Imprevista, como una sonrisa frente a la muerte, me seduce tan tiernamente que cuando a penas me percato, ya me va abandonando de la misma manera. Caminando en la calle, o incluso caminando hacia cualquier sitio dentro de cuatro paredes, o conduciendo, o sentada mirando llover desde las ventanas que dan al balcón de mi apartamento, o en la oficina revisando correos, en la regadera con todo y mis prisas y en las acciones del día a día que por más que lo deseo, no…

Microrrelatos

Por Karenina Díaz Menchaca  “Cuidado y te salgas de casa”, gritó. Me subí a la bicicleta. Mis piernas pedaleaban como las brocas de un taladro. Huir, huir, a donde sea. Llegué a pie de carretera, el autobús era un oasis a lo lejos. Si la montaña no va a ti, tú ve a la montaña. Lo abordé, no había nadie, recosté mi cabeza en la ventanilla, sin más, dormí. Desperté, seguía ahí, bajé, mi bicicleta deshecha, ni pistas del miserable culpable. Rodeé el autobús. Nada.  La luna. La noche. Bolas…

Un domingo como cualquiera

Por Karenina Díaz Menchaca   Para personas como yo, los domingos pueden ser el peor día de la semana y como ya lejos estamos de domingos de ramos y partidiaria no soy del futbol  ni de reuniones familiares, si acaso la salida al cine, o a la marcha triunfal de las compras para rellenar la despensa; o ya de plano, la llamada pendiente del teléfono a alguien que se me escapó por las prisas durante la semana.   Los domingos anuncian descanso, aunque quizás no para todos  y mucho menos…