El peligro de que la emoción te domine

Por Astrid Perellón   Emprendemos negocios con entusiasmo, unos pocos con preparación, otros menos con determinación. Pero ¿qué pasaría con los que empezaran negocios con realismo?   No estadísticas ni datos sobre el mercado inicialmente. Sino con la correcta apreciación de que, la cabeza que emprende debe mantenerse enfocada para reunir el mejor equipo, las mejores decisiones, notar las oportunidades.   El mejor socio posible para emprender tu negocio sería entonces tu entrenamiento emocional; tu disciplina para no dejarte alterar por lo que está ocurriendo afuera (y a veces adentro)…

Cada cabeza es un mundo

Por Astrid Perellón   Nacimos al derecho y vivimos al revés. Quiero decir que, ahora de adultos, nos ocupamos de cambiar las situaciones pero de bebés, sólo nos enfocábamos en nuestra percepción. ¿Por qué digo que lo hacemos patas pa´rriba? Porque la manera como influimos nuestra realidad es en este orden justamente:   Percepción Emoción Cuerpo Entorno Emoción en respuesta al entorno Pensamientos concretos Naturaleza Seres sensibles Personas desconocidas Personas conocidas Circunstancias El auto de nuestros sueños o el ascenso pertenecen al nivel de Circunstancias. La claridad con la que…

El miedo, el gran enemigo de las mamás

Por Astrid Perellón   El factor clave es tener certeza y el 95% de las veces la tengo. Con todo relacionado con mi hija Athena actúo sin miedo, manteniendo mi enfoque en el equilibro natural e inherente a la vida. Me preguntan cómo es posible y debo confesar que tuve que practicar en el embarazo, no permitiendo que los cambios hormonales me hicieran cambiar mi percepción sobre quién soy o a dónde voy. Pero, para poder sobrevivir emocionalmente al embarazo, tuve que iniciar una bola de nieve de autodominio emocional…

Hay muchas maneras de cumplir tu sueño

 Por Astrid Perellón   Por favor, te invito a que compruebes la validez de tus ideas pues no es poca cosa lo que está en juego: el cumplimiento de tu sueño.   Te adelanto que hallarás que soy una buena profesional de este ámbito concreto pues llevo dedicada a cumplir mi propio sueño toda mi vida. Digamos que si en algo adquirí maestría es en mi propia realización, producto de no quitar el dedo del renglón.   Mi sueño de ser escritora me tomó tres años identificarlo y tres años…

El factor que logra la felicidad para siempre

    Por Astrid Perellón   Mi trabajo es vivir feliz para siempre. Hacerlo así provoca que me identifique con las heroínas, príncipes y plebeyos cuando se regocijan en la sensación de su sueño. Imito a los No Físicos en esto pues su único interés es distraer del problema para que nos permitamos guiar por el camino más placentero.   En suma, las hadas no remedian o remiendan; distraen. No son quienes hacen que se cumplan los deseos, sino cómplices en el impulso que se gana al mantener una emoción…

Cuando los papás se separan

Por Astrid Perellón.   El amor incondicional es amarse primero a sí mismo y nunca quedarse en una relación que le haga sentir a cualquiera de los dos infeliz, atrapado, injustamente tratado o dañado. Si amas a la otra persona, tratas de hacer acuerdos o te alejas para que cada uno pueda tomar una decisión diferente en vidas separadas. Nadie puede obligarte a quedarte en una situación que te hace olvidar quién eres realmente y que todos estamos conectados. Como todos estamos conectados, aún cuando dos esposos se separen, siempre…

¿Dónde está mi Óscar?

Por Astrid Perellón   En los viajes largos ya de noche, veía por la ventana las gotas de agua mientras escuchábamos Universal Stereo. De la nada, mi cerebro comenzaba a soñar despierta con aventuras épicas. Si se ponían muy interesantes, se las compartía a mis papás. Ellos reían o comentaban. Nunca me retiraron su atención ni hicieron nada para causarme inseguridad por mi diversión mental.   Aún así, después de haber publicado mi primer cuento a los 6 años y otro a los 12, tardé 10 años más en animarme a…

¿Eres un contorsionista emocional?

Por Astrid Perellón   Entendí lo que era la manipulación cuando mi abuela me dijo por teléfono a los 10 años que dijera a mi mamá (quien trabajaba todo el tiempo) que era farol de la calle y oscuridad de la casa. Mamá escuchó en el altavoz y arrancó la bocina para comenzar sus famosas discusiones que me parecían típicas en ellas.   Aún evoco esa anécdota para tratar de comprender por qué un adulto sentiría la necesidad de decir a un niño que dijera a otro adulto una frase…

El cerebro es una antena

  Por Astrid Perellón   El cerebro podría compararse a un magnífico aparato perceptor (receptor sería que sólo recibe, pero lo cierto es que percibe). En los niños es fácil notarlo. Podemos preciarnos de hacerlos recibir nuestro mensaje sobre actuar correctamente pero nuestras palabras no son recibidas. Como buenos perceptores (no receptores, insisto) pescan lo que más perciben. Perciben no que mamá y papá hacen las mismas tareas, como buen equipo. Perciben quizá que mamá se queja o que papá lo hace de mala gana.   No siempre es así…

Si buscas poner límites a tus hijos, déjalos explorar

Por Astrid Perellón   Usualmente aquellos adultos que piden mi orientación para poner límites con amor a sus hijos no advierten que la simple palabra les causa pesar. Limitar a alguien suena como impedirle hacer todo lo que quiere. ¿Y no es precisamente la razón por la que queremos llegar a adultos? ¿Creyendo que por fin podremos hacer lo que queremos?   Obviamente, más que limitar, lo que los papás buscan es que los niños reconozcan qué hacer y qué no. Este conocimiento lo brinda, primero la experiencia y luego…