Colapso capitalino: crisis de Pumas y Cruz Azul

Por Víctor Manuel Del Real Muñoz

Ilustración: Ricardo Camacho

PUMAS DE LA UNIVERSIDAD, ¿ORGULLO UNIVERSITARIO?

¿De verdad podemos hablar de orgullo universitario? Ello en torno a un equipo que en los últimos cinco años ha venido anidando graves problemas deportivos, que van desde la desestructuración de la cantera hasta la incorporación de jugadores nacionales y extranjeros, así como técnicos que no están a la altura de las expectativas del conjunto del Pedregal, exceptuando a Guillermo Vázquez Jr. que logró en un mar de adversidades y supuestos contextos de restricción presupuestal llevar al equipo a una final en el torneo Apertura 2015 y posteriormente hacer un buen papel en la Copa Libertadores 2016. Sumada a una campaña medianamente aceptable con Juan Francisco Palencia como DT en el torneo Apertura 2016 clasificando a liguilla y siendo masacrados en la misma por los Tigres.

¿Podemos hablar de orgullo universitario?, cuando los Pumas, según versiones con pruebas contundentes de medios periodísticos como Sin Embargo o Proceso, no arrojan un solo peso en moneda nacional para la Universidad Nacional Autónoma de México.

¿Históricamente el devenir de este equipo ha reivindicado a la UNAM o lo hace para potenciar la intención mercantil de un puñado de empresarios que mediante un Pseudopatronato que trata de acaparar para sí mismos todos los recursos favorables que generan los derechos de transmisión, la comercialización de la marca y el uniforme así como los fondos que la UNAM tiene para el Club Universidad Nacional?

SER HIJO NO TIENE PRECIO

¿Sabrán los dirigentes de Pumas que en Tigres se tiene un rival universitario y en América y Cruz Azul dos rivales de la misma ciudad y que contra esos tres equipos se juegan clásicos y no sólo partidos? ¿Están justificadas las masacres que Tigres le propina torneo a torneo a Pumas, sobretodo en Monterrey?

¿La comunidad universitaria permitirá que Cruz Azul y algunas veces América se apropien de Ciudad Universitaria y hagan patente una paternidad local? ¿Se vale perder con el América y el Cruz Azul?. Por ahora no lo tienen claro.

¿SANA DISTANCIA CON TELEVISA?

¿De verdad existe sana distancia con Televisa? Desde el 2012, cuando Alberto García Aspe asumió como nuevo presidente deportivo de Pumas fue notoria la incidencia y los vínculos de Televisa con el equipo de la “Universidad”.

¿Es casual que el actual presidente deportivo de Pumas apoye que Televisa tenga concesiones especiales en las transmisiones de la Selección mexicana? Cuentas claras y amistades seguras, pero sobre todo millones de dólares por encima de la cifra normal garantizados para los Pumas a cambio de un horario dominical estelar desde el Estadio de Ciudad Universitaria al mediodía.

Cobran caro los Pumas pero Televisa lo sabe pagar. El amor sí tiene precio cuando el dinero se interpone. ¿Qué más da si la comunidad universitaria en su gran mayoría detesta a Televisa (por fuera del contexto del futbol) si su equipo es niño mimado y consentido de esa perversa casa televisora?

¿QUÉ PASÓ CON LA CANTERA?, ¿QUÉ CULPA TIENEN LOS JÓVENES?

¿Por qué Pumas destruyó la capacidad productiva de talento local de sus estructuras de formación? ¿Qué explicación deportiva existe para justificar dicho acto de barbarie deportiva? ¿Por qué hay tantos jugadores extranjeros en los últimos años en Pumas? ¿Por qué en Pumas pueden aparecer de la noche a la mañana 7 u 8 jugadores extranjeros en un partido oficial? ¿Qué explicaciones pudieran dar los directivos?

¿Por qué la UNAM no exige al Club Universidad Nacional una rendición de cuentas en torno a la generación y el trabajo en fuerzas básicas? ¿Por qué despidieron al Sr. Guillermo Vázquez Mejía como responsable de la cantera universitaria?

¿Por qué en Pumas avientan al ruedo de la responsabilidad a juveniles que no tienen los blasones para estar jugando para el primer equipo aún? ¿Por qué ya no hay talento para tomar la decisión de  soltar talentos inmortales desde la juventud como Luis García Postigo, Alberto García Aspe, Jorge Campos, Leonardo Cuéllar, Miguel Mejía Barón, Israel López, Claudio Suárez, Adolfo Ríos, Sergio Bernal, Pablo Barrera, Efraín Velarde, Héctor Moreno, Joaquín Beltrán, Manuel Negrete, Miguel España, o el mismo Hugol “Hugo Sánchez”?

¿SE PASÓ DE CABINHO O FERRETI A SAÚL BERJÓN O BRYAN RABELLO?

La historia en materia futbolística de Pumas se acompañó de grandes figuras extranjeras que, sin conseguir títulos o logrando dianas colectivas, pudieron figurar en este equipo. Sería interminable la lista pero se puede pensar en Cabinho, Ricardo Ferretti, Juan Carlos Vera, Ignacio Scocco, Bruno Marioni, Leandro Augusto, Darío Verón, Bora Milutinovic, Martín Bravo, Esteban Solari, Dante López, Spencer Coello o Juan José Muñante.

¿Esa historia da para que por el último tiempo en Pumas estén o hayan pasado jugadores del exterior como Saúl Berjón, Bryan Rabello, Joffre Guerrón, Ariel Nahuelpán, Silvio Torales, Juan Pablo Rodríguez o  Franco Faría?

A ese nivel de decisiones deportivas se ha condenado al equipo de la “Universidad”, supuestamente el cuarto más grande México.

¿POR QUÉ NO SE INCORPORAN A BUENOS JUGADORES MEXICANOS DE OTROS ORÍGENES?

¿A caso Pumas ya no puede contratar perfiles como en su momento Francisco “Kikin” Fonseca, Juan Francisco Palencia, Manuel Manzo o  Juan Carlos Cacho? Con esto está claro que el escauteo de talento mexicano de origen no necesariamente Puma ha sido otra pifia más en los últimos tiempos. No se fichan buenos jugadores mexicanos para Pumas en la actualidad.

¿SE PERDIÓ LA TRADICIÓN DE FORJAR DT´S?

¿Por qué en los años noventa cuando sale Miguel Mejia Barón de Pumas fue automáticamente relevado por un sucesor que en Pumas venía forjándose junto a él como entrenador sustituto en la humanidad de Ricardo Ferretti? ¿Por qué en 2010 cuando Ricardo Ferretti sale de Pumas para terminar su carrera de entrenador en Tigres, en automático el sustituto ya premeditado era Guillermo Vázquez Jr.?

Ese tipo de decisiones de largo plazo en el equipo de Pumas ya no existen más. Otra muestra más de las malas decisiones deportivas que han acompañado a Pumas en los tiempos recientes.

En resumen, un equipo grande, o supuestamente grande, aunque acompañado siempre y fielmente por la mercadotecnia que Televisa y en su momento TV Azteca dieron de este equipo, y que hoy agoniza deportivamente y arrastra sus principios deportivos que le hacían un conjunto digno dentro del futbol mexicano.

La actualidad de los Pumas es miserable, atenta contra los valores de la Universidad Nacional Autónoma de México y además irrespeta a todas las personalidades que han surgido y jugado en Pumas y que han dejado huella en el seno de la misma UNAM.

LA MÁQUINA DE CRUZ AZUL

La crisis deportiva que invadió a Cruz Azul es más reciente. Si bien es cierto que en un balance deportivo la cantera del equipo celeste ha sido infructuosa, o quizás ha dado salvo el último año y medio muy pocos perfiles, la contratación de jugadores mexicanos de origen no cementero, así como de extranjeros no ha tenido el mejor destino por lo menos los últimos tres años.

Sin embargo, hasta antes de los últimos tres años que han sido sin Liguilla, y que hasta el momento en que este trabajo periodístico está siendo escrito, está en el aire del azar que Cruz Azul pueda o no calificar a la Liguilla del Torneo Apertura 2017, Cruz Azul competía por finales.

Hasta hace poco más de tres años Cruz Azul fue campeón internacional de la Concachampions, y es después del América es el equipo más ganador del torneo de la confederación a nivel de clubes. Además, hace cuatro años Cruz Azul volvió a saborear la miel de un campeonato oficial al coronar la Copa Mx en el Clausura 2013 frente al Atlante. Las cosas no iban tan mal.

Cruz Azul empezó a arrastrar su prestigio desde que jugaba finales y las perdía, unas de manera increíble y sólo al estilo en que Cruz Azul, como ningún club en el mundo, las sabe dejar ir, como sucedió en aquel Clausura 2013 en el Azteca frente al América a dos minutos de coronarse campeón y haberse podido consagrar con el doblete, un muy buen equipo dirigido por cierto por Guillermo Vázquez Jr. (Esto demuestra que Memo Vázquez es una garantía mexicana como entrenador, recientemente citado en este trabajo en el contexto de los Pumas de la UNAM).

Sin embargo, fue desde 2014 cuando Cruz Azul de la mano de Fernando Tena empezó a perder los estribos de la dignidad deportiva. Afianzó aquel contemporáneo mito que empieza a ser real del futbol mexicano que dice que Cruz Azul ya no contrata figuras, sino cartuchos quemados.

Ya desde antes se hablaba de “cruzazulear” cuando cometes el mismo error de manera constante. Sin embargo, el Cruz Azul de hoy  ya ni siquiera empezó a hacer cabal la aplicación propia del verbo que construyó para la Real Academia Española. Cruz Azul fue alejándose de esa oportunidad, de mínimo volver a cruzazulear una final.

Cruz Azul en los últimos tiempos generaba expectación plausible en el torneo de Copa. Sin embargo y ante las máximas probabilidades que en muchos certámenes coperos lo daban como favorito a campeonar, Cruz Azul se desmoronaba y se iba del torneo de Copa de formas alarmantes, en más de dos ocasiones mínimo.

Cruz Azul ha perdido las formas de perder, se ha muerto de nada recientemente. Se ha vuelto costumbre que le empaten o le ganen, sobre todo de local en los últimos minutos. Cruz Azul se invade por una Crisis de Ansiedad que le cuesta puntos, dignidad y reputación. Este equipo se colapsa por sí mismo, sin necesidad de un agente externo que lo empuje. El equipo cementero padece una estabilidad emocional y mental colectiva absolutamente perdedora, mediocre y sobre todo tímida en la actualidad.

Es grave que un gigante y todopoderoso esté sacudido, confundido y a veces sin rumbo. Un equipo grande, el tercero más grande de México, inaplazable de por vida, por el cual pasaron esos nombres y apellidos de oro como Marín, Manzo, “Conejo” Pérez, Juan Francisco Palencia, Vera, Quintano, Lugo, Manzo, Bustos, Johan Rodríguez, Yegros, Hermosillo, Flores Ocaranza,  “Kalimán” Guzmán, Vigneri,“Chelito” Delgado, “Tito” Villa, Larios, “Lupe” Castañeda, Pinheiro, Scoponi, Romano, Christian Riveros, Tomás Campos, y quizás el último gran ídolo “Chaco” Gimenez.

Hoy Cruz Azul navega no a la deriva pero tampoco con la mejor conducción al volante. No hay estabilidad. Cruz Azul es un equipo de picos y crestas. Juega fenomenalmente un día y horroriza tres jornadas consecutivas. Cruz Azul pierde equilibrio en sus zonas de campo de manera muy pronunciada, o también puede tener la mejor línea defensiva al mismo tiempo que convive con la peor línea de ataque de un torneo. Ese es el moderno Cruz Azul.

De manera agónica el Cruz Azul ya está clasificado a una Liguilla, pero no se sabe cuál será el destino del equipo cementero. No hay guías en Cruz Azul que puedan explicar los motivos de la frustración y la mediocridad que le acompañan desde hace tiempo.

Si bien, a diferencia de Pumas, del cual por cierto ha mantenido una clara paternidad en los últimos años, no es un cheque al portador, no puede consagrarse hoy como una fuerza o una potencia para el futbol mexicano. Hay mejores equipos en México que el Cruz Azul, de eso no hay dudas.

¿HAY CAMINO PARA PUMAS y CRUZ AZUL?

Pareciera que para Cruz Azul es más fácil revertir la situación deportiva que para Pumas. No necesariamente a billetazos pero con planeación, programación, buen escauteo de talento local y extranjero así  como el comienzo de la reestructuración de las fuerzas básicas.

Cruz Azul está trabajando fuertemente en la actualidad en regenerar su cantera. Tardará en encontrar frutos, sin embargo, el comenzar a regenerarla es una buena decisión.

Cruz Azul necesita sacudirse el acoso permanente de ese séquito de promotores que trabajan para un tipo que se llama Carlos, reconocido en el futbol mexicano, que tiene a Cruz Azul como su baraja de riqueza los últimos años, motivo por el cual muchos apellidos inconcebibles han vestido la camiseta celeste los últimos años. Mucha perversidad en cada pifia de estos mercenarios.

Pumas ha comenzado a regenerar con conceptos modernos y aspectos de su historia deportiva un poco su cantera los últimos meses. Sin embargo, no hay una figura que pueda sustituir el tiento y el talento de búsqueda con que hasta hace unos años lo hacía Guillermo Vázquez Mejía con su trabajo en la cantera.

Los frutos del trabajo juvenil tardarán en darse. Hoy, la prioridad universitaria debe ser la estabilidad deportiva y la búsqueda de la dignidad deportiva también. Pumas ha pasado a ser un cheque al portador para muchos adversarios. Ha arrastrado su prestigio e inclusive de a poco se acerca al fuego del cociente porcentual. Algo que tampoco le es ajeno a Cruz Azul.

Pumas se ha condicionado a sí mismo en su camino al infierno. No han hecho bien las cosas en ningún rubro, y al parecer, ahora parece ser uno de los equipos supuestamente más pobres del futbol mexicano. Personalmente dudo y no creo que Pumas no sea redituable como negocio a pesar de que se administre por un Patronato vigilado supuestamente por la rectoría de la Universidad.

Jugar en la Ciudad de México es un mero detalle geográfico. Estos equipos pudieran tener la sede de su localía donde fuera, en otra plaza de la República  por su repercusión nacional, y de seguir así otorgarían los mismos resultados. Se da por un detalle ilustrativo que la situación actual de estos equipos en materia deportiva sea un colapso capitalino, sin dudar que a millones de chilangos les duela ver a sus equipos donde están ahora.

En todo caso el reto de los aficionados capitalinos es el de respaldar a sus equipos apoyando y llenando el Estadio Azul (próximamente el Estadio Azteca o donde sea que vaya a estar la nueva sede de local en el Valle de México) para Cruz Azul y el Estadio Olímpico Universitario para Pumas.

La gente de la Ciudad de México demuestra una vez más que sabe ser muy infiel y abandona en las malas a sus equipos locales.

La historia no dejará mentir al entender por qué Atlante y Necaxa abandonaron la capital del país y se establecieron en otras partes, afianzándose bien que mal, sobre todo Necaxa en Aguascalientes. Para legitimar este argumento hay que revisar los promedios de asistencia de cada equipo en el portal de la Femexfut y revisar en qué lugar está Pumas y Cruz Azul.

Artículos relacionados