Comunicación simétrica o asimétrica; ¿dónde estamos?

Por Rodrigo Bengochea 

Nadie se considera incapaz de comunicar, incluso quienes confiesan limitaciones en ese sentido, comentando cosas como “no sé si me explico”, “¿fui claro?”.  

La mayoría de las veces buscan ocultar su confianza en que el problema, al momento del intercambio de información, está en la otra parte, en su interlocutor: porque es distraído, desinteresado o tal vez poco listo. 

Todos nos consideramos altamente competentes en la tarea permanente de decir cosas y creemos que las decimos de forma precisa, bien dicha, tanto, que nos descontrola un poco no ser comprendidos y disfrutamos escucharnos a nosotros mismos articular discursos majestuosos y rimbombantes que, pensamos, mucho dirán de nuestra agudeza intelectual.

En la actualidad se ha dado un peso importante a la acción de escuchar como parte de las prácticas de comunicación, sin embargo, a pesar de los mecanismos instalados de escucha, las organizaciones tienen ahora un nuevo problema: cómo interpretar eso que “escuchan” y después qué hacer con eso que entienden de lo que escuchan. 

Nuestros esfuerzos por mejorar la comunicación a partir de la escucha son infructuosos si las organizaciones no están dispuestas o simplemente no tienen la agilidad para reaccionar a la escucha.  

El contexto actual lo ha vuelto mucho más evidente, la capacidad para reinventarse por parte de las organizaciones a partir de su escucha, de ser receptivos a las necesidades de las audiencias y responder con acciones, ha marcado una diferencia. 

Es crudo reparar en lo poco que escuchamos como personas y, por lo tanto, lo mucho que eso afecta la cultura de la escucha en nuestras organizaciones e instituciones de todo tipo.  

La práctica de la escucha que se ha extendido, y sobre la que cada vez se pone más énfasis, nos está enseñando mucho acerca del tipo de comunicación de nuestras organizaciones, evidenciando lo asimétricas y verticales que son nuestras prácticas de comunicación de todo tipo y explicando un poco el diálogo de sordos en el que se ha convertido la conversación pública. 

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Related posts