Con el CPTPP México tiene la posibilidad de estar a la vanguardia comercial, señalan en el Senado

Comisiones del Senado de la República escucharon a representantes de diversas industrias nacionales y del sector empresarial sobre los beneficios y riesgos del Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP).

En reunión de trabajo, el senador Teófilo Torres Corzo, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores Asia-Pacífico, señaló que el Senado de la República analizará a profundidad el contenido del CPTPP, pues frente al contexto internacional, es necesario consolidar la presencia de México en el mundo a través de la profundización de las relaciones estratégicas y el establecimiento de nuevos socios.

“El CPTPP se presenta como una oportunidad para lograr estos objetivos”, y a pesar de la salida de Estados Unidos del TPP en 2017, se demostró que las once economías restantes que impulsaron este acuerdo “se encuentran decididas a continuar por el camino de la apertura comercial y de la cooperación económica”, acotó.

Dijo que la negociación del acuerdo transpacífico no es nueva en la agenda del Senado, “durante más de cinco años los senadores de la República hemos seguido de cerca la negociación mediante la conformación de un grupo plural de legisladores que pudimos acompañar al equipo negociador en diferentes rondas”.

El senador Teófilo Torres Corzo insistió en que el compromiso de las y los senadores de la República “es contribuir conscientemente y con seriedad al análisis y proceso legislativo del CPTPP, siempre y cuando signifique para México mejores herramientas para su desarrollo integral”.

La senadora Laura Rojas Hernández, presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores, expresó que en el Senado “entendemos la necesidad de impulsar una política de apertura comercial y de incentivar la participación de México en la economía mundial”.

Dijo que el fortalecimiento de la integración regional, de la promoción del fomento industrial y de la innovación contribuyen al crecimiento económico de nuestro país.

“Hoy el comercio internacional está en una encrucijada: por un lado, nos encontramos ante el resurgimiento de tendencias proteccionistas, como en Estados Unidos, y de prácticas discriminatorias que distorsionan el comercio.

“Por otro lado, hay países que ven en el libre comercio un mecanismo para insertarse en el mundo, tener presencia en otros mercados, fortalecer sus economías e incentivar su desarrollo. Ésta última claramente ha sido la postura de México por más de dos décadas”, señaló.

Indicó que la apertura de los mercados, la integración económica y la cooperación internacional son herramientas para la creación de oportunidades, “somos una de las economías más abiertas del mundo, contamos con una amplia red de tratados de libre comercio con 46 países y con 32 acuerdos para la promoción y protección recíproca de las inversiones”.

El senador Héctor Larios Córdova, presidente de la Comisión de Comercio y Fomento Industrial, expresó que el Senado está totalmente abierto al diálogo con todos los actores involucrados en este proceso, ya que “tarde que temprano tenemos que tomar una decisión, es el propósito de todo este ejercicio”.

La decisión que se debe tomar, es si este Senado ratifica el Tratado antes de concluir su periodo ordinario de sesiones o lo deja sin ratificar, señaló.

Reconoció que hay manifestaciones de preocupación o de posiciones adversas a que se ratifique, por lo que “las vamos a escuchar a todas y valorar”.

En su exposición, el subsecretario de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía, Juan Carlos Baker Pineda, aseguró que con el CPTPP “México tiene la posibilidad de estar a la vanguardia comercial, primero con un tratado moderno, que nos pone en una buena paridad con los países de Asia-Pacífico”.

“El CPTTP nos abre un mercado a seis países potenciales, con los cuales ya teníamos un comercio importante, un comercio que sobrepasa los 3 mil millones de dólares”, dijo.

Baker Pineda comentó que de acuerdo a un estudio realizado por el Peterson Institute, el TPP11, las exportaciones mexicanas se incrementarían en 6.7 por ciento, además una de contribución hasta del 1.5 por ciento al PIB de nuestro país.

“Por el lado económico, por el lado de las oportunidades que existen, sin duda hace sentido que México permanezca en esta iniciativa”, añadió.

El funcionario de la Secretaría de Economía señaló que nuestra planta productiva merece que tengan las opciones para poder participar hacia otros mercados, para poder diversificar sus fuentes de proveeduría y que como actores económicos tomen la decisión que convenga más a sus intereses.

“México está en el centro de todo lo que está pasando a nivel comercial y tenemos la posibilidad de ser líderes en este rubro”, aseguró el subsecretario Juan Carlos Baker.

Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), refrendó el compromiso de los empresarios de México de impulsar el libre intercambio y la apertura comercial, como motor del crecimiento y desarrollo para la población.

Recordó que en los últimos 25 años, la apertura comercial ha permitido la modernización de nuestra economía; mayores tasas de crecimiento en muchos lugares y regiones del país; así como un aumento de la oferta, la calidad laboral, el acceso de la población a productos variados, competitivos, con mejores precios y calidad.

“Trabajaremos junto con el gobierno para lograr condiciones tanto internas como externas que favorezcan una correcta y justa implementación del mismo, siempre con el objeto de promover y defender el empleo y la inversión en México, así como la conectividad y competitividad hacia el mundo”, refirió.

Señaló que el TPP representaba, en 2016, más del 13 por ciento del Producto Interno Bruto mundial y sus miembros realizaron operaciones de comercio por 4 mil 827 millones de dólares.

El TPP11 incorpora disciplinas del siglo XXI, como comercio electrónico y economía digital, telecomunicaciones, así como disposiciones en materia laboral, ambiental, empresas del Estado, entre otras, refirió.

Por otro lado, dijo, con este acuerdo los productos mexicanos tendrán acceso a seis nuevos mercados: Australia, Brunei, Malasia, Nueva Zelanda, Singapur y Vietnam, que suman ellos 157 millones de consumidores potenciales.

Aceptó que existen sectores manufactureros que se enfrentan con grandes retos ante esta nueva apertura del TPP11, tanto en el mercado interno como en las exportaciones, entre ellos el sector de la moda, el textil, el calzado y el vestido.

José Cohen Sitton, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Textil (CANAINTEX), manifestó que el acuerdo es una “amenaza real” para la viabilidad de la industria mexicana del textil y del vestido.

Explicó que el principal problema es que Vietnam, uno de los principales exportadores de textiles, tiene una economía no de mercado, donde persiste una importante participación del Estado y que se combina con un mecanismo incluido en el Tratado llamado “lista de escaso abastecimiento” o “short supply list”, que le permitirá incorporar una gran cantidad de insumos chinos en sus exportaciones.

Indicó que competir con esa nación en dichas condiciones, ubicará a la industria mexicana en una situación desfavorable y advirtió que, con la entrada en vigor de este capítulo del CPTPP, se pronostica la emitente erosión de ambos sectores productivos de manera casi inmediata y una pérdida de 150 mil empleos formales.

Precisó que CANAINTEX no se opone a este instrumento comercial, pero sí a que la industria del textil-vestido sea expuesta a condiciones de intercambio comercial altamente desfavorables, por lo que pidió a las autoridades que promuevan la suspensión de la lista de escaso abastecimiento, implementen acciones al interior del país para hacer frente a la ilegalidad que afecta al sector.

Cohen Sitton dejó en claro que nunca han pedido ni pedirán proteccionismo, al contrario, “estamos a favor de un libre mercado y de la libre competencia; estamos dispuestos y preparados a competir con el piso parejo con economías de mercado que permitan una sana competencia y leal”.

Luis Gerardo González, presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Calzado (CANAICAL), hizo un llamado a los senadores para que se mitiguen los daños que generará la entrada en vigor del Tratado, pues de lo contrario la afectación a la inversión productiva y el empleo tendrá importantes consecuencias de tipo social y económico.

Dijo que este instrumento internacional representa un riesgo y aclaró que la presencia de esta industria en el foro “no se debe interpretar como una muestra de que avalamos el 100 por ciento de la ratificación del Acuerdo” por parte del Senado.

Refirió que hay estudios que muestran que, en menos de 5 años, se perdería el 40 por ciento del mercado interno, y con ello, a grandes empresas de capital nacional. No se puede apostar a un modelo en el cual entreguemos el mercado a marcas extranjeras, quienes introducen su mercancía al país con sus propios canales de distribución y que pagan bajos sueldos.

Pidió a la Secretaría de Economía y a la Cámara de Senadores abrir y promover un amplio mecanismo de consulta con el sector empresarial, a fin de discutir los impactos negativos del Tratado, negociar cartas paralelas con Vietnam y Malasia, y que se implemente una agenda para el combate a la ilegalidad.

Rogelio Pérez, de la Asociación Mexicana de Exportadores de Carne, señaló que en el caso de este sector se contemplan plazos que le permitirán desarrollarse y seguir creciendo. Reconoció que para esta industria hay una oportunidad para tener un mercado importante y representa una competencia justa y con piso parejo.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y el Acero (CANACERO), Guillermo Vogel Hinojosa, mencionó que el CPTPP induce a que se opere con principios de mercado y destacó que México está en una posición muy ventajosa, por lo que podrá tener “un despegue muy importante”.

Durante la realización de este encuentro, participaron también Ulises Granados, académico del ITAM, Alfonso Cano, Presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Conservas Alimenticias (CANAINCA), y Juan Manuel Ramírez González, Presidente de la Asociación Nacional de Productores de Cítricos.

 

Related posts

Coméntanos