Cortando Rábanos

Por Frino

 

Este fin de semana Carlos Slim intervino en las campañas declarando que “cancelar la construcción del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, sería un golpe al desarrollo del país”. A decir del multimillonario, “los candidatos no deberían opinar sobre un proyecto que ya está en marcha”. De entrada, es sospechoso que justo ahora le dé por hacer declaraciones.

Por otro lado, no parece descabellado escuchar a los grupos ecologistas que aseguran que el suelo de Texcoco, por sus condiciones lacustres y hundimiento permanente, es el menos viable de la región; de allí la propuesta de AMLO sobre habilitar más pistas en los dos aeropuertos ya existentes, evitando un gasto innecesario. Lo cierto es que después de historias como el socavón en el Paso Express, las anomalías en el contrato del tren México-Querétaro y la construcción del Teleférico, hay motivos de sobra para desconfiar de que la motivación para elegir Texcoco como sede del nuevo aeropuerto sea “el desarrollo”.

En este contexto, las declaraciones de Slim parecen más bien servir a la campaña de descalificación contra quien va encabezando las encuestas electorales. Casualmente, es también por el uso de un taxi aéreo que en las redes se ha desatado la condena a López Obrador… ¿Y cuándo empezaremos a discutir los verdaderos temas nacionales? Voy con mis rábanos:

Hay vuelos de golondrina
de tortolita o gorrión
hay altos vuelos de halcón
o brinquitos de gallina.
Se orienta entre la neblina
el murciélago y es cierto
que a veces a cielo abierto
se mira algún zopilote
…más no falta el guajolote
que opine del aeropuerto.

“México está en movimiento”
insiste el ejecutivo
pero yo nada percibo
por más que me pongo atento
¿Será que avanza muy lento
o es veloz y me equivoco?
¿O será que en torno a un foco
giramos cual palomilla
y Slim, detrás de la silla,
sueña que compra Texcoco?

Hoy reavivan las campañas
el tema del aeropuerto
hay quien habla de un acierto
y otros creen que son patrañas.
¿Será tal vez que con mañas
buscan que sea su rehén
este país, y es también
(como dijeron de Rusia)
parte de una guerra sucia
contra de Ya Sabes Quién?

Es obvio que Slim opina
por el PRI y sus intereses
y a Los Pinos, en tres meses,
irá a exigir su propina.
Decidir si se termina
o no aquella construcción
merece una evaluación
de todo un comité experto:
si Slim quiere su aeropuerto
es mejor darle el avión.

 

www.cortandorabanos.blogspot.mx

Related posts