Cortando Rábanos

Por Frino

 

La derrota electoral del PRI y el triunfo de Andrés Manuel abren la posibilidad para un México distinto: un proyecto de país menos clasista y más incluyente. No es un asunto de fresas contra chairos, se trata de entender que restableciendo el Estado de Derecho ganamos todos. Cuarenta años de gerencias neoliberales nos han demostrado que de nada sirve la retórica del progreso si no se traduce en una vida mejor para las mayorías. De poco valieron esta vez las campañas del miedo, las descalificaciones, los intentos de lucrar con la pobreza y la necesidad; millones de mexicanos, millones de “daños colaterales” del actual sistema económico y político, fueron a las urnas para decir que ya no están de acuerdo con que se les deje fuera. Y hablaron. Acá mis rábanos:

 

Yo soy de los olvidados
la etiqueta no me ofende,
soy la señora que vende
verduras en el mercado.
Soy un diario censurado
la nota que no se dijo,
la mano que al crucifijo
se aferra en su última etapa,
la madre en Ayotzinapa
que sigue buscando a su hijo.

Soy la injusta acusación
que a Nestora envió al presidio
y en cada feminicidio
soy rabia e indignación.
Ricardo Flores Magón,
Francisco Ignacio Madero,
el México verdadero
al que acusan de ignorancia
quienes creen que la abundancia
es acumular dinero.

Soy el paisano que al norte
se fue a buscar su destino,
soy el pie que hace camino
sin visa ni pasaporte.
El empleado al que un recorte
le negó indemnización,
la libertad de expresión
que se otorga a quien conviene
y ese niño que no tiene
acceso a la educación.

Soy apenas una muestra
del México que más duele
el que no sale en la tele
pero que agallas demuestra.
Ante la Estafa Maestra
seré la investigación,
en los acordes de un son
seré el arpa que en su arpegio
grita: ¡NO MÁS PRIVILEGIOS
BASTA YA DE CORRUPCIÓN!

Soy también el campesino
al que quitaron su tierra,
soy Miroslava en la Sierra
denunciando a su asesino.
Soy el México genuino
no el de la publicidad,
la dolorosa mitad
de un México insatisfecho
que hoy exige su derecho
a vivir con dignidad.

Soy la voz de una cultura
con riqueza extraordinaria,
sabiduría milenaria
que en la memoria perdura.
Música y literatura
de José Alfredo a Sor Juana,
soy la voz de una jarana
que te murmura al oído:
HEMOS VUELTO DEL OLVIDO
SIN NOSOTROS, NO HAY MAÑANA.

 

www.cortandorabanos.blogspot.mx

 

Related posts

Coméntanos