Covid-19, “guerra biológica”, reordenamiento económico global y oportunismo de la derecha en México

 

Por Guillermo Torres

La más grave crisis sanitaria de la humanidad en los últimos tiempos, provocada por un virus de laboratorio y plantado con total premeditación. Algo similar al AH1N1 en 2009, solamente que, en esta ocasión, además de la manipulación mediática de los medios masivos de comunicación, sí posee una amplia letalidad.

Aunque no deja de ser uno de sus principales factores el miedo infundado y la teoría del shock para inmovilizar a sus víctimas, en mayor medida que la enfermedad provocada, con un doble beneficio para los dueños del mundo, en su pretendida reducción poblacional a nivel planetario para que el negocio siga redituando de acuerdo a sus planes.

El target principal de esta guerra es Asia, China como objetivo principal, Italia y el Banco Ambrosiano que, entre otras cosas, tiene una estrecha relación con la fábrica de armamento más grande del mundo.

De ahí a donde se pueda propagar geométrica y exponencialmente es ganancia. A diferencia de 2009 que el objetivo fue México, como reivindicación de facto de un régimen espurio y pusilánime, encabezado por Felipe Calderón, aprovechado de manera hábil y elocuente por sus huestes para endeudar a México con préstamos que incrementaron la deuda pública, además de cobrar el seguro de la OMS y echar mano de todo lo posible para desviar esos recursos a sus bolsillos. De paso el control social no fue lo de menos.

Ahora, con esta pandemia, ya como una oposición derrotada, inoperante y desesperada, igual que en aquella época, el representante más visible de la ultraderecha reaccionaria en México igual encabeza un esquema de terrorismo mediático, a diferencia de aquella época, donde además blandía un planteamiento coercitivo con la utilización del Estado y sus instituciones.

Lo cierto es que hoy en día busca, por medio de ello, no solamente golpear políticamente al gobierno de México, sino reivindicar a su fraudulento y espurio, igual que su gobierno, partido recién creado en medio de irregularidades e ilegalidades: México Libre.

Teniendo como sus principales aliados, claro, además del crimen organizado que hoy le sigue haciendo el favor de sembrar el terror en todo el país, principalmente en los estados gobernados por el PAN y el ya casi extinto PRD; los periodistas y medios esbirros, cooptados, vendidos, y aún ofendidos e incómodos por una alternancia democrática y popular que plantea una transformación de fondo y una nueva correlación de fuerzas basada, principalmente, en el combate a la corrupción y la atención de los sectores más desfavorecidos de la población.

Como siempre han estilado esa dupla de medios y ultraderecha, plantean una oposición gris y mediocre en medio de rumores, mentiras, noticias falsas y todo lo que pueda abonar a lo que siempre han entendido y ejercido que es engañar al pueblo y hacer fraude una y otra vez bajo cualquiera de sus formas y esquemas.

No hay un debate y planteamiento serio, propio y digno de un espectro político fortalecido, concentrado en las necesidades y exigencias sociales de la reforma que México exige. Sigue siendo para los criminales y traidores a la Patria, de siempre, un medio de enriquecimiento ilícito este país, y la política un empleo bien remunerado en el mejor de los casos, o incluso un negocio negro e implícito para garantizar a ellos mismos y sus amos todo lo que tienen por mandato, desangrar al erario y explotar a la población en un estado de esclavitud virtual, que ha rayado en lo explícitamente descarado.

Esa es la única “alternancia” que pretenden imponer por alternativa al pueblo mexicano, encabezada dicha oposición por un alcohólico enajenado de la realidad y obsesionado con seguirse enriqueciendo a costa del entreguismo y la dilapidación del erario público.

Siempre fortalece la democracia la pluralidad y el debate, lo cierto es que estos personajes surrealistas pretenden mantenerlo al margen de la racionalidad y la razón humanas, se basan en las ocurrencias y contradicciones regidas por una doble moral y una serie de contradicciones que son más propias de una historieta cómica que de una “institución política, como lo es el PAN y sus partidos periféricos.

Hoy más que nunca buscan reciclar criterios abyectos en las presuntas nuevas generaciones de México, como es el caso del senador Samuel García, advenedizo e improvisado político que perfilan para la gubernatura de Nuevo León, teniendo como cantera toda clase de artimañas y manipulación por planteamiento político.

Quizá si de verdad se enfocan en representar al pueblo, que es para lo que le han elegido, si ejerciera su trabajo de manera formal, seria y responsable, aun con todas las carencias y lagunas que la derecha representa por antonomasia, seguramente que algo más congruente saldría de sus planteamientos para servir a este dolorido México, urgido de patriotas que, sin importar su color, velen por lo que hoy en día se necesita: sumar, abonar, trabajar.

Caso contrario en este momento, se cuelgan de una absurda guerra contra la humanidad. En medio de esas sobras y despojos de una perversa guerra geopolítica es donde se sienten un poco guarecidos y fortalecidos.

Related posts

Déjanos un comentario