Curvy, el arte de pensar en grande

Por Lucy Ferreira

No sólo somos carne y simpatía. También somos imagen, seguridad y queremos vernos bien. Las gordas no queremos estar ligadas a la idea de fodonguez porque sí nos gusta vestir a la moda. El cuerpo es la percha pero la mente y el corazón definen a las personas como realmente son…

Desde hace muchos años la sociedad mexicana ha ido cambiando radicalmente la idea de cuerpos femeninos estéticos, perfectos y maravillosos.

En los años 40 y 50, en plena época de oro del cine mexicano, las mujeres deseaban tener la imagen de las estrellas de la pantalla grande del momento.  Cuerpos curvilíneos y dotados de carne que hacían “babear” a más de cien.

Cómo olvidar a Ninón Sevilla, “Meche” Barba o a la misma María Antonieta Pons quienes, voluptuosas y con su perfecta anatomía, movían sus caderas anchas al ritmo del encanto masculino.

En aquellos años surgieron los primeros diseñadores mexicanos con propuestas y estilos dirigidos a la sociedad y para vestir a las grandes actrices. Ahora, más de 60 años después, la industria del diseño de modas sufre un nuevo impulso y no sólo la moda ha buscado posicionarse en los estilos de la mujer actual, sino que busca nuevos horizontes con públicos rezagados en la moda que hasta hoy cobran importancia.

 

 

En la actualidad la figura de la mujer ha cambiado. De voluptuosas bien formadas a famélicas, o sea, tan delgadas que se les notan los huesos.

Hoy, las mujeres de las pantallas son flacas y semejan trastornos alimenticios como anorexia y bulimia, enfermedades relacionadas con la apariencia y el mundo de la  moda. Vestir a Keira Knightley, Jaqueline Bracamontes, las hermanas Olsen, Belinda, o Anahí, no requiere tanta tela y los números en las tallas se minimizan  en un codiciado cero.

Los diseñadores ahora contemplan los modelos de la ropa basándose en esta minoría de mujeres y la vanguardia en la moda se refleja en tallas pequeñas.

Las tallas grandes en la moda

El gusto de las mujeres es de todo tipo, hay a quienes no les gusta enseñar, hay quienes sí. Las mujeres gordas no tenemos porqué no ser consideradas en la moda.

En su blog Procurvas y Más medidas, Dana Carrillo cita lo siguiente:

“Aún no logro entender en qué se hace la diferencia que nosotras no seamos una fuente de ingresos para los grandes diseñadores de moda, somos mujeres que trabajamos o generamos dinero de alguna manera. Necesitamos vestirnos, calzarnos y maquillarnos. Todo sería más fácil si las mujeres con curvas pudiéramos ver modelos y maniquíes que fueran parecidas a nosotras para saber que podemos ponernos o en qué lugares podemos comprar ropa de nuestra talla”.

Las tallas grandes en la moda mexicana

“Hace 20 años, ¿Usar unos jeans? ¡Ni en sueños!, a menos de que tuvieras VISA para ir a comprarlos al otro lado o que tuvieras familia o conocidos allá para encargarlos”, dice Paloma Santiago, una clienta del departamento de plus size en Liverpool

Es idílico pensar que el mercado de las tallas grandes en México se origina con la aceptación de la sociedad por la diversidad, no sólo de creencias y gustos, también por el físico.

Hace 15 años era imposible encontrar un vestido de talla extra grande que fuera bonito, acorde a la moda de aquel momento, sin mencionar o imaginar que fuera de buena calidad. La ropa de talla extra grande, ahora llamada Curvy.

Unas de las primeras tiendas en vender ropa extra grande en México fue Suburbia, con la marca La Mode, sin embargo, los diseños eran aseñorados, blusas de rayas y flores, pantalones negros, como si de la cintura para arriba fuera a un carnaval y de la cintura para abajo a un velorio.

La ropa de tallas extra grandes estaba diseñada para cubrir la gordura de las mujeres, no para vestirlas. No importaba si lucían bien o si los diseños eran modernos y favorecedores, la ropa estaba hecha para tapar  grandes cantidades de piel sin la menor intención de que mejoraran la apariencia.

Después, otras tiendas departamentales comenzaron a ampliar su oferta de diseños curvy, como Liverpool, Sears y Placio de Hierro, pero los diseños no mejoraron, sino hasta que comenzaron a vender marcas extranjeras, como Ralph Lauren, Calvin Klein, Levis, Donna Karan, Jones New York, entre otras, que no sólo fueron las primeras en ofrecerse tallas amplias en Estados Unidos, también en México, pero muchas dejaron de venderse en México. No todas pueden pagarse.

 

El costo de las prendas de diseñadora de tallas extra grande supera hasta en un 30 por ciento el costo de los mismos diseños de tallas regulares. Si quieres vestir bien, a la moda y de diseñador, no sólo cuesta tiempo y esfuerzo en encontrarlas, también cuesta  mucho más dinero.

La diseñadora, actriz y comediante, Melissa McCarthy, quien siempre ha sido una mujer con sobrepeso, decidió lanzar una línea de ropa para mujeres de tallas grandes después de que fuera rechazada por varios diseñadores para confeccionarle un vestido para asistir a una ceremonia de los premios Óscar.

McCarthy dijo en una entrevista para la revista Refinery 29, que a ella no le gusta la segregación que hacen las tiendas, al referirse a las tallas Plus: “Es como si te hicieran sentir como si no tuvieras lo que el mundo tiene y, siendo así, hay que ir a comprarlo a la sección de llantas”.

Tiendas para comprar ropa tallas grandes

I Love Curvy

Es una marca mexicana, se vende en su sitio de internet, tiene diseños que van de las tallas 36 a la 44. Hacen envíos a todo México.

Soy de Liverpool

Es una marca mexicana que se vende en Liverpool. Tiene tallas de la 36 a la 44. Se vende en  todas las tiendas departamentales del país y por internet.

Lane Brayant

Boutique estadounidense que vende desde pantalones de mezclilla hasta vestidos de noche, pasando por ropa deportiva y lencería

Forever 21

Ropa de muchos estilos en tallas de la 1X a la 3X. Tiene tiendas en algunas ciudades de México, también se puede conseguir en su sitio de internet

Violeta by Mango

Es una marca de ropa española que se puede comprar en línea o en el Palacio de Hierro, va de la talla 30 a la 44 considerada marca de ropa con el término “fast fashion”, quiere decir que es ropa que es actual en cuanto a tendencias de moda a un precio asequible para casi cualquier presupuesto.

Old Navy

Ropa casual hasta la talla XXL (42,44). Tienen tiendas varias ciudades de la República Mexicana y también puede comprarse en línea.

La industria de la moda en México

En 2011 el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (CANAIVE) dieron a conocer los resultados de un estudio con más 16 mil personas para saber las medidas de la población mexicana y así saber qué tipo de cuerpos tenían los mexicanos y qué tallas son las que debería producirse.

El entonces presidente de la CANAIVE,  Marcos Cherem, dijo que en 2009, la fabricación de tallas extra en México había aumentado cuatro veces en comparación de la década de los 90 y la tendencia sigue en aumento.

Si bien es cierto que es una ventaja que ahora haya muchas más apertura al mercado de tallas grandes, no solucionará los problemas de obesidad que hay en el país.

Related posts