De 4 años de espera a 65 días para el Mundial Rusia 2018

Por Christian Marín

La espera cada vez es menor. Son casi cuatro años los que todo apasionado al futbol ha esperado. Pareciera que fue hace unos pocos meses que se disputó el último mundial de fútbol. Aquel torneo organizado por Brasil en 2014, dónde sucedieron cosas hermosas para unos y algunas otras horribles para otros.

Recordado por ser el año en que Alemania ganó su cuarta Copa del Mundo con un futbol vistoso como protagonista. Brasil, el país sudamericano, el anfitrión que tuvo que dejar de lado sus problemas internos para poder realizar un digno mundial, el país que pasó una noche de pesadilla en Belo Horizonte, para ser exacto, en el Estadio Mineirao.

 La noche trágica que marcaría al futbol brasileño para siempre. Alemania daría cátedra de su potencial, imponiéndose 7-1 al país que jugaba con la verdeamarela.

Para algunos otros, mundial de nostalgia, el #NoEraPenal nos recordará una escena trágica para el fútbol mexicano, las esperanzas de poder llegar a un quinto partido se esfumaron en tan solo unos minutos. La Argentina de Lionel Messi a un paso de la gloria, pero un golazo de Mario Götze en tiempo extra  impediría que el astro argentino se proclamara como el mejor jugador de la historia.

Todos estos son algunos antecedentes que tendrá el próximo mundial a realizarse en Rusia. Algunas selecciones con nuevos procesos, varias de ellas requirieron de una reconstrucción total de equipo. A continuación hablaré de la forma en que llegan algunos países que participarán en la justa mundialista y que probablemente, sean los conjuntos a seguir.

Selección Nacional de México: Parecía en un principio que el proyecto de Juan Carlos Osorio con la Selección Mexicana prosperaría, pero las dudas en los últimos partidos jugados ante Croacia e Islandia han dejado más dudas que respuestas.

Las constantes rotaciones y la falta de un equipo base son las principales problemáticas mencionadas por los aficionados. México comparte grupo con Alemania, Suecia y Corea del Sur. Cabe mencionar que el primer partido que tendrán en Rusia será contra los actuales monarcas mundiales, lo cual no representa un panorama alentador.

Los otros dos rivales parecen más endebles en el papel. Pasar como segundo de grupo (lo que parece más probable) implicaría enfrentarse con el líder del Grupo E, nada más y nada menos que con Brasil, quién llega como uno de los favoritos para ganar el torneo.

Alemania: Sin duda alguna, Alemania representa el rival a vencer, no solo por ser el actual campeón del mundo, sino porque el proceso con Joachim Löw al mando continúa.

Con una gama enorme de jugadores, es capaz de hacer tres selecciones diferentes y todas con la capacidad de competir. Tenemos el ejemplo de la Copa Confederaciones, torneo que ganaron el año pasado con una selección “B” sin ocupar a sus principales figuras, partido que ganaron ante Chile, aunado a que el equipo sudamericano jugó con su plantel estelar. El panorama dentro de su grupo parece tranquilo, México, Suecia y Corea del Sur parecen ser rivales accesibles para los bávaros.

Argentina: Los albicelestes buscarán mejorar el resultado del anterior certamen. Tratarán de alzar el trofeo de la mano de Lionel Messi, quién buscará fungir como el principal artífice del campeonato.

El proceso del conjunto argentino ha dejado muchas dudas. Parece ser que Bauza no era el principal culpable del flojo desarrollo de Argentina en la eliminatoria de CONMEBOL, Sampaoli ha sufrido los mismos problemas. El panorama parece nublarse cuando el astro argentino no está en el campo.

Con Lionel Messi, Sergio Agüero y Ángel Di María, tratarán de realizar el mejor papel posible. Comparten grupo con Nigeria, Islandia y Croacia, rivales que pueden representar algunos contratiempos para la albiceleste de no mejorar su juego.

Brasil: Los verdeamarela buscarán desaparecer los fantasmas de hace cuatro años. Comandados por Neymar y ayudado por cracks como Philip Coutinho, Roberto Firmino, Gabriel Jesús, Thiago Silva, Marcelo, Casemiro, entre otros, lucen ser un rival complicado para cualquiera.

Tal vez es el equipo que llega más en forma por la gran eliminatoria que tuvieron en CONMEBOL. Tite tratará de regresarlos al lugar que se merecen. Comparten grupo con Suiza, Costa Rica y Serbia, en el papel, ningún equipo mencionado representa amenaza para la virtual calificación del Scratch.

España: La Selección Española tuvo un terrible mundial en el 2014, no pudo pasar de la fase de grupos. Quedó en el camino compartiendo grupo con Holanda, Chile y Australia, el único partido que lograron ganar fue contra los canguros.

Humillados ante Holanda y derrotados por Chile hicieron sus maletas rápidamente y esperan tener un borrón y cuenta nueva. Vicente del Bosque ya no es más el director técnico del conjunto ibérico.

Julen Lopetegui es el mandamás de la selección que tras una reconstrucción han logrado formar un equipo competitivo que es capaz de coronarse en Rusia. De la mano de Isco, Sergio Ramos, Gerard Piqué y Andrés Iniesta, intentarán repetir la hazaña del 2010 dónde se coronaron en tiempo extra ante Holanda en Sudáfrica con un gol de Andrés Iniesta. Comparten grupo con Portugal, Marruecos e Irán.

Francia: La Selección Francesa puede ser la más complicada e incómoda de enfrentar. Con una generación llena de jóvenes brillantes y jugadores experimentados buscan ser una de las protagonistas para Rusia 2018.

Encaminados por Antoine Griezmann, Kylian Mbappé, N’Golo Kanté y Osmane Dembélé lucen en el papel como una Selección que le puede competir a cualquiera y que tratará de resarcir su imagen después de perder la final de la última Eurocopa como anfitrión ante los portugueses. El grupo pinta accesible para los dirigidos por Didier Deschamps, conformado por Perú, Dinamarca y Australia son favoritos para quedarse con él.

 

Related posts