Desde hace 10 años, AMLO aseguraba que Bours estaba «protegido» en el caso de la Guardería ABC

Por Rivelino Rueda

El 25 de junio de 2009, a sólo 20 días de la tragedia en la Guardería ABC, Andrés Manuel López Obrador, en ese entonces autodenominado “presidente legítimo”, pidió castigo para los que consideró “responsables” de ese hecho, el entonces director del IMSS, Juan Molinar Horcasitas, quien falleció en 2015, y el exgobernador de Sonora, el priista Eduardo Bours Castelo.

“Tienen que ser juzgados esos dos”, lanzó hace ya diez años el hoy presidente de la República.

Apenas el 22 de mayo, el apoderado legal del IMSS, Francisco Morales Oviedo, presentó una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR) por la presunta responsabilidad de Bours Castelo en la tragedia de la Guardería ABC.

Para el 1 de junio de 2010, López Obrador recriminó el papel de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), al afirmar que los ministros habían absuelto a los responsables de la tragedia.

“Esto es una prueba más que los ministros de la Suprema Corte están al servicio de la mafia del dinero y del poder en México”, declaró en aquella ocasión en Veracruz.

El 3 de julio de 2010, AMLO fue más allá. Durante una gira por Sonora, manifestó que “la mafia del poder protege al exgobernador Eduardo Bours, porque es gente cercana a la lideresa sindical Elba Esther Gordillo y al aspirante presidencial priista Enrique Peña”.

Para el 27 de mayo de 2011, a unos días de cumplirse dos años de la tragedia, López Obrador reiteró, también de gira por Sonora, que la tragedia en la Guardería ABC “es una muestra de la impunidad que impera en el país”.

“En víspera de la elección para gobernador, en 2009, tanto panistas como priistas  lanzaban acusaciones mutuas, pero una vez que terminó el proceso, se olvidó por completo del asunto y se protegió a los responsables, en lugar de castigar al exgobernador Bours”, sostuvo.

Criticó además que las cúpulas del PRI y del PAN “se burlaron de la gente y resulta lamentable que pierdan la vida niños inocentes, que es una tragedia dolorosa, y no se castigue a nadie”.

Ya como precandidato presidencial por segunda vez consecutiva de la coalición PRD-PT-Convergencia, en marzo de 2012, López Obrador llamó a la población, en Ciudad Obregón, Sonora, a “no olvidar una tragedia tan lamentable, que muestra el grado de podredumbre en el régimen político del país, porque se pierden vidas humanas, de bebés, de niños, y eso duele, y lo utilizan políticamente el caso, manipulan a la gente con propósitos electorales y luego predomina, reina e impera la impunidad y hasta el olvido”.

Al cumplirse tres años de la tragedia, y ya como candidato presidencial, AMLO dijo que “es mucho lo que ha dejado de enseñanza esta lamentable tragedia” de la Guardería ABC.

“Primero, el afán privatizador, el querer privatizarlo todo. Anteriormente las guarderías las manejaba el IMSS, de manera directa, pero decidieron privatizarlas y se convirtieron en negocio, a pesar de que está de por medio la seguridad de los niños”, expuso.

El 5 de junio de 2014, ya en el proceso de formación de Morena como partido político, AMLO lamentó que en la campaña presidencial, Enrique Peña Nieto se haya reunido con los padres de los niños muertos en la tragedia de la Guardería ABC y que les haya ofrecido que iba a haber justicia.

“Sólo los engañó. Se tiene que castigar a los responsables, que son de la cúpula del PRI y del PAN. Actualmente tienen nada más detenido a un funcionario menor, pero están libres el exgobernador Eduardo Bours Castelo  y el panista Felipe Calderón Hinojosa”, mencionó.

En la denuncia que presentó el IMSS contra Eduardo Bours, el pasado 22 de mayo, también se menciona que la Guardería ABC se encontraba  financiada por el Seguro Social y era administrada por los particulares Gildardo Francisco Urquides Serrano, extesorero estatal del PRI; Marcia Matilde Altagracia Gómez del Campo Tonella, familiar de Margarita Zavala, y Sandra Lucía Téllez Nieves, esposa del subsecretario de Ganadería de Bours.

Related posts