El casorio, un tango que va de lo familiar a lo sociopolítico 

 

Gloria Reyes

 

 

El casorio fusiona dos hechos culturales que han marcado a los argentinos: el tango y la dictadura. El primero es, sin lugar a duda, la expresión popular musical y dancística más destacada de la cultura argentina, y, por lo que respecta al periodo de dictadura militar del siglo XX que se vivió en Argentina es uno de los momentos de la historia contemporánea de ese país que ha marcado a varias generaciones.

 

La propuesta se escenificará del jueves 22 al domingo 25 de noviembre, cuatro únicas funciones, en el Teatro Benito Juárezbajo la dirección de Jorge Bartolucci y Elisa Rodríguez. La coreografía se desarrolla durante el aniversario de bodas de los jefes de una familia. A partir de esta escena, el ambiente y los personajes se transformaran con caracteres dispares, tanto desde el punto de vista físico como psicológico. Progresivamente la obra recorrerá diferentes aspectos de la vida familiar, social, cultural y política porteña.

 

En la puesta en escena se utilizará un lenguaje corporal intenso para transmitir diferentes emociones y situaciones en un festejo muy especial, cargado de reminiscencias de épocas que son evocadas a través de la música, la coreografía, el vestuario y el ambiente sonoro. A partir de allí, las imágenes buscan transmitir los incesantes intentos de acercamiento entre los personajes, no sólo mediante el drama y la sensualidad con que generalmente se etiqueta al tango, sino al recurrir también a la comedia, la ironía y el humor.

 

Con el concepto del tango, la compañía Íntimo Tango es la encargada de crear la pieza y apuesta por enriquecer las posibilidades escénicas del género al ofrecer un formato diferente que transita desde ambientes luminosos a momentos sombríos que demuestran la capacidad del tango para involucrarse en diferentes realidades.

 

Jorge Bartolucci, Carlos Blanco, Elisa Rodríguez, Jathan Sánchez, Karina Sánchez, Keren Sisay, Javier Torres y Valeria Vega serán los encargados de interpretar la historia.

 

Elisa Rodríguez realizó estudios de danza clásica y contemporánea en la Escuela Nacional de Danzas de Buenos Aires, Argentina. Emigró a México y trabajó en varias compañías de danza contemporánea como Ballet Teatro del Espacio y Ballet Independiente, en el cual desempeñó papeles protagónicos bajo la dirección de los principales coreógrafos del país. Fue premiada varias veces como mejor intérprete femenina y como coreógrafa. A la vez siguió desarrollándose también como maestra de técnica Graham. Sus estudios de tango los inició en Buenos Aires, en la Galería de Tango y en la Casa de la Provincia de Buenos Aires.

Jorge Bartolucci nació en Mar del Plata, Argentina, en el seno de una familia en la que el tango empezaba a bailarse desde muy temprana edad. Su madre le enseñó los primeros pasos a los siete años. También recibió el ejemplo de su papá y de sus tíos, especialmente de Aldo Bartolucci, reconocido bailarín marplatense. Participó como primer bailarín en los principales espectáculos de tango en México. Ha sido bailarín invitado en varios festivales internacionales y productor y director de diversos espectáculos de tango en México.

 

El casorio se presentará del 22 al 25 de noviembre, los días jueves y viernes a las 20:00 horas, el sábado a las 19:00 horas y el domingo a las 18:00 horas, en el Teatro Benito Juárez. (Villalongín 15, colonia Cuauhtémoc, cerca del Metrobús Reforma).

 

Boletos en Taquilla y en el sistema Ticketmaster. Localidades: 149 pesos, entrada general, con 50 por ciento de descuento, sujeto a disponibilidad y limitado a estudiantes de nivel básico, maestros, trabajadores de gobierno e INAPAM con credencial vigente. Aplican restricciones.

 

Related posts