El pez dorado

“Una fábula sobre el desarraigo, la marginalidad y el exilio; por un escritor de raza”: María Guelbenzu, crítico literario del diario español El País.”

 

Por Erik Casas

 

Tras repasar la lista de escritores que han recibido el Premio Nobel de Literatura desde 1901 a la fecha, me doy cuenta, tristemente, que no conozco a la gran mayoría de los 116 galardonados hasta ahora, sobra decir que tampoco he leído sus obras.

 

Quizá por ello, vergüenza obliga, y también porque el módico costo de 90 pesos era una razón más, me animé a comprar en el pasado Remate de Libros 2015 un paquete de tres libros, publicados por Tusquets Editores, del francés J.M.G. Le Clézio (para los cuates Jean-Marie Gustave), quien ganó el codiciado premio en 2008, y que incluye los títulos: El Pez Dorado, Desierto y La Cuarentena.

 

Le Clézio, nacido el 13 de abril de 1940 en Niza, es el penúltimo de 15 escritores galos en haber recibido el importante premio (Francia es el país con más autores reconocidos con el Nobel de Literatura, seguido por Estados Unidos con 11, Alemania con 10 y el Reino Unido con 9), debido, según la página oficial de la Academia sueca, a que es un “escritor de nuevas desviaciones, aventuras poéticas y éxtasis sensual, explorador de una humanidad más allá y por debajo de la civilización reinante”.

 

¡Que buen rollito el de los académicos vikingos para definir la obra de Le Clézio! Lo cierto es que con apenas un libro leído de sus más de 50 publicados, uno no tiene muy claro si se trata de un “escritor de nuevas desviaciones, aventuras poéticas y éxtasis sensual”. Yo sólo puedo decir que me gustó el primer contacto con el que es considerado por la revista Lire como el mejor escritor francés vivo.

 

En El Pez Dorado (publicado en 1997), Le Clézio narra la azarosa historia de Laila, una niña marroquí, perteneciente a la tribu Hilal, quien es raptada a los seis años en su pueblo y posteriormente vendida a la anciana Lalla Asma (Azzema), judía española, quien la instruye en total reclusión.

 

Tras la muerte de la anciana, ocho años después, Laila es obligada a huir e inicia con ello una vida de persecución, desventuras, marginalidad y peligros que la llevará de Marruecos a Melilla, para después recorrer España y recalar en París, donde aprenderá que la Ciudad Luz no es tan brillante para los que mal sobreviven en los suburbios.

 

Serán los libros, pero sobre todo su pasión por la música, a pesar de quedar sorda de un oído en un accidente, su tabla de salvación, pues convertida en pianista y cantante de jazz, Laila encuentra la forma de abrirse paso y dejar atrás una vida de servidumbre que la condena a la más absoluta pobreza en un país donde nunca dejará de ser una extranjera.

 

“Una fábula sobre el desarraigo, la marginalidad y el exilio. Por un escritor de raza”, escribió sobre este libro José María Guelbenzu, crítico literario del diario español El País. Y sí, coincido, sobre todo con la última parte, y es que Le Clézio con su depurado estilo narrativo nos hace vivir, y sufrir, la suerte de Laila.

 

Libro recomendable del escritor francés que ha vivido entre nosotros, radicó algunos años en Morelia, y quien no en balde ha sido honrado y reconocido con el Nobel de Literatura, aunque sea aquí, en la designación de los galardonados, donde año con año, tengan lugar las discrepancias y desacuerdos, pues no faltan los especialistas que consideran que son otros los que tengan más méritos.

 

Y es que no escapa a la memoria el que en 114 años de historia, desde que en 1901 se le entregó el primer Nobel de Literatura al francés Sully Prudhomme, han habido “graves” omisiones a juzgar por los que saben del tema, como Marcel Proust, James Joyce, Vladimir Nabakov, Franz Kafka, Jorge Luis Borges, Julio Cortázar, Augusto Roa Bastos, Liev Tolstói, Emile Zola, Henrik Ibsen, Paul Valéry o Benito Pérez Galdós, entre otros.

 

Controversias sesudas aparte, lo cierto que es la experiencia con El Pez Dorado invita a seguir leyendo a Le Clézio en el futuro, pues ciertamente se trata de un “escritor de raza”.

 

Ficha

LE CLÉZIO, Jean-Marie Gustave. “El pez dorado”.

Ed. Tusquets Editores. Pp. 229. 1997

 

Personajes principales

Laila

Lalla Asma (Azzema)

Huriya

Nono

Hakim

El Hadj

 

Lideran los galos

Estos son los escritores franceses que han recibido el Premios Nobel de Literatura:

Año                 Escritor

1901                Sully Prudhomme

1904                Fréderic Mistral

1915                Romain Rolland

1921                Anatole France

1927                Henri Bergson

1937                Roger Martin du Gard

1947                André Gide

1952                Francois Mauriac

1957                Albert Camus

1960                Saint-John Perse

1964                Jean-Paul Sartre*

1985                Claude Simon

2000                Gao Xingijan**

2008                Jean-Marie Le Clézio

2014                Patrick Modiano

 

* Sartre es junto con Boris Leonídovich Pasternak (1958), los únicos dos escritores en rechazar el Premio Nobel de Literatura. El primero alegó que la aceptación del galardón implicaría perder su identidad como filósofo; mientras que el segundo no aceptó debido la intensa presión del gobierno soviético.

 

** Xingijan tiene la doble nacionalidad china y francesa.

 

 

 

 

 

Artículos relacionados