En 2018, Inmujeres invirtió más en uniformes para apapachar a su personal masculino

Por Rivelino Rueda 

Foto: Edgar López (q.e.p.d.) 

Con 72 especificaciones para la confección de 180 trajes completos para caballeros, el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) erogó en el último año de gobierno de Enrique Peña Nieto un total de 410 mil 709 pesos para la adquisición de estos conjuntos, que fueron destinados a 45 empleados de esa dependencia. 

En cambio, la institución encargada de salvaguardar la equidad de género en México canalizó 327 mil 816 pesos (82 mil 893 pesos menos que los que se gastó para los hombres) para la compra de 160 trajes para dama (20 menos que los hombres), en donde sólo se establecen 15 especificaciones para su confección (57 menos que las de los hombres). 

De acuerdo con información pública que aparece en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT), esa institución –que estuvo acéfala de marzo a diciembre de 2018 tras la renuncia de Lorena Cruz Sánchez, por lo que su secretaria ejecutiva en ese entonces, Marcela Eternod Arámburu fue la responsable de la dependencia en ese periodo—priorizó a su personal masculino (tanto en número como en presupuesto) en cuanto al tipo de vestimenta de sus empleadas y empleados. 

Cada “uniforme para caballero” tuvo un precio por unidad de 1 mil 967 pesos y el Instituto Nacional de las Mujeres pidió al proveedor, Comercial de Trajes S.A. de C.V., cumplir con características específicas para la adquisición de estos trajes: “un saco recto, dos botones corte Slim o regular a elegir por el usuario, una camisa, un pantalón corte Slim o regular a elegir por el usuario, y una corbata”. 

Aquí puedes ver el contrato: 

http://web.inmujeres.gob.mx/SIPOT/INMXXVIII20185210593.pdf

En cambio, en los “uniformes para dama” –con un costo unitario de 1 mil 999 pesos, es decir, 32 pesos más que el de los hombres—la institución sólo pide como característica que sea “un saco, una blusa y un pantalón o falda”. 

Dos años antes, en 2016, el organismo federal no aplicó el mismo patrón que el del último año de gobierno de Enrique Peña Nieto. En aquel año, el organismo federal adquirió 35 uniformes para dama y 35 para caballero, con un costo total de 121 mil 765 pesos, de los cuales 67 mil 025 pesos fueron destinados a los trajes para las mujeres que laboran en esa dependencia, y 54 mil 740 pesos para los atuendos de hombre. 

La compra se realizó al mismo proveedor, International Sewing Company, S.A. de C.V., de acuerdo con la base de datos de la Plataforma Nacional de Transparencia en el rubro “Contratos de obras, bienes y servicios”, “Periodo 2015-2017”, del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), en donde también la variedad en las especificaciones para esas prendas es igualitaria entre mujeres y hombres. 

Ver documento: 

http://web.inmujeres.gob.mx/SIPOT/INMXXVIII201752100190.pdf

Pero no ocurre lo mismo en la compra de estos uniformes en el ejercicio presupuestal de 2018 en esa institución.  

Un ejemplo está en las especificaciones que se requieren para los sacos de vestir que se realizan en el caso de los hombres y en el de las mujeres que laboran en esa dependencia. 

Las características que Inmujeres estableció al proveedor para la adquisición del “traje de caballero 1”, en cuanto al saco de vestir, fueron: 

“Saco: Cuello de banano y con pie de cuello en fieltro de 2 pulgadas en combinación al color del saco. Delantero izquierdo con solapa de 2 pulgadas de ancho por 11 pulgadas de largo referido con la unión del cuello dirigido al filo del delantero. Sin ojal recto en la solapa. Presenta 2 ojales de botella de 1 3/8 pulgadas para recibir No. 32 con 4 orificios de 2 mm cada uno y al color de la tela. Presenta bolsa italiana para pañuelo con un ancho de boca de 3 pulgadas con aletilla de 7/8 de pulgadas. Ambos delanteros presentan bolsas con 2 vivos cada uno y con cartera de 2 pulgadas de ancho con una entrada de 5 pulgadas. Ambos delanteros presentan pinzas de ajuste vertical de ¾ de pulgada con ligera inclinación partiendo de las bolsas. Delantero derecho presenta 2 botones de pasta del No. 32 con un diámetro de ¾ de pulgada al tono de la tela. Ambos delanteros llevan entretela de hilos fusionable y parches en el pecho. 

Vistas: Dos bolsas de pecho interiores de vivos en tela de forro del mismo color que el resto del forro. Forro completo 100% poliéster y presenta un pespunte de ping pong tono blanco lunar de contraste en las uniones del forro y la tela base. Cada pespunte deberá medir 1/8 de pulgada. La etiqueta de marca deberá ir cosida en la vista izquierda. 

Espalda: Costura al centro con 2 aberturas laterales y con un dobladillo de 1 ¼ pulgada de ancho. Fuelle de ½ pulgada. 

Mangas: 4 botones del No. 24 con 4 orificios al tono de la tela y encimados con ojales fingidos de 22 mm con martillo en la costura de codo en la parte de la bocamanga. 

Pegado de mangas: Caída de alta calidad y hombreras de guata. Sisa cerrada con costura. 

Acabado final: 2 botones del No. 32 al frente. 2 ojales del lado izquierdo de 1 3/8 de pulgada. Solapa de escuadra”. 

En contraste, la descripción de los “trajes de dama 1” que pidió el Instituto Nacional de las Mujeres para su personal femenino al proveedor, en este caso a la empresa Grupo Vanity, S.A. de C.V., como consta en el contrato abierto número INMUJERES/062/18, se limita a solicitar lo siguiente: 

“Saco: Color azul marino confeccionado en 100% poliéster, estilo sastre, corte recto, cuello ligeramente mao, solapa formando escuadra en disminución hacia abajo, con pespunte al filo de 9 mm; 1 botón pasta tornasol, delanteros con corte desde hombro hacia abajo interrumpido por corte triángulo pespunteado miso que corre hacia espalda con botones de adorno, espalda con corte en 4 partes. Forro 100% poliéster. Hombrera desmontable. Lavar a mano”. 

Aquí puedes ver el contrato: 

http://web.inmujeres.gob.mx/SIPOT/INMXXVIII20185210592.pdf

En febrero de 2020, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) reveló que, en la Auditoría de la Cuenta Pública 2018, última del gobierno del priista Enrique Peña Nieto, el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) presentó irregularidades en la aplicación de proyectos contra la violencia de género, financiados por ese organismo, debido a “deficiencias burocráticas”. 

En el informe de la ASF se señaló que, en 2018, al Inmujeres se le otorgaron 327 millones 230 mil pesos para el Programa de Fortalecimiento a la Transversalidad de la Perspectiva de Género (PFTPG), el cual se aplicó a nivel nacional y estuvo orientado a contribuir con la prevención, sanción y erradicación de la violencia de género, así como a promover y fomentar las condiciones para alcanzar la igualdad de oportunidades en la vida política, cultural, económica y social en México. 

Related posts