En la OCDE, México registra la mayor disparidad salarial entre hombres y mujeres

Por Redacción Reversos 

De los 37 países que conforman la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México presenta la brecha más pronunciada en términos de disparidad de salarios entre hombres y mujeres, sostuvo la maestra Kemberli García Barrera, responsable de la Unidad Especializada en Igualdad y Equidad de Género de la Unidad Cuajimalpa de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM). 

El 8 de marzo es un día para hacer conciencia, visibilizar el trabajo de ellas y velar por su participación plena y efectiva, así como por la igualdad de oportunidades de liderazgo en todos los niveles, aseguró.  

Por la realización de funciones equivalentes, 77 por ciento de las mujeres labora más para ganar lo mismo que 27 por ciento de los varones, además de que en el país hay más del doble de desempleadas, respecto de ellos.  

La población femenina tiene menos oportunidades, ya que frente a 18 por ciento de desocupadas –4.6 millones– existe ocho por ciento –2.9 millones– de hombres sin trabajo y 56 por ciento de ellas efectúa las tareas en casa, dedicando en promedio cerca de 48 horas a la semana a actividades domésticas, sin remuneración, frente a 19 horas de los hombres, lo cual refleja la desigualdad existente.  

Durante el Ciclo de Pláticas por el Día Internacional de la Mujer –organizado por la División de Ciencias Naturales e Ingeniería y la Coordinación Divisional de Docencia y Atención a Alumnos de dicha sede académica– la investigadora consideró que la falta de empleos tiene que ver con una estructura social que involucra una cultura, normas y convenciones pensadas para facilitar la vida a ciertas personas y restringir opciones a otras.   

Si bien el acceso a la universidad está equilibrado entre géneros, aún predominan más ellos en áreas de ciencia y tecnología debido a que todavía se asocia a las mujeres con licenciaturas referidas al cuidado de los demás, incluidas pedagogía, docencia o enfermería.  

Las licenciadas Asley María Solano Sánchez e Ilse Zubieta Martínez coincidieron en que las interesadas en materias educativas científicas no deben desistir, sino buscar la manera de prepararse y estar actualizadas en información y conocimientos.  

“Ante la pandemia hemos visto que hace falta mucho de la ciencia en las decisiones que se toman a diario en el campo de la salud y en los órganos gubernamentales para optar por mejores determinaciones; necesitamos un vínculo que nos permita optimizar la planeación”, aseguró Solano Sánchez, egresada de la Licenciatura en Biología Molecular.  

Zubieta Martínez, ex alumna de Matemáticas Aplicadas, consideró que en esta esfera vienen buenas oportunidades para todas, lo cual requiere de un cambio de pensamiento para apoyar más a los sectores femenino y científico.  

“Los consejos que daría a aquellas interesadas en estudiar algún programa científico en la UAM son aprovechar la independencia que te brinda, ser asertiva y poner límites; una de las partes clave de mi crecimiento ha sido no quedarme callada ante algo que pueda poner en juicio mi capacidad profesional, sólo por el hecho de ser mujer”, concluyó. 

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Related posts