En México, la posibilidad de morir por otras enfermedades distintas al Covid-19 es de 99.23%

Por Rivelino Rueda

De haber sido una enfermedad emergente o pandémica, como la Covid-19, las muertes por padecimientos como la desnutrición, los tumores malignos, neumonía, malformaciones genéticas, afecciones al sistema nervioso, complicaciones en el periodo perinatal, mantendrían en permanente estado de emergencia al sistema de salud en México e, incluso, a los medios masivos de comunicación.

Y es que de acuerdo con los registros sobre mortalidad en México del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi) de 2018 –año del último reporte sobre decesos totales en el país–, de las 722,611 defunciones contabilizadas en ese año, 630,103 fueron por padecimientos que no han tenido la difusión que hoy tiene el coronavirus.

Hasta el corte del martes 26 de mayo, los decesos confirmados por coronavirus en México sumaron 8.134, lo que representa sólo el 0.77 por ciento de todas las defunciones registradas en el país en 2018.

Esto no significa que la Covid-19 no represente un padecimiento de extrema letalidad y que, por su baja incidencia –en comparación con otras enfermedades crónico-degenerativas, que han dejado millones de muertos en el país—, no se tomen las medidas extraordinarias que han recomendado las autoridades sanitarias desde febrero de este año.

Otras enfermedades que suman más decesos en un solo año que los que ha registrado la Secretaría de Salud federal hasta el 26 de mayo de 2020 por la Covid-19 son padecimientos del corazón y pulmonares, padecimientos del aparato urinario, hipertensión, afecciones cerebrovasculares, neumonías, enfermedades del aparato digestivo, enfermedades isquémicas del corazón, padecimientos endocrinos y metabólicos, así como diabetes mellitus.

Contagios por Covid-19

Mientras que en el reporte de este martes 26 de mayo los registros confirmados por coronavirus sumaron 74,560 casos positivos, los registros de contagios y/o portación de enfermedades como las enfermedades respiratorias agudas, la diabetes mellitus, las infecciones en las vías urinarias, la hipertensión, las enfermedades isquémicas del corazón y las enfermedades cerebrovasculares, suman en lo que va del año 10 millones 002 mil 913 personas.

Lo anterior representa sólo un 7.47 por ciento de contagios de Covid-19 desde el 28 de febrero, cuando se registró el primer caso en la Ciudad de México, respecto al total de padecimientos de esas enfermedades en lo que va de 2020.

Enfermedades sin efectos mediáticos

Y es que al menos en el Siglo XX y en lo que va del Siglo XXI, no se tiene registro que los periódicos nacionales (y hoy los medios digitales) hayan llevado a sus primeras planas noticias sobre el enorme número de decesos por enfermedades que matan por miles a los mexicanos año con año.

Ocultas en páginas interiores o en invisibles llamados de portada, los medios muy raras veces hablan de las 101,252 defunciones anuales por diabetes mellitus, ni de los 140,558 registros en lo que va de 2020 de esa enfermedad, de acuerdo con el Boletín Epidemiológico del Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica (del 10 al 16 de mayo de 2020) de la Dirección General de Epidemiología.

En cambio, en los portales de los medios de comunicación prevalece una línea sensacionalista sobre la pandemia que, paralelamente, no plantea en su dimensión real el número de decesos en México por otras enfermedades.

Es decir, se genera la impresión de que la crisis epidemiológica por la Covid-19 es un gran negocio para esas empresas de la comunicación. Aquí unos ejemplos:

“México, país número 9 en muertes por Covid-19” (El Universal, 25/05/2020). “Lidera México en AL letalidad por Covid” (Reforma, 25/05/2020). “México es ya el noveno país con más muertes por Covid-19 tras superar a Irán” (El Financiero, 25/05/20120).

“Con más de 4 mil 467 decesos, México supera a China en muertes por coronavirus” (Milenio, 15/05/2020). “México supera 5 mil muertes por COVID-19; suma 3 días con 2 mil casos nuevos c/24 horas (sic) (La Razón, 16/05/2020). “Letalidad de Covid-19 en México supera a EU y se acerca a la de Italia y España” (Publimetro, 23/04/2020).

“México ya está entre los 10 países con más muertes por covid-19”, (CNN en español, 22/05/2020). “Covid-19 en México es más letal que en China y Estados Unidos; entre la más alta del mundo” (Reporte Índigo, 26/04/2020). Y así.

Dos visiones

Hugo López-Gatell, vocero único del gobierno federal para la pandemia del coronavirus, comentó en la conferencia vespertina de este lunes 25 de mayo que dado en México tenemos una “inmensa epidemia” o “estado endémico” de enfermedades crónicas, “las personas son más propensas a agravar su estado de salud si tienen un cuadro clínico de diabetes o hipertensión y se contagian de Covid”.

Puntualizó que, además, “en muchas ocasiones no saben que padecen de esas enfermedades hasta que el propio Covid revela que tenían esas enfermedades”.

López-Gatell Ramírez también señaló que la Covid-19 en México “queda como una de las cientos de enfermedades respiratorias agudas en México, causantes de enfermedad leve, en la mayoría de los casos”.

Sin embargo, el funcionario subrayó que también queda como “una enfermedad grave, en una proporción que para Covid se ha estimado, a nivel mundial, de 20 por ciento de personas para ser hospitalizadas y cinco por ciento para requerir terapias intensivas”.

“Covid en una persona que tiene enfermedades crónicas, diabetes, hipertensión, obesidad, tabaquismo, puede complicarse con mayor probabilidad. Quien tenga estas condiciones o quien tenga un familiar consanguíneo con diabetes, hipertensión, que no se espere, que vaya a atención médica”, insistió.

En cambio, Salomón Chertorivski, exsecretario de Salud en el último año de gobierno de Felipe Calderón, argumentó que en este tema de los decesos que se han registrado durante la pandemia, el gobierno federal “ha optado por la opacidad y no sabemos bien a bien cuántos fallecimientos se han presentado”.

“La información ha sido errada, hemos hecho muy pocas pruebas, la metodología se ha cambiado por lo menos tres veces”, aseguró el exfuncionario.

Chertorivski Woldenberg también cuestionó el rezago con el cual se reporta información local a la Secretaría de Salud, ya que “tiene un problema serio porque la información que tienen las entidades federativas es diferente, además de que no se tienen datos con representatividad local”.

Las otras muertes

Hasta el último registro de mortalidad anual en México, de 2018, las enfermedades que tuvieron más defunciones por Covid-19 hasta el momento (8.134 hasta el martes 26 de mayo) son los tumores malignos del tejido linfático, con 9,402 decesos, así como tumores malignos de los huesos, la piel y la mama, con 11,644 fallecimientos de acuerdo con el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi).

Además, las enfermedades al sistema nervioso, con 12,620 defunciones; afecciones originadas en el periodo perinatal, con 12,099; enfermedades de la circulación pulmonar y otras afecciones del corazón, con 16,278, y tumores malignos de los órganos genitourinarios, con 19,798.

En esa lista también destacan las enfermedades del aparato urinario, con 23,735 decesos en 2018; las enfermedades hipertensivas, con 23,715; tumores malignos del aparato digestivo, con 27,455; enfermedades cerebrovasculares, con 35,300.

También en este registro están otras enfermedades del aparato respiratorio, con 66,032 decesos; enfermedades de otras partes del aparato digestivo, con 68,455; enfermedades isquémicas del corazón, con 108,616; enfermedades endocrinas y metabólicas (diabetes mellitus, obesidad, entre otras), con 110,292.

Respecto a enfermedades o infecciones que se han registrado en los primeros cinco meses del año, que no son de la Covid-19, las enfermedades infecciosas intestinales acumulan 1 millón 274 mil 261 de casos, mientras que las enfermedades respiratorias agudas presentan un acumulado de 8 millones 390 mil 730 reportes, esto de acuerdo al Boletín Epidemiológico del Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica (del 10 al 16 de mayo de 2020) de la Dirección General de Epidemiología.

Y es que a pesar de que muchas de estas muertes y/o decesos, así como los millones de padecimientos de estas enfermedades que no son por la Covid-19, se pudieron haber evitado, sobre todo las que tienen que ver con la mala alimentación, los distintos gobiernos federales han sido permisivos y hasta complacientes con las grandes empresas que venden productos con un bajo o nulo nivel nutricional, y que, al contrario, son altamente dañinos para la salud.

Ya sea por intereses económicos o políticos, estas grandes corporaciones han marcado la ruta de la alimentación de los mexicanos, y las consecuencias ahí están, latentes por donde se les vea. Aquí sólo cabe una pregunta: ¿Hay o habrá responsables por estos miles de decesos?

¡Suscríbete a nuestro newsletter y recibe lo mejor de Reversosmx!


Related posts