Es preciso un ajuste del impacto humano sobre el planeta

Por Redacción Reversos 

El impacto que el ser humano está dejando en el planeta es el Antropoceno, un término en construcción referido a una nueva época geológica en la cual es necesario hacer un ajuste para posibilitar una convivencia armónica y segura con otras especies, así como para no agotar los recursos, expuso hoy el doctor Gustavo Pacheco López, investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM). 

Con el fin de generar estrategias de acción y transformación social basadas en las necesidades locales de las superficies, desde un abordaje interdisciplinario, se llevará a cabo la primera edición del Diplomado Internacional Antropoceno Urbano (DiAU), de noviembre de 2020 a enero de 2021. 

Dicha iniciativa –impulsada por la Unidad Lerma de la UAM, la École Urbaine de Lyon y el Centro Francés de Estudios Mexicanos y Centroamericanos (CEMCA)– tendrá como eje temático los sistemas agroalimentarios y tomará como estudio de caso el territorio de dicha sede académica de la Casa abierta al tiempo. 

Al mismo tiempo que la Ciudad de México se erigió en forma rápida y masiva, las ciénegas del alto Lerma desaparecieron ante la gran demanda de agua y ahora, en menos de un siglo, hubo secuelas en un ecosistema que soportaba patrones de vida que fueron estables durante cientos o miles de años; en este contexto “tenemos la responsabilidad de compartir, dialogar y proponer alternativas para enfrentar estos retos, dejando una huella menos profunda en nuestro territorio”, enfatizó el director de la División de Ciencias Biológicas y de la Salud de la Unidad Lerma en conferencia de prensa. 

La doctora Julie LeGall, investigadora del Centro Francés de Estudios Mexicanos y Centroamericanos (CEMCA), explicó que el Diplomado pone énfasis en los sistemas alimentarios al ser un punto de contacto cotidiano con los ecosistemas que se ha convertido en materia controversial a nivel medioambiental y en el Antropoceno urbano, ya que a medida que crece la población urbana disminuye en las zonas rurales y, por lo tanto, la cantidad de personas dedicadas a producir alimentos. 

Sobre la fecha de inicio del Antropoceno, concepto del que se habló por primera vez en 2002, la corresponsable del DiAU señaló que existen tres propuestas: en la revolución neolítica, es decir, cuando el ser humano se establece, lo que genera cambios fuertes en las presiones sobre los ecosistemas; alrededor de la mitad del siglo XIX, en el momento de la revolución industrial, porque se aprecia en las capas geológicas y está vinculada con el crecimiento urbano, y en 1948, con las marcas de uranio asociadas a los bombardeos atómicos sobre Hiroshima y Nagasaki que se depositaron en las capas geológicas. 

Hay una demanda de experticia interdisciplinaria desde la UAM y, en general, en el mundo para analizar estos fenómenos, lo que denota la relevancia de este Diplomado, “con el que buscamos fomentar la interdisciplina entre diversas áreas de conocimiento y ámbitos de trabajo, teniendo al territorio de Lerma como un estudio de caso para trabajar en esa línea y determinar cómo las presiones de las ciudades afectan los ecosistemas”, consideró la doctora LeGall. 

El doctor Bernard Tallet, miembro del Centro Francés de Estudios Mexicanos y Centroamericanos (CEMCA), detalló que esta colaboración con la UAM da continuidad al convenio de cooperación signado entre ambas instituciones para desarrollar proyectos sobre investigaciones metropolitanas en la cuenca de México. 

El arquitecto Joan Casanelles, académico de la Universidad de Lyon, Francia, enfatizó que dicho Diplomado es resultado de uno de los primeros convenios que hace la Ecole Urbaine de Lyon con una metrópolis latinoamericana tan importante como México. 

Mediante el aprendizaje mediado por la tecnología, el programa de trabajo plantea el uso de interacciones sincrónicas y asincrónicas y estará alternado con conferencias, mesas redondas, talleres, actividades culturales y tiempos informales guiados. 

Entre los ponentes se encuentran los doctores Rurik H. List, Sánchez Juan López Sauceda, Edmar Olivares Soria, Karla Pelz Serrano y Corinne J. Montes Rodríguez, de la Unidad Lerma; Isabel Margarita Nemecio, de la Unidad Xochimilco; Gloria Soto Montes de Oca, de la Unidad Cuajimalpa, así como académicos e investigadores de las universidades de Lyon, Toronto y Simon Fraser. 

¡Suscríbete a nuestro newsletter y recibe lo mejor de Reversosmx!

Related posts