¿Gobernar para qué?

Por José María Dregler

Foto: Edgar López (Archivo)

“Haiga sido como haiga sido”, como diría el empedernido clásico michoacano, el PRI “ganó”, además de la de Coahuila, la gubernatura del Estado de México. La cuestión, ahora, es: ¿gobernar para qué?

¿Gobernar para esclarecer los 11 mil 687 homicidios dolosos, cometidos en la administración del priista Eruviel Ávila Villegas, de los cuales el 17 por ciento ocurrieron en Ecatepec, el ocho por ciento en Nezahualcóyotl, el siete por ciento en Naucalpan, el seis por ciento en Tlalnepantla, el cinco por ciento en Chimalhuacán, el cuatro por ciento en Tultitlán y el cuatro por ciento en Toluca, de acuerdo con el Observatorio Nacional Ciudadano?

¿Gobernar para investigar los 385 secuestros, en los que se vieron afectadas 453 víctimas sólo entre entre 2015 y 2016, de acuerdo con la información publicada por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública o para atrapar a los responsables de los 417 secuestros del fuero común, registrados en el mismo periodo? ¿Gobernar para buscar erradicar este delito en la entidad, cuya tasa por cada 100 mil habitantes casi equivale al doble de la tasa nacional?

¿Gobernar para abatir la incidencia de extorsiones reportada en 2016, la cual muestra un incremento de 52 por ciento respecto del año anterior, lo cual constituye una señal de alerta?

¿Gobernar para detener los feminicidios, ya que sólo entre el 2015 y el 2016 se han asesinado a más de 600 mujeres, de los cuales menos del 40 por ciento han sido investigados como feminicidio, de acuerdo con el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio en México?

¿Gobernar para qué?

¿O gobernar para seguir usando el poder público para obtener dinero que les permita financiar ilegalmente sus campañas políticas y conservar el poder, actuando de forma  comparable a la delincuencia organizada?

¿Gobernar para seguir desviando recursos públicos en el Estado de México como lo han hecho en los últimos años el PRI, Gabino Fraga, Juan Osuna, Javier López Madrid, José Andrés de Oteyza, Juan Miguel Villar Mir, Gerardo Ruíz Esparza, Arturo Montiel, Emilio Lozoya, Luis Videgaray o el propio Enrique Peña Nieto, es decir, el nexo entre las empresas OHL, Higa y San Román, y los gobiernos de la entidad?

¿Gobernar para  incrementar el desfalco que en 15 años implica un monto que ronda los 90 mil millones de pesos a partir de la concesión del Circuito Exterior Mexiquense de 110 kilómetros y el Viaducto Bicentenario de 22 kilómetros, según ha documentado el moviendo ‘Ahora sí’, encabezado por Emilio Álvarez Icaza?

¿Gobernar para seguir, con ese dinero, comprando votos y fondear de manera ilegal las campañas? ¿Gobernar para qué? ¿Gobernar, al final de cuentas, para ganar en 2018 ‘haiga sido como haiga sido?

jmdregler@gmail.com

Artículos relacionados