El gran sueño de Adrián Alonso es ganar un Óscar

Por Christian Marín Reyes.

Era sábado por la tarde, en algún lugar al sur de la Ciudad de México, se preparaba Adrián Alonso Barona para recibirme en su hogar acompañado de su familia.

En otro lado, al oriente de la misma, estaba yo, un estudiante nervioso, que no tenía idea alguna de lo que venía. En camino a mi encuentro me topé con un sol infernal que apuraba el sudor, que de por si llegaba con los nervios. Al fin lo hice, después de viajar por treinta minutos en coche llegué a mi cometido, una zona residencial en Villa Coapa sería escenario de mi entrevista.

Pregunta tras pregunta recibía por parte de la seguridad en el sitio, parecían no terminar. Envuelto en una serie de casas lujosas y carros del año caminaba rumbo a casa de mi entrevistado después de pasar varios filtros de seguridad.

Recibido por él a la entrada de su casa, me atendió amablemente, presentado ante su familia como un “estudiante de la UNAM”. Un grupo de personas hogareñas que estaban preparadas para degustar su comida. Eran aproximadamente las tres de la tarde cuando dio inicio la entrevista, en medio de una incomodidad e inquietud que mermaba en mi cuerpo.

***

Adrián Alonso Barona comenzó presentándose. Señaló que nació en México. “Fui  nacionalizado español”. Por otro lado, habló de sus antecesores, con quiénes vive aún junto a su hermano, quien es mayor que él. Y mencionó: “Mi padre es Antonio Alonso y mi madre Leticia de Alonso. Mi papá tiene una constructora y mi mamá es ama de casa”.

Desde pequeño soñó con formar parte de una obra de teatro, de dedicarse a la actuación. Buscó la forma de desarrollarse en el medio. Entró al CEA de Televisa a muy temprana edad:

“Estudié como 4 años en el CEA. Fui de los pocos que se graduó en el CEA, de mi generación también estaba Danna Paola. Mucha gente de la República quiere entrar a la caja de sonrisas de Televisa pero existen muchos filtros y yo me salté ese filtro gracias a unos contactos.”

Por otro lado, contó la forma en la que entró al ámbito, dando entrada a su triunfal carrera: “Tenía un tío que hacía teatro y él me ayudó a entrar en obras infantiles. Me metió en el teatro con La Bella y la Bestia e hice a chicle y tácita y ahí fue mi debut.”

Asimismo, declaró que su vocación actual de tiempo completo es la actoral. “Sí definitivamente, tengo más de 15 películas, 30 comerciales 4 novelas, 6 series. Ahorita estoy en una obra de teatro que se llama infinito y está en toda la República Mexicana el 19 de noviembre nos presentamos en el centro cultural Telmex”

Relató sus múltiples trabajos como actor, las distintas películas y los actores con los que ha compartido set, y que ha tenido innumerables experiencias de las que ha aprendido de cada una.

“He trabajado con grandes actores; con Antonio Banderas, Catherine Zeta Jones, Eva Longoria, entre otros. Todos de muy alto nivel hay que aprender de todos ellos, tenemos que ser con una computadora y aprender de todos ellos.”. Compartió que en algún momento de su vida (Y a la fecha) cuenta con un modelo a seguir y que espera, en algún futuro, llegar a ser alguien parecido a él. “Sí, mi actor favorito es Al Pacino; no quisiera ser como él pero me gusta muchísimo cómo actúa. Me gustaría ser más como Mel Gibson porque él es actor, director y productor.“

Enfatizó que el trabajo que más se le ha complicado realizar ha sido “La misma luna”, debido a que contaba con una temprana edad, aunado a que en él se basaba la trama.

“Estaba muy chavito y la película se basaba en mí, yo era el protagónico y me sentía con mucha responsabilidad.” La gran ventaja que obtuvo fue la dirección del filme, fue apoyado para que no tuviese problemas a la hora de las grabaciones. Tuve una buena directora que estuvo detrás de mí enseñándome. Fue la película de la que menos esperé y la que más reconocimiento me dio”.

Puntualizó las enormes ganancias que representó “La misma luna” a pesar de ser una película de la que no se esperaba mucho. A parte de las grandes cantidades recaudadas representadas en dinero, el filme obtuvo diversos reconocimientos que premiaban tanto a los actores como a los directores y ejecutivos de la misma.

Esa película se hizo con 3 millones de dólares, la compraron en 8 millones y ganó 120 millones en taquillas. Es de las tres películas más taquilleras en México, esa película me dio mucho, me dio la oportunidad de conocer más al mundo, ‘La misma luna’ me hizo viajar bastante por festivales, recibí muchos reconocimientos; Tengo nueve premios y siete son de esa película: La Diosa de Plata, El Canacine, tres internacionales que es el Image Word, gané el Young Artist Awards que es como el Óscar de niño, no es de la academia como tal, pero es como el Oscar de niños en Estados Unidos, gané el premio Juventud de Miami, entre otros.”

Saliendo de la temática actoral, la entrevista se dirigió hacia el ámbito personal, donde brindó detalles de los que no tenía conocimiento. Se proclamó un “amante de los deportes”, y añadió:

“Soy más aficionado al vóley. Juego en un equipo. Prefiero el voleibol definitivamente. Juego todos los sábados voleibol en el club asturiano”.

Por otra parte, dio a conocer sus equipos favoritos, “Yo desde chiquito me siento seguidor del América. No me identifico con el América. Al que sí le voy bien es al Real Madrid. No me pierdo sus partidos, sé que día y a qué hora juegan, preparo una carne asada para verlos.”

Después de la actuación, para Adrián Alonso hay una segunda pasión y un interés que sobrepasa (a veces) el deporte, me refiero a: la música.

Fue contando poco a poco la pasión que despierta la música en él, en especial la electrónica. “DJ es otro hobbie que tengo y que disfruto mucho. Porque la música es arte seguir haciendo arte todo lo que tenga que ver con el arte nos gusta a los actores. Me gusta interactuar con la gente, bailan, gritan, se hace el ambiente y sigue siendo fiesta se da la música y se da la fiesta.

Referente a su carácter, dijo: “Me considero impulsivo, platicador, me gusta dar una buena charla. Soy muy impaciente, me desespero muy rápido, es un defecto que tengo, soy puntual porque la impuntualidad no me gusta.”

El actor recalcó la unión que tiene con su familia y las distintas problemáticas a las que se han tenido que enfrentar debido su trabajo.

No me consideran como un actor, pero como somos una familia muy unida me apoyaban. A mi papá le costó mucho trabajo, como es una carrera muy difícil mi papá fue el que me ayudó más. Lamentablemente yo separé a mi familia por cuestiones de trabajo. Yo era pequeño y ella tenía que viajar, entonces mi hermano estaba chavo también  necesitaba a  su mamá y mi papá fue el que se convirtió en el que proveía la casa y también terminó siendo amo de casa”.

Para Adrián fue difícil su niñez. No pasaba tiempo en su casa, mucho menos con su familia. Ejemplo de ello fue la realización de “La misma luna”, periodo en el cual estuvo fuera de su hogar un aproximado de seis meses.

Señaló ciertos aspectos que cree que lo pueden definir como persona. Sus gustos por la comida, la música, tanto su película como su serie favorita, y sin dudar, dijo:

“En cuanto a comida nacional…Comida nacional tacos. No hay de otra, tacos de pastor o de lo que sea. Me fascinan. Internacional me gustan los cortes argentinos, me considero como un carnívoro”.

En cuanto a la parte de entretenimiento, fue narrando el gran tiempo que la pasa en Netflix, la plataforma que llena de series y películas se ha convertido en una de las fuentes de mayor tiempo invertido en la gente.

Si hay una película que me pueda fascinar y la pueda ver muchas veces sería Soy leyenda de Will Smith. Me gusta que las películas tengan que ver con ciencia ficción y cosas de la Segunda Guerra Mundial también. (…) Me gusta la ciencia ficción, series que tengan  que ver con casos cerrados como; Homeland, Stranger Things.”

Tiene una preferencia hacia los animales grandes y cuenta con mascotas. “Tengo tres perros y un gato, de hecho yo me lo encontré muy chiquito, pensé que era una rata. Me gustan los más los perros porque son más dependientes más cariñosos, en cambio los gatos son más independientes y sólo te buscan cuando necesitan algo. Encontré al gato en año nuevo más o menos por 2004-2005”.

Adrián Alonso también reveló su más grande temor: las arañas. “Mi fobia son las arañas. Igual si son animalitos pequeños, insectos, cucarachas o palomitas y de ese tipo.”

Como último punto fue desarrollando sus ideas en los próximos años, tanto los más cercanos, como los más lejanos:

“A corto plazo es seguir trabajando en los proyectos que vengan. A mediano plazo, poder hacer mi primer largo como director. Soy director de videoclips de cantantes de reggaetón.”.

Y remató:  “A largo plazo…mi sueño siempre es ganar un Óscar, esa es mi meta”

 

Artículos relacionados

Deja un comentario