Hoy más que nunca, 150 años de El Capital, de Karl Marx

Por Víctor Manuel Del Real Muñoz

Ilustración: Ricardo Camacho

En recientes días se celebran por el mundo 150 años de la publicación de lo que para un servidor es la obra maestra socialmente hablando del mundo, El Capital, de Carlos Marx. Se celebra en un contexto de planeta que da para que su fecha de caducidad no desista y se mantenga en la etiqueta de su paquete en las librerías y estanquillos editoriales del mundo.

Leer, releer y asimilar EL CAPITAL no es un esfuerzo simple. Demanda demasiada dialéctica, filosofía, bases sociológicas, matemáticas y sobretodo una capacidad de abstracción desarrollada; sin embargo todo el esfuerzo en pro de estudiar EL CAPITAL vale la pena si se quieren tener bases conceptuales, técnicas y académicas para asimilar la dinámica del sistema socioeconómico que vivimos en el mundo, asimilar bien sus contradicciones y entender la dinámica funcional de este sistema de producción y distribución de bienes que tenemos en este planeta.

Celebrar a Marx implica hacer coloquios, seminarios, círculos de estudio y sobre todo cocinar nuevos análisis trascendentales en torno al marxismo, y así construir los nuevos estudios marxistas que pululan por el mundo.

Celebro que en nuestro país la Universidad Nacional Autónoma de México mediante la SEPLA-México en el Instituto de Investigaciones Económicas dispusiera de un espacio para organizar un coloquio nacional e internacional titulado “Vigencia del Capital, a 150 años de su publicación”, destacando la participación de mi tan querido y dignísimo amigo, colega y profesor Joel Guerra Castañeda, con una exposición excelsa titulada “El Comercio Exterior y la exportación de capitales como causas contrarrestantes de la tendencia decreciente de la tasa de ganancia en el pensamiento de Henryk Grossmann”

En este tipo de mesas creo que se deben destacar algunos puntos trascendentales, entre ellos el cuestionarse si el Estado Burgués es capaz de frenar con ayuda del impulso social la dinámica rapaz y salvaje del modo de producción capitalista; también se puede poner a la mesa del análisis la forma en que el marxismo vislumbra las nuevas tendencias de estudio en ciencias sociales como la sociología, la filosofía y la ciencia política, las cuales han sido condenadas a perder su estirpe crítica y ahora legitiman desde sus dinámicas de análisis las formas de operación contemporáneas del capitalismo global salvaje.

Al mismo tiempo celebro que en la Escuela Superior de Economía, mi casa, del Instituto Politécnico Nacional, orgullosamente mi alma máter, se llevaron a cabo dos eventos al respecto, uno, la presentación de un magnífico libro “Dinero y Capital: Hacia una reconstrucción de la Teoría de Marx sobre el dinero” de Roberto Escorcia Romo y Mario Robles Báez, comentado por el Profr. Felipe Díaz Infante de la ESE, el jueves 16 de noviembre de 2017.

Para el siguiente jueves, 23 de noviembre de 2017, tuvo lugar un evento llamado “Conferencia magistral: Crítica de la Racionalidad Económica” llevada a cabo por el Sr. Mario Rojas y comentado de manera excelsa por otro gran amigo, colega y querido profesor mío José María Pérez Llamas, con una agudeza crítica y contundente por parte de Pérez Llamas al hacer una interpretación general y completa, académicamente brillante del marxismo.

En ambos eventos estuvo a cargo de la moderación el Dr. Alfonso Vargas López (Jefe del Departamento de Economía Política de la ESE del IPN), de extraordinaria envergadura académica.

Al respecto podemos concluir que el marxismo está más vigente que nunca en la medida en que sus premisas, sus categorías y sus conceptos no pueden ser vulnerados al tiempo en que la realidad social del mundo extienden la fecha de caducidad de esta obra magna. La Hecatombe global da para que el marxismo siga teniendo un lugar determinante en las aulas de estudio de las ciencias sociales, en especial de las carreras de Economía del mundo.

OTRAS MÁS DE LA ESE del IPN

Quisiera hacer extensivo un reconocimiento al Dr. Francisco Venegas, docente de nivel licenciatura y posgrado en la Escuela Superior de Economía del Instituto Politécnico Nacional, por su reciente nombramiento como Miembro del Consejo Consultivo de Ciencias de la Presidencia de la República. Un privilegio para nuestra escuela y el politécnico en general. Muchas felicitaciones al Profesor Venegas.

Así mismo quisiera SUSCRIBIR MI APOYO COMO EX ALUMNO a la continuidad del actual repertorio directivo de la ESE del IPN encabezada por extraordinarios académicos empezando y destacando al Director Filiberto Cipriano Marín, el Dr. Oscar Fernández García, el M. en C. Godfrey Orozco Lira, el Dr. Alfonso Vargas López, el Profr. Inocente Reyes Mejía y el Profr. Isaías Martínez Galicia. Algunos de ellos grandiosos profesores míos en el pasado.

Destaco que en muchos aspectos tengo algunas NO COINCIDENCIAS en torno a algunos puntos del devenir cotidiano de la escuela, y públicamente admito que tengo la fortuna de que con la frontalidad y honestidad que me caracteriza, a algunos de ellos les he hecho comentarios al respecto en buena lid y con respeto absoluto en pro de la mejora y la crítica constructiva, así también en ese mismo sentido lo he conversado con ex compañeros muy queridos (hoy colegas); sin embargo me RESULTA INEVITABLE DESTACAR que en la GENERALIDAD del manejo institucional de la ESE del IPN, la LABOR DIRECTIVA ACTUAL de la escuela ha sido MUY SOBRESALIENTE con la ACTUAL GESTIÓN, sobre todo en los departamentos académicos y los espacios vitales para el desenvolvimiento de la vida académica, en estos momentos dirigidos por profesores y mentes brillantes, verdaderamente extraordinarios académicos. Esto último sin duda es la parte más importante porque quienes se benefician de esto son los profesores y los alumnos.

Celebro que esta gestión, y en especial estos jefes de departamento académico y de servicios estudiantiles estén al mando. La escuela está en buenas manos por ahora. Estoy tranquilo.

Destaco que para hacer esta alusión no recibí ningún chayote, ni tampoco fui negociado para hablar bien de los actuales dirigentes de la ESE; habrá algunos que piensen que así fue, me tiene sin cuidado.

La libertad de expresión me da para juzgar o reconocer las malas o las buenas lides de la vida y hoy en la escuela hay sanidad en varias cosas. La ESE tiene empuje, hay un proyecto académico.

Me consta, lo tengo claro y aunque soy ahora EX ALUMNO he sido beneficiado académicamente hablando por poder asistir a buenos eventos académicos desde hace un tiempo a la fecha, así como a recientes y muy buenas conferencias, y poder consultar nuevos materiales bibliográficos en la biblioteca que han llegado en esta gestión (vanguardia bibliográfica de Economía), todo esto en mi calidad de EX ALUMNO y EGRESADO FELIZMENTE de la ESE del IPN.

Artículos relacionados