Instagram, la red social de culto a la imagen y prevalencia de valores tradicionales

Por Redacción Reversos

En términos cuantitativos, Instagram rebasa significativamente cualquier otra Red, incluso Facebook, porque es unidireccional, ya que alguien publica, otros dan me gusta o comentan, es decir, no hay manera de debatir, como en Twitter, además de que genera valores y parámetros con el motor de la imagen.

El sustrato de ese espacio virtual es la idea de la relación tradicional, monogámica y heterosexual, no obstante el discurso liberal que puedan expresar sus protagonistas, pues la aprobación del usuario es por las relaciones conservadoras, expuso el doctor Tomás Ejea Mendoza en la conferencia Estampas instagramáticas, dictada en la Unidad Azcapotzalco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

En esta aplicación resalta la glorificación de la imagen de la mujer dedicada al hogar, los hijos y el amor, un perfil que resulta más aceptable que el de la exótica y provocativa, porque enaltece el rol tradicional de género; de igual forma el varón logra mejor aprobación en su papel familiar que como estrella, en la lógica de maternidad/paternidad que consigue mayor aceptación en la escala global.

Una investigación que ha llevado cinco años al doctor Ejea Mendoza y un grupo de sociólogos destaca que de las cuatro principales redes sociales: Facebook, Twitter, WhatsApp e Instagram, la que ha registrado mayor incremento de usuarios es Instagram y la única que ha decrecido en número es Twitter.

La tendencia de crecimiento de esa Red se ha reflejado desde 2012, cuando la adquirió Mark Zuckerberg, quien inició una estrategia corporativa y de competencia contra Twitter en 2010 para acorralarla a través de Facebook, WhatsApp e Instagram con la pretensión de eventualmente eliminarla y replantear las redes sociales, pero aunque la tendencia de Twitter va a la baja será muy difícil que desaparezca.

El académico del Departamento de Sociología de la Unidad Azcapotzalco explicó que el objeto de estudio se centró en 20 personajes con más seguidores en Instagram, siendo el número uno el futbolista Cristiano Ronaldo, quien ha tenido una estrategia de marketing muy poderosa desde hace tres y medio años, e Instagram ha sido la plataforma para que desarrollara sus empresas.

Ariana Grande, Selena Gómez, The Rock, Kim Kardashian, Beyonce o Leo Messi son personajes que están presentes en el imaginario colectivo y se posicionan en los mejores lugares de la aplicación, no sólo se trata de la frivolidad de las estrellas del momento, sino de la capacidad de influencia que define el poder en la dirección de la cultura contemporánea.

En esta lista de los primeros 20, hay 14 mujeres y seis hombres, y son ellas las que más responden a estos personajes. El mundo del espectáculo sigue siendo Hollywood y el futbol, y se puede determinar, a partir de esta lista, que el mayor número es gente caucásica y proveniente de Estados Unidos.

Las redes sociales se han convertido en un factor relevante en los ámbitos social, político y cultural, no sólo en la vida cotidiana, sino en un espacio de comunicación que ha permitido establecer una organicidad de los movimientos sociales, que deviene en una democratización de la esfera pública mezclada con la privada. El sentido democratizador supone la participación de todo mundo en la toma de decisiones colectivas y la posibilidad de difusión en direcciones múltiples.

Al referirse al ensayo Apocalípticos e integrados, de Humberto Eco, de principios de la década de 1960, sobre los medios de comunicación masiva, dijo que bien podría aplicarse al fenómeno actual, debido a que existen los apocalípticos que vaticinan que el mundo va hacia una falta de comunicación, que los medios son enajenadores y los seres humanos son cada vez más robots y más masa, en una visión catastrófica del futuro.

Por otro lado están los integrados, los que ven positivamente las revoluciones de los medios masivos, pues hacen a los individuos más independientes, con criterios propios y mayor participación. Los parámetros siguen siendo similares a los de aquellos años, pero ahora el lugar lo ocupan las redes sociales y el fenómeno es global.

Related posts