Instalan en la UNAM Túnel Memoria y Tolerancia 2.0

Por Redacción Reversos

La UNAM abrió sus puertas al Túnel Memoria y Tolerancia 3.0, en un afán de fortalecer la cultura de la paz y los derechos humanos entre su comunidad, y de asumir la diversidad, equidad e inclusión como valores universitarios.

El recorrido inicia con el tema del genocidio, “como método de enseñanza de la parte más destructiva que ha poseído el ser humano”, y mediante el cual se exterminó a más de 11 millones de personas por ser distintas, explicó la cofundadora y directora del Museo Memoria y Tolerancia, Sharon Zaga Mograbi.

Instalado en una superficie de aproximadamente 54 metros cuadrados, está constituido por una serie de paneles interiores en los que se abordan temas de la memoria histórica como el Holocausto y genocidios del siglo XX y XXI; mientras que en el exteriores se presenta la tolerancia y contenidos sobre discriminación, racismo, clasismo, orientación sexual e identidad de género.

Se trata de una iniciativa del Museo Memoria y Tolerancia, con el apoyo de la la Dirección General de Atención a la Comunidad de la UNAM; la embajada de Alemania en nuestro país y MAPFRE México, con la cual la Universidad pretende facilitar el análisis sobre la diversidad y la tolerancia, pensada como un agente de cambio social que debe ser impulsada dentro y fuera de las aulas.

La muestra itinerante es llevada a universidades, municipios y diversos espacios de convivencia social para invitar a la comunidad a probarse a sí misma y averiguar cuánto sabe acerca de temas como la historia de los genocidios, los derechos humanos y la cultura para la paz.

En el museo, abundó Zaga Mograbi, se parte del concepto de que todos los seres humanos tenemos una característica destructiva que se refleja en el exterminio sistemático de grupos sociales por el simple hecho de existir, por cuestiones religiosas o de nacionalidad, más allá de intereses políticos o territoriales.

No obstante, la tolerancia es la herramienta más importante de los seres humanos para entender que nuestras diferencias no deben destruirnos.

En la inauguración, la abogada general de la UNAM, Mónica González Contró, expuso que con el túnel se pretende fomentar la cultura de la paz entre la comunidad universitaria y la sociedad mexicana en general.

En el auditorio Carlos Lazo de la Facultad de Arquitectura, resaltó la relación entre tolerancia, derechos humanos, cultura de la paz y la memoria, “elementos sobre los que gravita esta exposición”.

Los dos primeros, detalló, constituyen la base de una cultura de la paz, que tiene como uno de sus cimientos la renuncia al poder para alcanzar cualquier objetivo. “Por ello hunde sus profundas raíces en el reconocimiento de la dignidad humana, que nos iguala”.

La cultura de la paz supone un diálogo respetuoso, “puentes y nunca muros, pues en la alteridad radica el reconocimiento de mi propia humanidad. En esta ruta surge la memoria como elemento esencial, como fuente inagotable de reconocimiento de las víctimas y también de aprendizaje”.

Por su parte, Mireya Ímaz, directora general de Atención a la Comunidad de la UNAM, señaló que esta debe visitar preparatorias, CCH y facultades fuera de Ciudad Universitaria. La comunidad “debe ver y entender estos procesos de brutalidad y daño, tan humanos e inhumanos a la vez”.

Es una exhibición cuyo cometido es presentar una mirada sobre los horrores que históricamente han provocado discriminación, odio, fanatismo e indiferencia.

“Buscamos que llegara a la Universidad como muestra del compromiso institucional con la construcción de la cultura de Paz, en particular entre los jóvenes alumnos. Los universitarios seguimos apostando por la educación, la cultura, la memoria histórica y la construcción de comunidad para enfrentar los daños que han lastimado a miles de familias en nuestro país en los últimos años, finalizó.

El proyecto Túnel Memoria y Tolerancia surgió en 2016, como una iniciativa del Museo Memoria y Tolerancia, auspiciada por el gobierno de la República Federal de Alemania mediante su embajada en México y el convenio Año Dual México Alemania 2016-2017, que fomentó el intercambio cultural entre ambas naciones, para llevar a distintas organizaciones este espacio itinerante.

En la inauguración también estuvieron el consejero político y cultural de la embajada de Alemania, Jarek Nikolaus Korczynski, y Jesús Martínez, de MAPFRE México.

El Túnel permanecerá abierto hasta el 31 de mayo, de lunes a viernes de 10:00 a 19:30, y sábados y domingos de 11:00 a 19:00. La entrada es libre.

Related posts