La “ciudad de las carpas”: la nueva cárcel para niños migrantes en EU

Por Luis Carlos Rodríguez González/The Exodo

El Gobierno de Donald Trump tomó lo peor del ex sheriff de Maricopa, Joe Arpaio, pero lo aplicó a los niños migrantes al recluirlos en una “Ciudad de Carpas” donde están expuestos a los cambios climáticos, hacinados en literas, sin servicios básicos de salud o educación.

Joe Arpaio, el caza migrantes de Arizona, por 24 años fue símbolo del racismo contra los migrantes  latinos, en especial mexicanos, a quienes encadenaba y obligaba a usar ropa interior en color rosa y creo una cárcel en carpas al aire libre donde miles de indocumentados soportaban el frio y calor del desierto de Phoenix.

Hoy las políticas migratorias de Estados Unidos aplicadas a miles de niños centroamericanos y mexicanos retoman este diseño inhumano de las carpas. El diario estadunidense el New York Times publicó hace unos días del trasladado en medio de la noche a cientos de niños inmigrantes a la “ciudad de las carpas” en Tornillo, Texas.

Hasta ahora la mayoría de los niños indocumentados retenidos por el gobierno habían sido alojados en hogares de paso o centros de refugios privados, donde dormían dos o tres menores por habitación, recibían educación y visitas de los representantes legales de sus casos migratorios.

Sin embargo como reporta el diario neoyorquino, en la “Ciudad de las Carpas” los niños duermen en grupos de 20 en literas, no reciben educación y el acceso a servicios legales es limitado.

La medida es parte de una “remodelación masiva” que ha reubicado a más de 1,600 niños en el desierto hasta el momento, dijo el Times . El campamento puede albergar a unos 3,800 niños luego de una expansión reciente.

Se espera que allí los menores puedan pasar un tiempo prolongado, lo que según los expertos, provocaría grandes trastornos en los menores como ansiedad, depresión, arrebatos violentos e intentos de fuga, según el informe.

El número de niños migrantes indocumentados bajo custodia federal se ha disparado en el último año, sumando alrededor de 13,000. Ese es un aumento notable desde mayo de 2017, cuando el número era solo 2,400.

Parte del problema es que la cantidad de patrocinadores, o familiares que generalmente toman custodia de los menores está disminuyendo drásticamente debido a la amenaza de las autoridades de inmigración de detener y deportarlos por recibir a los niños inmigrantes.

Según CNN, funcionarios federales de inmigración ya han arrestado a docenas de patrocinadores en todo el país. Un agente de ICE dijo a CNN que el 70% de estos arrestos fueron por violaciones de inmigración.

El oficial de ICE, Matthew Albence, testificó ante el Congreso asegurando que el 80% de los patrocinadores o miembros adultos de hogares de patrocinadores son indocumentados, lo que los pone como objetivo primordial de la política migratoria del gobierno de Donald Trump.

www.theexodo.com

Related posts

Déjanos un comentario