La historia de Porrúa es la historia de México

Por Rosario Basurto Moreno

La historia de la Librería ha transcurrido de manera paralela con la de México. Es conocida nacionalmente por la firmeza que ha tenido estós ultimos años. No ha sido fácil.

Pero el tiempo, la dedicación y el compromiso han hecho que esta Librería y Editorial continúen creciendo.

En 1900 Porrúa se estableció en la calle de San Pedro y San Pablo, conocida ahora como segunda calle del Carmen, dedicándose a la compra-venta de libros de ocasión e interés general. En 1910 cambia su domicilio a la esquina de República de Argentina y Justo Sierra, donde hasta la fecha permanece su Casa Matriz.

El servicio que ofrecen es rápido cuando ya estás en la caja. Es evidente que no serás el único que desea un libro por lo cual es tedioso esperar. Pero al llegar a la caja tendrás una satisfacción increíble, teniendo el libro que estabas esperando.

El personal es muy amable. Si notan que andas cansado o llevas prisa, al final de una u otra forma, hacen su trabajo rápido, tanto en la búsqueda o la ayuda de saber en qué otra sucursal puedes encontrar el libro que ya se agotó o no llegó a la sucursal.

Saúl Moreno lleva más de 30 años trabajando. Es empleado de la sucursal que se ubica en la Alameda Central y sabe qué significa estar laborando en está librería reconocida nacionalmente.

“Es un gusto estar frente al Palacio de Bellas Artes, es como tener la Casa Blanca de Estados Unidos. Todo mundo sabe de su existencia”.

Grandes personajes han paso por está gran Liberia: Miguel de la Madrid, Héctor Bonilla, Isela Vega, entre otros.

Se cuenta con más de 750 editoriales de las más importantes: Mc Graw Hill, Limusa, Trillas, Pearson, Gedisa, Tusquets, entre otras. Las novelas (sagas) son las más vendidas como Harry PotterCorrer o MorirCrepúsculoLas crónicas de Narnia, etc.

Complementaria a su labor de venta y distribución de libros de todo tipo, Librería Porrúa comenzó a editar algunas obras. La primera de ellas aparece en 1910: Guía de la Ciudad de México, impresa en España.

En 1914 publica la primera obra totalmente impresa y editada en nuestro país: Las 100 mejores poesías líricas mexicanas. Debido a la aceptación del público y creciente demanda de estos títulos, Editorial Porrúa se funda formalmente en 1944, bajo el precepto: “Cultura al alcance de todos”.

Con los avances de la tecnología no es fácil mantenerse, pero como todo ser humano saben acoplarse a lo nuevo, saben que sus lectores son fieles por lo que cuentan con su página web: https://www.porrua.mx/

Por si no tienes la posibilidad de ir a alguna de sus 32 sucursales, puedes teclear en su buscador: ¿Qúe buscas? Aquí lo encuentras, o marcar alguno de sus teléfonos que ofrecen.

Rogelio Rodríguez, cliente de Porrúa, comentó que el personal es muy atento, muy rápido cuando te atienden.

“Es una librería más reconocidas de aquí del Centro, con un buen surtido, entonces aprovecho cuando tengo la oportunidad de venir a estas sucursales”.

Actualmente su catálogo incluye distintas colecciones, entre ellas: Escritores Mexicanos, El Diccionario de Historia; Biblioteca Porrúa de Historia, Biblioteca Juvenil Porrúa, Gusano de Luz, Abre tu Corazón, Quarto de Hora, Cuentos leen; Biblioteca Jurídica Porrúa, formada por más de 2 mil 500 títulos escritos por los juristas más reconocidos del país. La colección “Sepan Cuántos…”, que reúne más de 700 obras clásicas de todos los tiempos, así como una infinidad de títulos de interés general.

Las temporadas pesadas son en julio, agosto, enero y febrero, donde empieza la temporada escolar. Cada dos o tres veces al año hacen promociones dependiendo la temporada. A finales del año o en el mes de marzo, los descuentos llegan desde el 10, 15, 20 por ciento, o dependiendo la editorial a veces hasta el 30 por ciento.

Estar en el Centro Histórico a veces no es fácil, pues las manifestaciones llegan a afectar no sólo a la empresa, sino a los clientes que desean tener su libro.

“Cuando hay marchas con un ambiente amenazante se cierra”, detalló el empleado Jorge Sevedo.

Pero las marchas no es lo único llega a afectar a la empresa o a sus clientes, sino que han llegado a tener asaltos de camionetas, donde los libros llegan recién salidos de la encuardenación.

Los hermanos Perez Porrúa explicaron en una entrevista para Excélsior que “México ha crecido mucho con la piratería y el robo de libros. Es absurdo, se dice que no se lee, pero en cualquier estacion del Metro encuentras a un reevendedor con 30 libros vendiendo”.

Para los hermanos Porrúa es patético encontrar los libros robados de las librerías en los puestos piratas al mismo precio. 

 

Artículos relacionados