La integración del Congreso daría más control al partido mayoritario: Becerra

Por Redacción Reversos

La iniciativa sobre la integración de las cámaras legislativas se justifica por la búsqueda de austeridad, sin embargo, detrás de este argumento “se esconde la intención de permitir al partido mayoritario un mayor grado de control sobre dichas cámaras”, advierte Pablo Xavier Becerra Chávez, investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

En su artículo Mayoría y representación proporcional en el Congreso mexicano, el académico del Departamento de Sociología de la Unidad Iztapalapa analiza las propuestas de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN), del Trabajo (PT) y Movimiento Regeneración Nacional (Morena) para disminuir el número de diputados de representación proporcional en las cámaras, un tema que forma parte de la reforma electoral que se aprobará a fines de 2019.

El también miembro del Centro de Estudios de la Democracia y Elecciones (CEDE) señala que el legislador del PRI Eduardo Zarzosa Sánchez no pretende que haya menos diputados, sino homologar la elección de cien de los 200 de representación proporcional con la del Senado, es decir, por medio del principio de primera minoría.

Por su parte, el legislador del PAN, Mario Mata Carrasco, propuso reducir cien curules de los 500 que existen; de 300 a 240 en el caso de los de mayoría y de 200 a 160 en los de representación proporcional electos en las cinco circunscripciones actuales, manteniendo así los porcentajes vigentes de mayoría y proporcionalidad, una propuesta parecida a la presentada por el ex presidente Felipe Calderón Hinojosa, en 2009.

En tanto que la iniciativa de los senadores Alejandro González Yáñez y Joel Padilla Peña, del PT, plantea que la Cámara de Diputados se integre en su totalidad por quienes resulten electos mediante el principio de representación proporcional y se eliminen los de mayoría relativa, dejando pendiente la discusión del número total de legisladores.

Por el grupo parlamentario de Morena, el diputado Juan Martínez Flores y el senador Martí Batres Guadarrama propusieron mantener los 300 legisladores de mayoría y disminuir los de representación proporcional a cien, “con la diferencia de que éstos ya no provienen de una lista presentada con anticipación, sino de los candidatos perdedores mejor ubicados en sus distritos”, esa reducción permite premiar al partido mayoritario, subraya el politólogo.

Becerra Chávez advierte que la propuesta del senador Batres Guadarrama y de Tatiana Clouthier Carrillo de desaparecer a los 32 senadores de representación proporcional para que la cámara alta se integre por 64 de mayoría y 32 de primera minoría –96 en total– se justifica porque “los senadores de representación proporcional no representan a ninguna entidad federativa y, por tanto, son contrarios al pacto federal”.

Sin embargo, para que dicha iniciativa proceda tendrán que superar, mediante negociación, la resistencia de los partidos opositores, ya que ahí el Movimiento Regeneración Nacional cuenta con mayoría absoluta, pero no con mayoría calificada; en tanto que en la cámara baja Morena y sus aliados podrán aprobar su propuesta, concluye el investigador.

Related posts

Déjanos un comentario