La medicina estética no funciona hoy con medicinas

Por Héctor Antonio Meza

 

Una joven de cuarenta y dos años, con sobrepeso importante, llegó a consulta. Requiere ácido hialurónico para unas líneas de expresión, sin embargo, se desalienta al escuchar por el médico que no tiene un resultado real por la obesidad. Por ende, se le recomendó primero tener un control del peso, para posteriormente someterse a tratamientos de medicina estética.

 

Al escuchar esto, la joven se suelta a llorar por una cuestión personal particular, ya que el marido no la deja porque tenía celos. Pero la paciente accede. Baja 35 kilos, comienza un tratamiento con toxina botulínica, ácido hialurónico y el cambio es radical. En esto influyó que la joven cambiara su estilo en su forma de vestir, con más confianza. Tiempo después deja al marido, se divorcia, y en la actualidad, con 54 años, sigue yendo por sus vacunas anti envejecimiento.

 

El doctor Alejandro Coello, médico especialista en medicina estética avanzada, comentó en entrevista para Reversos que la paciente que aún trata se siente joven, con más vitalidad, porque viene por parte del interior, y hace mucha actividad física, lo que genera todo en conjunto un mayor desenvolvimiento más activo en su trabajo.

 

Coello destacó que el tratamiento estético se trata de una combinación interna del análisis que se realiza al paciente para ver lo que necesite y externa en analizar su rostro y otorgarle las volumetrías que requiera, además de observar cuestiones faciales, inclusive corporales, para devolver ese rostro y seguridad que a veces ni una cirugía te devuelve y es 100% absorbible.

 

El médico señaló que nosotros empezamos a envejecer a partir de los 24 años, se notan arrugas y ciertas líneas que no teníamos, más si se está expuesto al Sol, por eso considera importante cuidarse lavándose la cara mañana-noche, usar cremas dermatológicas las cuales ya usan hombres y mujeres y utilizar una pantalla solar.

 

Por lo que identifica dos tipos de arrugas, las dinámicas que se notan cuando uno gesticula por lo que recomienda trabajar a nivel muscular y utilizar toxina botulínica de manera adecuada para tener un resultado natural; por otra parte las estáticas aún sin movimiento se marcan y requieren de ácido hialurónico, que es 100% absorbible y compatible con el organismo, los hilos tensores se utilizan para devolver tejido que se cayó a su sitio original.

 

Además Coello anexó que es importante señalar que con esto hay reposiciones de tejidos, devuelven la volumetría que se pierde con el paso del tiempo, “aunque no hace magia, pues lo que tienes lo tendrás”, sólo ayudará a verte bien, no cambiaran la expresión facial o modificarán las facciones, pero siempre te ayudarán a sentirte mejor trayendo mejores resultados.

 

La clínica está ubicada en Insurgentes Sur 1673, Piso 6, consultorio 602. Al igual uno puede consultar cualquier duda en sus redes sociales Twitter:@Dr_Coello y página webbariatriaymedicinaestetica.com

Artículos relacionados