La neutralidad en la red

TRAMAS 

Por Rodrigo Bengochea 

La neutralidad en la red no es algo trivial. El concepto surgió, acuñado por Tim Wu, para referirse a la necesidad de que las empresas que soportan la infraestructura de Internet, como Verizon, estuvieran reguladas para impedir que interfirieran en la información que circula en la red. 

En la naturaleza de Internet está la libre circulación de información que permite de esa forma libres intercambios culturales y comerciales, por eso es concebido como un medio producido por sus propios consumidores, y el principio de la neutralidad en la red defiende que las empresas que soportan la tecnología no deberían tener posibilidad de intervenir en esos contenidos. 

Imaginemos qué pasaría si Verizon decide reducir el ancho de banda para una empresa como Netflix: sencillamente Verizon podría gradualmente desaparecer a Netflix y poner su propia empresa del mismo tipo con un ancho de banda privilegiado que le diera ventajas sobre las demás empresas. 

La progresiva intervención de plataformas como Facebook y Twitter en los contenidos que circulan en sus redes, con los ejemplos más recientes en Estados Unidos, nos pone frente a un dilema: el discurso de odio, la incitación a la violencia.  

¿Son contenidos en los que sí deberían intervenir las plataformas que soportan las redes sociodigitales? ¿De quién es el juicio que debería calificar lo pertinente o no de los contenidos que circulan en las redes sociales? 

Por otro lado, las nuevas políticas de Apple, que pretenden darnos a conocer toda la información que las aplicaciones pueden tener de nosotros, ha molestado a las plataformas de redes sociales, pues lo consideran una intromisión en la neutralidad de las redes. 

Siempre supimos que las redes sociodigitales llegarían a este punto, donde tendrían que decantarse por retroceder en su apertura y apostar por modelos más regulados o asumir la autorregulación como único principio.  

Me parece que estamos viviendo la transformación de las redes en tiempo real, con los dueños del medio cada vez con mayor tentación de volverse dueños del mensaje. …

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Related posts