La nueva caravana migrante, Trump y México

Por Luis Carlos Rodríguez González

La tercera caravana migrante de hondureños salió este 15 de enero desde San Pedro Sula con rumbo al norte, con la aduana migratoria de México y con destino final la frontera norte de México que continuará siendo el embudo de la política antinmigrante de Donald Trump.

Este tercer éxodo, que se calcula inicialmente en más de mil hondureños pero que podría sumar a más de 3 mil 500, además de que seguramente en el camino se le sumarán más migrantes salvadoreños y guatemaltecos, fue promovida a través de redes sociales y entre pláticas de vecinos, de amigos, pero se desconoce quiénes son los organizadores de esta movilización humana.

La página de Facebook “Caravana de Inmigrantes 504 Honduras” publicó desde hace días un cartel con la leyenda “Buscamos Refugio. En Honduras Nos Matan” y la convocatoria con fecha 15 de enero a las 5 de la mañana para salir de la Central Metropolitana de Autobuses de San Pedro Sula.

“Somos una organización sin fines de lucro. Atención mantenerse informado por cualquier detalle, hagamos viral. No migramos. Huimos de la dictadura”, señala otra de las publicaciones de la página donde se advierte y se recomienda viajar “con documentos en mano como tarjeta de identidad, y los que portan un pasaporte llevarlo. En caso de menores de edad portar partida -acta- de nacimiento”.

De acuerdo a Radio Progreso de Honduras, quienes conforman esta nueva caravana “lo hacen porque se cansaron de buscar empleo que nunca encontraron, están con miedo como resultado de la inseguridad y violencia que en los primeros días del 2019 se han generado 6 masacres dejando como resultado más de 20 personas muertas”.

Al respecto, el presidente estadounidense Donald Trump ha utilizado y seguramente lo hará con este nuevo éxodo de migrantes que intentan cruzar la frontera de Estados Unidos, para defender su propuesta de construir un muro que contenga la inmigración indocumentada en la frontera con México.

“Solo funcionará un muro. ¡Solo un muro, o una barrera de acero, mantendrán la seguridad de nuestro país!”, ha señalado Trump en Twitter al comentar sobre esta nueva caravana migratoria.

Sin organizadores visibles de este nuevo éxodo, conformado en su mayoría por jóvenes, mujeres y niños, servirá para que Donald Trump siga presionando a los demócratas en favor de que la Cámara de Representantes le aprueben 5 mil 700 millones de dólares para financiar un muro a lo largo de la frontera con México.

Mientras que los demócratas consideran que tal obstáculo es innecesario e incluso inmoral. Exigen que Trump permita la reanudación de las funciones oficiales, es decir el paro gubernamental, antes de proseguir la negociación de más medidas de seguridad fronteriza.

En este contexto, en los próximos días el nuevo gobierno mexicano y en especial la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, tendrá su primera prueba de fuego cuando este nuevo éxodo intente y cruce el Río Suchiate para internarse en México y busque avanzar hacia la frontera norte.

La disyuntiva será acatar los mandatos de Trump, como en tiempos del gobierno de Enrique Peña, de intentar frenar la caravana y deportar al mayor número de centroamericanos u optar por una política migratoria con enfoque humanitario, sin detenciones, sin persecuciones. Será tal vez el primer encontronazo de la era López Obrador-Trump. Tal Cual

www.thexodo.com

Related posts