La obra de Carlos Marx sigue vigente para el análisis de movimientos sociales

Por Redacción Reversos

La obra filosófica y económica de Carlos Marx sigue ofreciendo un marco teórico vigente para analizar los movimientos sociales en curso en países capitalistas, en virtud de que el razonamiento económico, social y político pone a debate el sujeto histórico en la actualidad, sostuvo el doctor Roberto Escorcia Romo, docente de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

El coordinador del libro Sujeto capital-sujeto revolucionario. Análisis crítico del sistema capitalista y sus contradicciones, presentado en el Tercer encuentro de la Sociedad Latinoamericana de Economía Política y Pensamiento Crítico (SEPLA) México, explicó que la obra aborda el activismo que lideran con éxito campesinos, así como el sujeto revolucionario, que no debe quedar limitado al ámbito urbano, sino considerar a jornaleros agrarios y la población indígena.

En la coedición de la Unidad Xochimilco de la UAM y editorial Itaca, el doctor David Barkin Rappaport, docente del Departamento de Producción Económica, plantea que en las sociedades poscapitalistas el sujeto revolucionario se encuentra en las comunidades indígenas, cuyos conceptos de valor y trabajo se diluyen y surgen expresiones colectivas, como el tequio.

Escorcia Romo abundó que la publicación integra 11 ponencias de Guido Estarosca, Patricia García, Barkin Rappaport, Armando Bartra y Roberto Diego, en las que se discute la vigencia del pensamiento marxista y se recuperan y revisan experiencias sociales de éxito.

La idea es repensar el momento actual a la luz de la obra del economista y filósofo alemán, reconociendo la variedad de procesos ciudadanos que existen en la actualidad. “Diego, Barkin Rappport y Bartra postulan que históricamente han sido encabezados por campesinos, por lo que en sí han sido revolucionarios agrarios”.

La obra también estudia la importancia central del trabajo como actividad ontológica del ser humano, que termina por constituir un objeto-mente que va a dominar toda la relación social.

Originado de una actividad académica que celebró los 150 años de la publicación del primer tomo de El Capital, el libro enfatiza en sus 365 páginas la importancia de releer ésta desde otra perspectiva para explicar el proceso capitalista en el siglo XXI, indicó el profesor Salvador Ferrer Ramírez, adscrito también al Departamento de Producción Económica.

El filósofo alemán escribió su teoría a partir de su propia experiencia al conocer el proceso de trabajo de la Inglaterra del siglo XIX. En la sección cuarta de El Capital establece los conceptos teóricos para ubicar el sujeto revolucionario en nuestros días: “el sujeto histórico son los trabajadores, no sólo los obreros, pues ahora existen menos fábricas”.

En un nuevo concepto, “tenemos que ampliar la idea de clase obrera e incluir no sólo el obrero fabril sino a todo aquel que vende su fuerza de trabajo, por lo que queda abierto el debate sobre quiénes integran el proletariado en nuestros días”.

Ferrer Ramírez propuso discutir los conceptos de clases sociales y los efectos del capital financiero en el proceso de reproducción capitalista y de explotación del trabajo, que es el fundamento de ese sistema económico.

“Decir que los movimientos campesinos, indígenas, las mujeres, los grupos ecológicos son los nuevos sujetos no me convence, claro que son importantes, pero las clases sociales son una categoría necesaria para explicar el sujeto social”, concluyó.

Related posts

Déjanos un comentario