La perfección deportiva de CR7

Por Víctor Manuel Del Real Muñoz 

¿Qué le causará envidia a mucha gente que odia a Cristiano Ronaldo? ¿Su dinero? ¿Su talento en la cancha mezclado con su inteligencia? ¿Su excelso físico (ejemplar modelo del atleta contemporáneo)? 

Voces absurdas que por el mundo prevalecen que critican sin fundamento alguno aspectos irrelevantes de la vida de Cristiano que a nadie nos debiese importar, y no terminan por aceptar que estamos frente a uno de los 5 jugadores TOP de la historia de este deporte llamado Futbol Soccer en el mundo.

Cristiano ha ganado otra vez el Balón de Oro porque, junto a Lionel Messi, no existe ser humano en este planeta que emulen a haga similitud con la calidad, el nivel, el talento, la disposición físico atlética, y la suma de verdaderas y leales virtudes al servicio del fútbol que este astro portugués desarrolla en un rectángulo verde de pasto de 90 por 120 metros.

Cristiano es un perfecto ejemplar de lo que debe ser un futbolista profesional en la actualidad: un jugador absolutamente sano, físico atléticamente excelso y en progreso del máximo devenir de las capacidades corporales al servicio de este deporte.

La máxima puesta en marcha de las capacidades futbolísticas, del talento e inteligencia cerebral, de las mejores virtudes técnicas (lo que se conoce como técnicamente impecable), velocidad suprema, zancadas con potencia, resistencia física garantizada, fuerza y fortaleza física incuestionables, etc.

Cristiano reúne el perfil de mayúsculos futbolistas que han pasado a la historia de este mágico y majestuoso deporte en un solo cuerpo. Eso lo hace ser un dotado, un astro, un tipo que emularía tener un managament de otro planeta.

No es gratuito lo que Cristiano le ha dado al futbol mundial, tampoco su sueldo, su mercadotecnia, ni mucho menos la suma ni el conglomerado de sus logros individuales ni colectivos. Ser figura en dos de los Top10 mejores equipos de la historia del futbol como el Real Madrid y el Manchester United no es cosa simple.

Cristiano lo ha conseguido todo gracias a su pasión y su amor por el entrenamiento, por la disciplina, por su alimentación, por sus buenos hábitos de vida, por sus métodos de descanso, por la administración adecuada de sus estilos mediáticos de vida, e incluso por la buena solvencia financiera que por su trabajo ha consagrado a beneficio propio.

Además, Cristiano ostenta una cabeza con ideas y correspondencias mentales adecuadas para el futbolista inteligente, algo que plasma en su vida diaria y en su rendimiento como futbolista. Cristiano es el perfil perfecto del atleta contemporáneo, del prototipito moderno de un deportista de un nivel muy por encima de la media del alto nivel.

Mientras muchísimos rozan el alto nivel, él junto a Messi rozan la estratósfera de ese nivel. Este emblema de Portugal junto al dios de Rosario, Santa Fe, Argentina, dejará por siempre y quizás la vara bastante alta. No veo por ahora nuevos perfiles que simulen lo que estos monstros han hecho y le han dado al futbol.

El mundo del futbol ha vivido ahora y desde hace algunos años un punto de inflexión más. En su momento fue gracias a Di Stéfano, Pelé, Maradona, Cruyff, y ahora gracias a Messi y Cristiano. Somos unos afortunados de embelesarnos desde España con los partidos que estos dos fenómenos nos regalan y, sobre todo, cuando estos dos tipos hacen faenas épicas en distintos campos de Europa jugando al máximo nivel en Champions.

Me considero un privilegiado de poder saborear partido a partido del Real Madrid y ver en la cancha a un tipo que nos muestra al mundo que el talento va de la mano con la cercanía estrecha que un ser humano pueda tener con el mismísimo dios padre.

FELICITACIONES AL CLUB ATLÉTICO ESPAÑOL

La semana pasada se coronó una vez más el Club Atlético Español. Un equipo de aficionados que tiene más de 30 años ejemplificando lo que significa corresponder con un equipo de barrio histórico, de esos que duran toda la vida y que se heredan de padres a hijos y luego a nietos y así.

Este tipo de historias de éxito deportivo son muy comunes en las grandes ciudades como Guadalajara o la Ciudad de México por su grandeza y amplitud urbana. Sin embargo está claro que este tipo de genialidades colectivas pueden hacerse (merced a la voluntad y la disposición de grupo) en cualquier parte del mundo.

En este caso, el Atlético Español, desde Azcapotzalco, en la Ciudad de México, de la mano de grandiosos jugadores como Quintero, Bebé, Bombón, Che, Tatús, Hirving, Angel, Greñas, Riqui, Pompin, Hilario y Toño, han consagrado una paternidad en la Liga de la Victoria de las Democracias, acumulando año con año los máximos blasones con el título de liga que pareciera, por ahora, no tendrá un propietario distinto. Enhorabuena para el Atlético Español por esta liga 2017.

 

Artículos relacionados