La Prietty Guoman es show y protesta trans

Por Iván Rivas

 

Cuando César Enríquez se presenta en el escenario, la noche se convierte en una fiesta trans y de la diversidad sexual.

La puesta en escena representa los altibajos de una mujer trans llamada la Prietty Guoman. Así se ha nombrado ella misma, siempre por convicción: exuberante, alegra, bailadora, polémica y cuba-veracruzana.

El público está invitado a conocer su historia, viajes y tropiezos pero si alguna vivencia le resulta conocida es porque las mujeres trans han sido las “más visibles políticamente, dan la cara ante la sociedad sin tener una identidad acode al género”.

La vida de la Prietty, no sería historia sin los personajes y celebridades que se cruzan. Todos, incluso aquel que la dejará chimuela, son llevados al escenario por el mismo César Enríquez y forman parte de las vivencias alegres y dolorosas.

Cada elemento participa para crear un ambiente cabaretero que busca llegar al corazón y la conciencia.

Chimuela, cubana y multifacética es la Prietty Guoman. La invitación es y será para conocer su historia y divertirse.

La Pretty Guoman se presentó con éxito en el Teatro de la Ciudad “Esperanza Iris”, esperando que vuelva a escena en otro foro de México.

Related posts

Coméntanos