La regla Buster Posey que eliminó las colisiones en home

Por: Mateo de Jesús Audelín Mayo Gómez

Desde su nacimiento el béisbol ha brindado a sus espectadores jugadas tan emocionantes como los robos de base, los pisa y corre, las barrida de abanico, etc. Otras tan elegantes, como los toques de bola y los doble play’s.

Sin embargo, en su historia también hay jugadas tan peligrosas como las colisiones en home plate. De estas jugadas es que surgió la regla Buster Posey, para proteger a los catchers de las colisiones.

Muchos argumentan que la regla anterior “le quita lo emocionante al béisbol” pero no hay que confundir emocionante con peligroso, mucho menos con salvaje.

El béisbol por su esencia presenta jugadas emocionantes desde el momento en que el lanzador envía la pelota al home. La emoción y el drama están presentes en cada lanzamiento y las reglas Posey y Utley no pretenden quitarle la emoción, sino limpiar al rey de los deportes del “juego sucio”.

Para la afición, una colisión en home plate puede ser una jugada emocionante, pero para los beisbolistas implican un peligro. No solo implican la definición de la jugada en “safe” u “out”, sino también riesgos de lesión y en el peor de los casos, de terminar con su carrera como beisbolistas.

 

Ejemplo de lo anterior fue la lesión del receptor Buster Posey en 2011, producida por la embestida de Scott Cousins de los Marlines de Florida, cuando intentaba anotar la carrera del gane en la 12va entrada. Como resultado de aquel suceso, Posey se fracturó el peroné y se rompió ligamentos del tobillo. La lesión le costó la temporada.

Perder el partido o una lesión, eran las dos opciones que tenía Posey al momento de la jugada. Como buen receptor, se plantó firme en el home plate sabiendo el riesgo que eso implicaba, pero ¿Tiene que ser el béisbol así? ¿Se tiene que pagar con una lesión el precio por ganar un partido?

Ante estas interrogantes fue que surgió la regla Buster Posey, en honor al jugador y en protección de todos los catchers. Ahora los catchers no pueden bloquear el camino al home si no tienen posesión de la pelota y los corredores no pueden desviarse para iniciar contacto con el receptor.

Para quienes crecimos viendo estas jugadas nos puede parecer que quitan lo emocionante al béisbol, pero hay que recordar que quienes juegan no son máquinas, sino humanos que pueden lesionarse.

También, que esta nueva regla es una forma de crear un béisbol más sano para las nuevas generaciones, siempre recordando que este tipo de reglas no se hacen para quitar lo emocionante del rey de los deportes, sino para proteger a los jugadores de lesiones que pueden arruinar su carrera deportiva.

Related posts