La vacunación lenta, las variantes y el falso sentido de seguridad son un peligro adicional ante el Covid-19

Por Redacción Reversos 

Foto: Khasar Sandag/UNICEF 

El despliegue de las vacunas en Europa es “inaceptablemente” lento, aseguró el director de la Organización Mundial de la Salud para esa región. 

“A medida que las variantes que más preocupan continúan extendiéndose y la presión sobre los hospitales aumenta, las fiestas religiosas están conduciendo a una mayor movilidad. Acelerar la implementación de la vacunación es fundamental, ya que los casos nuevos en Europa están aumentando en todos los grupos de edad, excepto en uno”, expresó Hans Kluge durante una conferencia de prensa. 

Los casos y las muertes están disminuyendo en personas de 80 años o más desde principio de 2021, lo que, según el experto, refleja los primeros signos del impacto de la vacunación. 

Sin embargo, la región sigue siendo la segunda más afectada por el SARS-CoV-2 del mundo, con el número total de muertes acercándose rápidamente a un millón y el número total de casos a punto de superar los 45 millones. La semana pasada, se registró un aumento significativo de la transmisión de COVID-19. 

“Hace solo cinco semanas, el número semanal de casos nuevos en Europa se había reducido a menos de un millón, pero ahora la situación de la región es más preocupante de lo que hemos visto en varios meses. Existen riesgos asociados con el aumento de la movilidad y las reuniones durante las fiestas religiosas. Muchos países están introduciendo nuevas medidas que son necesarias y todos deberían seguir tanto como puedan”, explicó el doctor Dorit Nitzan, director regional de Emergencias. 

Una variante peligrosa 

En Europa, 50 países o territorios han notificado la variante B.1.1.7 que ha sido calificada como “preocupante” e inicialmente detectada por el Reino Unido. Se trata ahora de la variante predominante en la región. 

“Como esta variante es más transmisible y puede incrementar el riesgo de hospitalización, tiene un mayor impacto en la salud pública y se requieren acciones adicionales para controlarla”, explicó Kluge, recordando que actualmente las vacunas son la mejor herramienta para salir de la pandemia. 

Nuevos datos de Public Health England sugieren que las vacunas COVID-19 han salvado, al menos, más de 6000 vidas entre personas mayores de 70 años desde que comenzó la vacunación en diciembre de 2020. De manera similar, los datos de Israel muestran que la vacuna Pfizer-BioNTech ronda el 90%. eficaz para prevenir infecciones, enfermedades graves y hospitalizaciones después de la segunda dosis. 

“Las vacunas presentan nuestra mejor forma de salir de esta pandemia. No solo funcionan, también son muy eficaces para prevenir infecciones. Sin embargo, el despliegue de estas vacunas es inaceptablemente lento. Y mientras la cobertura siga siendo baja, debemos aplicar las mismas medidas sociales y de salud pública que hemos aplicado en el pasado para compensar los retrasos en los horarios. Permítanme ser claro: debemos acelerar el proceso aumentando la fabricación, reduciendo las barreras para la administración de vacunas y utilizando todos los viales que tenemos disponibles ahora”, agregó Kluge. 

Falsa sensación de seguridad 

Hasta la fecha, solo el 10% de la población total de la región europea ha recibido una dosis de vacuna y el 4% ha completado una serie completa de vacunas. 

“El riesgo de que la vacunación en curso proporcione una falsa sensación de seguridad a las autoridades y al público por igual es considerable, y eso conlleva un peligro”, explicó el director. 

Todos los países de ingresos altos de la región se están vacunando contra la COVID-19, mientras que solo el 80% de los países de ingresos medianos altos y el 60% de los países de ingresos medios y bajos. Hasta la fecha, 10 economías de ingresos medios de la Región han recibido dosis a través de la Instalación COVAX. 

“Si bien reconozco la intención de los gobiernos de proteger a sus propias poblaciones, antes de que las vacunas se extiendan a otros grupos de edad, insto encarecidamente a los gobiernos a que compartan las dosis excesivas de vacunas aprobadas por la OMS con COVAX o con los países que lo necesiten, una vez que los trabajadores de la salud y los más vulnerables han sido vacunados. No hacerlo es contraproducente”, pidió Kluge. 

Las medidas de salud pública deben seguir vigentes 

Dado que el mayor número de casos nuevos de COVID-19 se está produciendo en grupos de población que aún no están vacunados, la Organización Mundial de la Salud sigue pidiendo una acción temprana para implementar medidas de salud pública y sociales sobre la base de datos epidemiológicos y del sistema de salud mientras la cobertura de vacunación continúa creciendo. 

Un total de 27 países en Europa se encuentran en bloqueo total o parcial a nivel nacional, y 21 imponen toques de queda nocturnos. En las últimas 2 semanas, 23 países han intensificado las restricciones, mientras que 13 han suavizado las medidas, con nueve adicionales para seguir su ejemplo. 

Aunque las medidas de confinamiento deben evitarse mediante intervenciones de salud pública oportunas y específicas, deben usarse cuando la enfermedad sobrepase la capacidad de los servicios de salud para atender a los pacientes de manera adecuada y para acelerar la preparación de los sistemas de salud pública locales y nacionales. 

“La probabilidad de que aparezcan nuevas variantes aumenta con la velocidad a la que el virus se replica y se propaga, por lo que es fundamental frenar la transmisión mediante acciones básicas de control de enfermedades. Y hoy, a diferencia de hace un año, tenemos mejores sistemas de prueba y rastreo, un intercambio de información más rápido y sabemos mucho más sobre cómo cuidar a los enfermos graves”, expresó el doctor Nitzan. 

No es el momento de relajar las medidas 

Las pruebas ampliadas, el aislamiento, el rastreo de contactos, la cuarentena y la secuenciación genética son las herramientas básicas de salud pública que deben utilizarse y fortalecerse continuamente. 

La vacunación, junto con la continuación de las medidas sociales y de salud pública, será lo que finalmente pondrá fin a la pandemia, aseguran los expertos de la OMS, pero para que eso suceda, se requiere una ampliación tanto de la producción de vacunas como de la vacunación, así como el cumplimiento continuo de las medidas sociales y de salud pública. 

“El mayor factor determinante de cuántas personas se infectan y cuántas personas mueren en las próximas semanas es lo que usted como individuo hace o no hace. Lo hemos visto una y otra vez: se puede detener la propagación del virus. Por tanto, mi mensaje a los gobiernos de la región es que ahora no es el momento de relajar las medidas. No podemos permitirnos el lujo de no prestar atención al peligro. Todos hemos hecho sacrificios, pero no podemos dejar que el cansancio gane. Debemos seguir controlando el virus”, concluyó el doctor Kluge. 

La situación en Brasil se recrudece 

Cruzando el Atlántico, en las Américas, la situación también se recrudece. La OMS ha vuelto a alertar sobre la gravedad de la pandemia en Brasil. La mayoría de las unidades de cuidados intensivos en el país están a más del 90% de capacidad. 

«Conocemos una encuesta nacional que ha indicado que más de 6000 personas con COVID-19 están esperando por una cama en las UCIS. La situación es realmente crítica», dijo María van Kherkove, la epidemióloga que lidera la respuesta al COVID de la Organización. 

La variante P1, que predomina ya en 13 estados de Brasil, está haciendo que las hospitalizaciones y el número de personas que tienen que ir a las UCIS esté aumentando en todos los grupos de edad, incluyendo los jóvenes. 

“Evidentemente la OMS está extremadamente preocupada por la situación”, dijo la subdirectora Maria Angela Simao. Aunque Brasil ya está recibiendo vacunas de COVAX, “puede crear sus propias vacunas y esto es esencial ahora mismo dada la presión en la distribución”, añadió. 

Sin embargo, destacó que «no basta con las vacunas” y que no hay que caer en una falsa sensación de seguridad. “Cuando hay una transmisión tan alta hay que mantener las medidas y seguir vigilantes sobre todo en centros urbanos”. 

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Related posts

Déjanos un Comentario