Leamos el itinerario estadounidense y mundial

Por Víctor Manuel Del Real Muñoz

Considero de forma seria, permítame usted la licencia, haciéndome responsable de lo que comento ahora, que los asesores en materia económica y de política interior del próximo presidente electo Andrés Manuel López Obrador, son de medio nivel hacia abajo; asumo mi postura con mucho respeto. Lo comento así por los siguientes elementos que a continuación intentaré detallar.

No hay un posicionamiento claro de conducir la política económica de México en un rumbo firme, contestatario y combativo incluso, ante las políticas de orden financierista/monetarista supremo de carácter neoliberal que han reorientado la correlación de fuerzas económicas mexicanas desde la voluntad y el hambre de enriquecimiento sin límites de la gran banca internacional mediante las instituciones crediticias internacionales.

Aunado a lo anterior, el alto bureau político mexicano no está sabiendo entender ni comprender (dos cosas muy diferentes una de otra) el posicionamiento en materia económica, financiera, y monetaria que el Gobierno de los Estados Unidos está teniendo al interior de su economía pero con una huella bastante marcada y pronunciada hacia el exterior. Hasta la saciedad en el devenir de este espacio periodístico hemos hablado de esta correlación de fuerzas económica estadounidense después de Trump.

Necesitamos estar a la altura de las expectativas porque en dicho cause se encuentran los detalles, las formas, las maneras y las tácticas con que se reorientará el TLCAN y los beneficios que el nuevo gobierno deberá buscar para por fin encausar esta alianza comercial con Estados Unidos en rumbos hacia el desarrollo, el empleo, la generación de valor agregado, la correlación igualitaria y de similares pesos de la balanza, la importación sana, la exportación en masa, y frenar los vicios, los pormenores y las falencias que entre otras cosas han nublado y entristecido el panorama social que a la fecha yace alicaído, degenerado y absolutamente sangriento desde nuestro país.

Ciertos guiños entre AMLO, MORENA, el nuevo gabinete y el FMI hablan de no aprovechar y quizás no querer mirar ese debilitamiento que los esquemas neoliberales financieristas internacionales están teniendo en el mundo. No sobra reiterar con un énfasis quizás necio pero necesario que en Europa el nacionalismo en todas sus expresiones, desde el supra fascista hasta el más laxo gobernará aquellas regiones en el futuro, Rusia y China mantienen inercias de gobiernos nacionalistas con disposición de comercio internacional ampliado sin matices neoliberales, América Latina que verá caer y perecer los programas neoliberales en menos de una década a futuro, y el ejemplo más claro desde Estados Unidos, por cierto, el más importante y determinante para nosotros.

Si no somos capaces de adherirnos a los nuevos rumbos globales, a la nueva expresividad internacional y sobre todo, si no somos capaces de acompañar el nuevo itinerario económico, político y social en Estados Unidos que a pesar de estar permanentemente en caos parece se mantendrá firme porque la dinámica geopolítica internacional demanda ese tipo de consistencia desde Estados Unidos,  no seremos capaces de progresar en una línea que pudiera dejarnos mejores réditos sociales que el pasado grisáceo enmarcado en un corazón altamente neoliberal internacional.

Este nuevo giro mundial, con especial resonancia en Rusia, China y Estados Unidos, intenta apalear, sin ser una panacea ni un rumbo anticapitalista, las heridas y las consecuencias de anidar un margen de desregulación absoluto, sin criterio ético, humano, empresarial, de dinamismo social ni tampoco con un enfoque de riqueza real. Permitieron que el dinero se desbordara, cobrara facturas inexistentes e impusiera su máxima voluntad. Se trató de un caos internacional en el cual el mundo pudiera señalar una lista de responsables que ya no caben en esta nueva era.

Por consiguiente México debe estar a la altura de estos caminos que aparecerán en una nueva era del mundo. Veo un poco de lentitud y de pocos reflejos a las que serán las nuevas autoridades a partir del primero de diciembre de este año. Esto alarma un poco desde luego.

Related posts