El legado de Mariana “La Barbie” Juárez

Por Melissa Romero

El pasado 11 de noviembre, en Irapuato, Guanajuato, una de las leyendas del boxeo femenino en México, Mariana “la Barbie” Juárez, defendió con éxito su título gallo del CMB ante una excelente pugilista alemana, Alesia Graf.

Las tribunas coreaban el nombre de la chilanga. Entre porras y silbidos llenaban de energía la pelea. Roun por round Alesia se vio inferior a la Barbie, pues el ritmo de la pelea impuesta por la mexicana le dificultó la estrategia planeada.

En el sexto round Graf se lesionó la rodilla y dieron el knock out técnico en favor de Mariana Juárez.

Juárez se distingue entre los estilos boxísticos por su agresividad, potencia en golpes rectos y excelente puntería. La evolución en su estilo representa el trabajo duro y tiempo que esta mujer ha dedicado a su deporte, ganando campeonatos en distintas divisiones y enfrentándose a la elite del boxeo mundial.

Debutó en 1998 y, un año después, junto con Ana María Torres, protagonizó la primer pelea femenil en México transmitida en televisión nacional. Pero fue hasta 2011 que ganó su primer título absoluto ante una boxeadora de gran potencial, Simona Galassi.

En esta pelea Mariana demostró la madurez estilística que adquirió tras 13 años de carrera profesional. El título le fue arrebatado por Ava Knight y, con esta derrota, fue en busca de títulos súper mosca y gallo, que conquistó dando unas verdaderas cátedras del estilo aguerrido que la caracteriza ante Riyo Togo e Irma García.

“La Barbie” no sólo ha dejado marca en la historia del deporte mexicano, también se ha encargado de dejar su legado y apellido marcado en la historia, pues su hermana, Lourdes Juárez, sigue sus pasos en los mismos pesos.

Actualmente posee el título nacional y se perfila a un título internacional o, quizá, un absoluto. Con un boxeo inteligente, certero, potente pegada y una increíble habilidad para adaptarse al estilo del rival, “La pequeña Lulú” ya ha ido ganando y forjando su propio camino.

Al inicio de su carrera, mostraba una muy buena técnica y se veía muy superior a sus rivales, derrotado a excelentes peleadoras como Vianey Ortega, Jacqueline Calvo, Marlene Sandoval, entre otras.

Mientras Lulú sigue en busca de su título absoluto y defendiendo el nacional, Mariana Juarez está llegando a la plenitud de su mejor momento deportivo. Más allá de los títulos ganados, es una de las mujeres más influyentes en el deporte mexicano, una leyenda viviente.

Artículos relacionados