Lionel Messi y Cristiano Ronaldo: El duelo de la época

Por Christian Marín Reyes

A lo largo de la historia han existido grandes figuras que destacaron en sus respectivas disciplinas. Cada una de ellas teniendo, normalmente, un rival directo. El deporte se basa en eso, ser el mejor representante de tu disciplina ante los demás adversarios.

En este caso, el futbol ha dado varios de estos enfrentamientos, rivalidades que se han desarrollado dentro de la cancha con el único fin de demostrar quién es el mejor.

Nos remitimos al 24 de agosto del 2002 y al 16 de octubre del 2003, fechas que marcarían un antes y un después en la forma en que veríamos al fútbol. El debut de Cristiano Ronaldo con el Sporting de Lisboa y la presentación de Lionel Messi con el Barcelona respectivamente.

Desde el primer momento en que jugaron no pasaron desapercibidos debido al gran talento que mostraba cada uno. Mientras el jugador portugués daba el salto al fútbol inglés con el Manchester United, el argentino daba muestras de que estaba para tener un puesto en el equipo titular del Barcelona.

Así fueron pasando los años. Los dos se convertirían en los mejores exponentes del balompié internacional. Cristiano Ronaldo consolidado en el equipo merengue y Lionel Messi como el mandamás del equipo catalán.

La rivalidad no solo es personal, cada uno representa los colores de dos de los equipos más seguidos en el mundo. Por un lado está el Real Madrid CF, del otro, se encuentra FC Barcelona, esto le agrega un plus a la situación. Dos equipos que normalmente son contendientes directos a ganar campeonatos nacionales e internacionales.

El enfrentamiento de estas dos estrellas mundiales trae consigo mismo la rivalidad más representativa en cuanto  a clubes en el mundo.

El portugués se ha hecho de números abismales, ha ganado: 4 balones de oro, 2 premios The Best, 1 vez FIFA World Player, 4 Botas de Oro, 4 veces el “Pichichi” de La Liga Española, 6 veces goleador de la Champions League y 3 veces mejor jugador de Europa.

A lo largo de su carrera ha hecho 609 goles en un total de 842 partidos oficiales. En total, lo deja con una media de 0.72 goles por partido, que para un jugador es una cantidad impresionante en cuanto a efectividad.

El argentino ha mostrado un nivel alto desde que debutó con el Barcelona. Lio Messi ha ganado un sinfín de galardones y premios que lo han colocado como uno de los mejores futbolistas en toda la historia.

Ha ganado: 5 Balones de Oro (máximo ganador en la historia), 1 vez FIFA World Player, 4 Botas de Oro, 4 veces “Pichichi” de La Liga Española, 5 veces “Pichichi” de la Champions League y 2 veces mejor jugador de Europa. El astro argentino ha convertido 586 goles en un total de 719 partidos, en total, mantiene una media 0.80 tantos por encuentro, ligeramente mejor que el jugador portugués.

Ambos jugadores tienen números increíbles. Cifras que parecen ser inalcanzables en un futuro y que anteriormente parecían ser solo un sueño. Las dos estrellas mundiales han roto infinidad de récords y se han convertido en ejemplos a seguir por su gran trayectoria en la esfera deportiva.

Son dignos representantes históricos del deporte en general, no solo en el fútbol. Los aficionados contemporáneos se han dedicado a disfrutar del gran juego de ambos, porque en algún momento no muy lejano, se retirarán y dejarán un enorme hueco por llenar, eso sí, su legado será inmenso.

Artículos relacionados