Los Astros de Houston comienzan a labrar su leyenda

Por Christian Marín

El pasado miércoles, primer día del mes de noviembre, los Astros de Houston, quienes representaban a la Liga Americana, se convirtieron en los campeones de la Serie Mundial, al derrotar 5 carreras a 1 a los Dodgers de Los Ángeles, en una apretada serie que se definió en 7 juegos.

Por segundo año consecutivo, el campeonato que enfrenta al ganador de la Liga Nacional y al de la Liga Americana se concretó en un partido a ganar o morir después de 6 juegos muy cerrados y llenos de dramatismo.

El gran equilibrio mostrado en cuanto a picheo y bateo del equipo texano, logró doblegar al  conjunto angelino que partía como un rival serio al título desde el inicio de la temporada de las mayores.

Los Astros de Houston, comandados por el venezolano José Altuve, quien se perfila como favorito para ser galardonado como MVP de la Liga por su gran porcentaje de bateo y consistencia defensiva, y de la mano con sus eficientes abridores, lograron el cometido que en el año 2005 no pudo suceder cuando fueron barridos 4-0 antes los Medias Blancas de Chicago en la Serie Mundial de dicho año.

El sueño de ser campeones nacería desde el año de 1962, fecha en la que con el nombre de “Colts. 45” iniciaría una nueva franquicia para la Ciudad de Houston y que hasta este año conseguiría su primer título de Serie Mundial.

A lo largo de sus más de 40 años de existencia han tenido en sus filas a jugadores extraordinarios que se han ganado el respeto de todo aficionado al béisbol, tales como: Craig Biggio, Jeff Bagwell, Nolan Ryan, Larry Dierker, entre otros.

Estamos, sin duda alguna, ante uno de los equipos con más tradición en el llamado “Rey de los deportes”, que de seguir así, pueden marcar una época gracias al extraordinario manejo por parte de la directiva y la tremenda calidad que tiene cada jugador en la plantilla.

Un equipo bien equilibrado en cuanto a experiencia y juventud que dejó atrás a grandes franquicias como las Medias Rojas de Boston, los Yankees de Nueva York y por último a Los Ángeles Dodgers para alzarse con el título que los reconoce como el máximo representante de las Ligas Mayores.

Artículos relacionados