México premia a Trump por balas de goma de la Border Patrol

Por Luis Carlos Rodríguez González/The Exodo

El aprendiz de canciller mexicano, Luis Videgaray, nos la volvió a aplicar. Un premio a la familia de Donald Trump unos días después de que agentes de la Border Patrol lanzara a territorio mexicano ráfagas de balas de goma y bombas con gases lacrimógenos en contra de los centroamericanos y periodistas mexicanos que la frontera de Tijuana.

Un triste papel para defender la soberanía nacional con una miserable nota diplomática enviada a la Embajada de Estados Unidos que pide “realicen una investigación exhaustiva de los hechos en los que fueron utilizadas armas no letales de Estados Unidos hacia México”, esto en referencia a los momentos en que agentes estadounidenses lanzaron gases lacrimógenos y balas de goma en contra de los migrantes que trataron de cruzar la frontera por Tijuana, el domingo pasado.

Donald Trump estaba tan angustiado por la viril, valiente y amenazante nota diplomática del gobierno de Enrique Peña, que para aliviar su enfado, desde Los Pinos se anunció que se le daría la condecoración  “Águila Azteca”, máxima distinción del gobierno mexicano,  Jared Kushner, yerno del mandatario estadunidense y asesor principal de la Casa Blanca.

A que Videgaray, hasta el último día premiando a sus compadres aún costa de la violación de la soberanía, de la violación de derechos humanos de los migrantes, de los periodistas mexicanos y de la población de Tijuana que se vio afectada por las balas de goma y las bombas de gas lacrimógeno.

También triste, silencioso, entregado a los brazos de Trump, el papel del Senado Mexicano, que después de varios días de lo ocurrido en Tijuana, prefiero no incomodar al magnate, a la Border Patrol por la violación a la soberanía mexicana, con el fin de no molestar a Washington en vísperas de la toma de posesión del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

En el Senado de la República, que se dice es quien revisa la política exterior mexicana, ningún grupo parlamentario, ningún senador, no siquiera de oposición, presentó en la sesión del pasado martes 27 de noviembre, ningún punto de acuerdo, exhorto o debate sobre el tema.

Las balas de goma y las bombas de gas lacrimógeno arrojados por la Border Patrol hacia territorio mexicano no son tema para el Congreso Mexicano. No vaya ser la de malas y el vicepresidente de Estados Unidos, Michael Pence y la hija de Trump, Ivanka, quienes están en la lista de invitados especiales a la toma de posesión de López Obrador se vayan a sentir incómodos por un exhorto o pronunciamiento del Senado por la violación a la soberanía nacional.

Hay tal vacío de gobierno, tanto del gobierno saliente como del entrante en este tema por estos días, donde es más importante remozar el Palacio de San Lázaro, preparar los festejos y terminar la mudanza de Enrique Peña que deja Los Pinos, que personajes tan cuestionados y de pobreza política como el ex jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, fue prácticamente el único senador que se pronunció al respecto.

“Se tiene que alzar la voz desde el gobierno mexicano, porque no pueden estar disparando hacia el territorio mexicano. Lo que hagan en su territorio, Estados Unidos, es parte de su soberanía, pero cuando se dispara hacia territorio nacional, es una muy mala señala sobre esta relación”, consideró Mancera. Tal Cual.

www.theexodo.com

Related posts

Déjanos un comentario