“No esperen a estar de este lado para hacer algo (por los desaparecidos)”: Tita Radilla

Por Rivelino Rueda

“No esperen a estar de este lado para hacer algo. Hay que parar este baño de sangre”, dice Tita Radilla en medio de ese hilillo invisible de recuerdos que la llevaron, hace casi medio siglo, a andar el paso doloroso de buscar a los ausentes.

A sus 68 años, a Tita no le basta haber encontrado justicia en el caso de su padre, Rosendo Radilla, víctima de desaparición forzada en la década de los setenta, durante la llamada “guerra sucia”. Tita quiere justicia para todas las víctimas de este crimen. Las de ayer, las de hoy y las de siempre.

Tita Radilla fue de las primeras mujeres que experimentó el horror de la desaparición forzada de un familiar, o al menos de las que comenzó a llevar un registro de ese aberrante y sistemático fenómeno que han aplicado, permitido, sido omisos o actuado en complicidad, los distintos gobiernos en turno.

Hoy, a 44 años de la desaparición de Rosendo Radilla y de la exigencia de justicia de presentación con vida de víctimas de desaparición forzada, en México ya suman casi 40 mil los desaparecidos a lo largo y ancho del territorio nacional.

A partir de la llamada guerra contra el crimen organizado, emprendida por Felipe Calderón en 2006, también se dio el surgimiento de colectivos, redes y organizaciones de familiares de víctimas de desaparición, sumando hasta la fecha decenas de organismos civiles que, por cuenta propia, han determinado la búsqueda de los suyos.

Con recursos propios, tanto materiales como humanos, el sábado 19 de enero en Huitzuco, Guerrero, unos 200 familiares y personas solidarias de distintas partes del país, que integran la Cuarta Brigada Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas, retomaron la incansable labor de buscar a sus ausentes.

 

 

***

“Ya son 40 mil los desaparecidos. Una cifra que nada tiene que ver con una realidad que ya no se puede seguir ocultando”, lanza Juan Carlos Trujillo Herrera, uno de los organizadores de la Brigada Nacional de Búsqueda.

Carraspea la voz. Contiene la rabia. No cesa de exigir justicia. Nunca lo hará. No es para menos. Tiene a cuatro familiares desaparecidos; dos son sus hermanos y fueron secuestrados en Veracruz.

Juan Carlos expone que la Brigada no sólo busca a las personas desaparecidas, sino que “busca reencontrarnos como seres humanos”.

“A mí me duelen mis cuatro hermanos. Pero a México le deben doler todas sus personas desaparecidas. Nos toca cambiar la historia de este país”

Gustavo y Luis Armando Trujillo Herrera, de 28 y 25 años, hermanos de Juan Carlos, son originarios de Michoacán. Están desaparecidos desde el 22 de septiembre de 2010, en el último tramo del sexenio del exgobernador Fidel Herrera Beltrán. Pero en administración de Javier Duarte de Ochoa, de Miguel Ángel Yunes Linares y en la actual, de Cuitláhuac García, han arrojado resultados en su búsqueda.

***

Apenas el pasado 18 de enero, Roberto Cabrera, responsable de la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB), reportó que el número de personas desaparecidas en México asciende actualmente a 40 mil 180, es decir, 2 mil 695 más que hace tres meses.

Sin embargo, el funcionario reveló que persisten distintas variables no aclaradas que evidencian la magnitud de la problemática, así como posibles casos de extravío de cadáveres o entregas equivocadas a familiares.

“En el proceso de identificación de cadáveres existen alrededor de mil 500 casos con rezago en las entidades federativas que no han dado respuesta sobre el estatus de los cuerpos, lo que pudiera representar, en el peor de los casos, que se desconozca el paradero de los mismos”, expuso.

***

La Cuarta Brigada Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas forma parte de la Red de Enlaces Nacionales (REN), que es un espacio de articulación de familiares de personas desaparecidas que tiene como objetivo central encontrar, y regresar a sus familias, a todas las personas desaparecidas en México.

La Red de Enlaces Nacionales trabaja mediante la vinculación y el fortalecimiento de los diversos procesos de búsqueda impulsados por familiares de personas desaparecidas a nivel nacional a través de compartir de manera horizontal los conocimientos, recursos, saberes y experiencias organizativas y acompañar solidariamente las búsquedas de quienes integran la Red.

Con este fin, la Red de Enlaces Nacionales se aboca al fomento y fortalecimiento de procesos organizativos, el impulso de procesos amplios de búsqueda en red y la promoción de la creación y fortalecimiento de instituciones competentes para la búsqueda de personas desaparecidas y la atención a sus familias.

Con base en el registro realizado para el Encuentro de la Red de Enlaces Nacionales, (3-5 de agosto de 2018) en el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro Prodh), la REN está conformada por 56 colectivos y organizaciones en 16 estados de la República.

En total suman mil 998 personas las que integran este organismo de familiares de víctimas de desaparición, los cuales acompañan 2 mil 666 casos.

Los colectivos y organizaciones que conforman la Red de Enlaces Nacionales son:

AFADEM

Movimiento Migrante Mesoamericano

Colectivo Regresando a Casa Morelos (Religiosa de Jesús-María)

Mujeres de Pacto

Justicia para Nuestras Hijas A.C

Grupo V.I.D.A Laguna A.C.

Asociación Internacional de Búsqueda de Desaparecidos en México

Uniendo Esperanzas

Unión de Madres con Hijos

Desaparecidos de Sinaloa, años 70’s

Deudos y Defensores por la Dignidad de Nuestros Desaparecidos

Caravana Internacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas

IMDHD

Cáritas

Colectivo Colibrí

Comité de Familiares y Amigos de Secuestrados, Desaparecidos y Asesinados en Guerrero TADECO

Madres Igualtecas en Busca de sus Desaparecidos

Comisión de Ostula

Colectivo Lázaro Cárdenas

Familiares Caminando por la Justicia Margarita López

Cofaddem Morelia

Mujeres de Michoacán A.C.

Regresando a casa Morelos A.C

Guerreras en busca de nuestros tesoros Nayarit

Por nuestros corazones

Colectivo Buscando Familiares Puebla

Centro Prodh

Cauce Ciudadano

AJWS

Buscando te encontraré

Desaparecidos Querétaro

Voz y Dignidad por los Nuestros SLP

Colectivo Independiente Culiacán

Rastreadoras de padres y madres de hijos desaparecidos A.C

Sabuesos Guerreras AC

Voces unidas por la vida

Una Luz de Esperanza

Tesoros perdidos

Hasta encontrarlos A.C.

Voces Unidas por la Paz

Rastreadoras por La Paz de Sinaloa A.C.

Centro de Estudio Ecuménicos

UAM – Cuajimalpa

Guerreras buscando nuestros tesoros

Buscando nuestros desaparecidos de Guaymas, Empalme y sus alrededores

Colectivo familiares enlaces Jalapa

Enlaces Xalapa

Familiares en Búsqueda María Herrera – Xalapa

Familias Desaparecidos Orizaba – Córdoba

Unidas por amor a nuestros desaparecidos

Familiares en Búsqueda María Herrera – Poza Rica, Veracruz

Grupo Buscando a Nuestros Desaparecidos y Desaparecidas Veracruz

Uniendo Cristales

Familiares en Búsqueda María Herrera

ReverdeSer Colectivo

Bardo teatro

Centro de Fortalecimiento para Víctimas de Violencia

Familiares en Búsqueda María Herrera- Papantla

 

***

“Quienes han cometido estos crímenes no van a estar contentos con esto que hacemos. No estamos buscando a los culpables. Buscamos a nuestros desaparecidos”, menciona Tita Radilla y, a la vez, pone en el centro la fortaleza de estos colectivos y organizaciones civiles que han optado por escarbar la tierra con sus propias manos en la búsqueda de sus ausentes.

Los principios que rigen a estos colectivos son puntuales, precisos, claros y extraordinariamente solidarios en el dolor, en el acompañamiento, en la unidad: Respeto. Escucha. Diálogo. Tolerancia. Participación. Asertividad. Igualación. Unión. Lealtad. Honestidad.

Confianza. Humildad. Reconocimiento. Proacción. Ser propositivas y propositivos. Congruencia. Solidaridad. Separar intereses personales de la agenda común. Respetar y permitir a cada familiar y colectivo sus acciones.

***

Son nueve las demandas que plantea la Red de Enlaces Nacionales. Impulsar leyes para obtener presupuesto a las delegaciones estatales de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), reformar el Registro Nacional de Víctimas (RENAVI) (replantear los candados de este organismo), y homologar leyes federales y estatales.

Dentro de este apartado de demandas también está el de crear mecanismos de vigilancia para no revictimización a nivel estatal y nacional; capacitación a víctimas sobre sus derechos; constituir comisiones de búsqueda y delegaciones estatales CEAV; coordinación entre CEAV y la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas en los Estados (CEAVE), así como el correcto funcionamiento de la CEAV.

La segunda demanda se refiere a los Mecanismos de Búsqueda, como búsqueda inmediata efectiva: geolocalización, grupo de reacción inmediata y difusión amplia; casos de larga data con estrategia de búsqueda particular, y participación de familias en la búsqueda.

Además, coordinación internacional para la búsqueda de migrantes y víctimas de trata; exhumaciones de fosas comunes; mecanismos de supervisión ciudadana; búsqueda con actores estatales; que el gobierno asuma sus responsabilidad en las búsquedas; coordinación de todas las partes; equipo multidisciplinario y capacitado de rastreo; uso de técnicas para la búsqueda efectivas con evidencia de funcionamiento apropiado y se orienten a las necesidades, y ampliación de las capacidades técnicas para la búsqueda y uso efectivo.

En cuanto a la tercera demanda, referente a los mecanismos de identificación, la REN plantea la constitución de un Registro de Identidad Nacional; la creación de un Banco Nacional de ADN; bancos de datos de panteones ministeriales; creación de Servicios Médicos Forenses; normatividad en Centros de Tratamiento de Adicciones y de Regulación Sanitaria, así como el fortalecimiento de servicios periciales: capacitación técnica, tecnológica y material, bases de datos digital, transparencia, protocolos y acceso a expedientes para supervisión.

La cuarta demanda se refiere a reformar la Ley de desaparición (exigir que trabaje y exigir presupuesto: recursos materiales y humanos); la quinta tiene como objetivo demandar a la ONU emitir recomendaciones para la búsqueda; la sexta plantea la activación y el funcionamiento efectivo de la Alerta de Género en todo el país; la séptima se refiere a la reparación del daño (Registro de Identidad Nacional); la octava exige la visibilizar la desaparición y la trata de personas (memoriales), y la última plantea “acabar con la guerra”.

***

“Necesitamos analizar las consecuencias de esta política de exterminio, la cual no ha acabado”, sentencia Juan Carlos Trujillo Herrera a unas horas de reanudar la búsqueda de sus ausentes, de nuestros ausentes.

 

Related posts