¿Padrotes con fuero?

Por Marco Jiménez

 

El martes 25 de septiembre se dieron a conocer unas fotos en las cuales el senador del PAN, Ismael García Cabeza de Vaca, tiene una conversación por whatsapp con otros dos personajes, los cuales se desconoce su nombre.

 

En esa “conversación privada” le envían la foto de una chica, la cual hasta ese momento desconocíamos su identidad. Uno de los participantes en el chat, con el sobrenombre de “Manito”, le dice “pásame el cel del padrote, no seas gacho, ya me la quiero zumbar”, a lo que Cabeza de Vaca responde “ya somos dos”, y ponen emojis de cerdos, a lo que “manito” dice significar “Marrano trompudo”.

 

Ese mismo día Cabeza de Vaca ofreció una disculpa pero jamás a la víctima. Por la noche, El Financiero realizó una entrevista a la chica que salía en la foto de la conversación de Cabeza de Vaca, de nombre Fernanda Moreno, de 20 años. La joven explica que se vio sorprendida por aparecer en esta conversación, ya que ella es una chica universitaria que estudia mercadotecnia y es modelo.

 

El día 27 de septiembre, dos días después, el senador panista salió a dar la cara y ofreció disculpas a Fernanda.

 

Todo esto lo sabemos, sin embargo, quedan dudas sobre cómo llegó Fernanda al celular de un senador:

 

1.- ¿De dónde consiguieron la foto de Fernanda si ella confirma que no conoce al senador?, independientemente que por ser modelo la pudieron conseguir.

 

2.- En parte de la conversación se pide el teléfono de un “Padrote”, lo que podría sugerir, y no lo confirmo, que han utilizado servicios de prostitución y su contacto es un “Padrote”. Entiéndase por “Padrote” hombre que se beneficia económicamente de explotar a una o más sexoservidoras”.

 

3.- Si fue una “broma” entre amigos, ¿por qué no han salido a dar los nombres de los otros amigos?

 

4.- ¿El senador sabe, tiene conocimiento o relación con personas que se dedican a la trata de blancas?

 

5.- ¿El senador visita lugares donde se ejerza la prostitución voluntaria o forzada?

 

6.- ¿Qué leyes impulsará, y que además promovió en su campaña para la senaduría, respecto a garantizar el respeto a la mujer, libre de violencia y discriminación?

 

7.- ¿Qué criterio se maneja en el Senado de la República o en la Cámara de Diputados para que sean removidos de sus puestos por este tipo de acciones?

 

Todas estas preguntas tal vez queden en el aire, ya que Ismael Cabeza de Vaca dudo que las conteste o alguien en los medios se las pregunte.

 

Por otro lado, esto no es nuevo ni en el Senado ni en la Cámara de Diputados. Existen antecedentes de legisladores dormidos, comiendo, echando relajo, gritando, viendo yates, yéndose indignados, contestando con altivez, peleándose o viendo a chicas universitarias para “zumbarselas”.

 

Así es nuestra clase política. Por aquí dejo una frase de Tom Andersen: “El lenguaje no es inocente”.

 

Lo que se dijo en esa conversación tampoco, y eso sólo es la punta del iceberg. Esperamos que en unos días el senador no salga a dar declaraciones indignado, argumentando que lo difamaron, que su familia ha sufrido por este hecho y que no tolerará más comentarios sobre este tema, algo ya común en la sensibilidad política del país.

 

Y me gustaría saber: ¿Y el respeto a la mujer a´pa?

Related posts