¿Por qué visitar Huatulco?

Texto y fotos por Karina Hernández

HUATULCO.–  Coatulco o Guatulco: “Lugar donde se adora o reverencia al madero”. Este sitio turístico cuenta con una gran historia en donde, hace aproximadamente 1500 años antes de la llegada de los españoles, un hombre colocó una enorme cruz de madera en lo que hoy se conoce como el Puerto de Santa Cruz y proclamó:

“Dejo aquí el símbolo para todos sus remedios. Ustedes deben venerarlo y respetarlo, porque vendrá un tiempo en que conocerán al verdadero Dios y Señor de los Cielos y la Tierra”.

Desde ese momento, la cruz de madera se volvió un símbolo de suma importancia para la región, se le adoraba e incluso solían tomarse pequeños trozos para la cura de enfermedades.

Dicho emblema sobrevivió incluso a los saqueos. Alrededor de 1579, el pirata inglés Francisco Drake saqueó Huatulco quemando el lugar y ordenando la inmediata destrucción de la cruz, la cual salió intacta del incendio y ni siquiera se le pudo hacer daño al intentar deshacerse de ella.

El destino de la cruz no terminó mal, con el tiempo se fue deteriorando y con la finalidad de ser salvada, con esa misma madera se crearon pequeñas cruces. En 1612 fue llevada al centro de Oaxaca y el destino de cada una de ellas tomó distintos rumbos, desde la catedral de Oaxaca hasta el Vaticano.

Con el paso de los años la bahía de Santa Cruz o Puerto de Santa Cruz fue convirtiéndose en un centro turístico, en el cual se da inicio a uno de los paseos más importantes en Huatulco: el recorrido por 7 de las 9 bahías más importantes.

Se parte desde el embarcadero y durante el tour de 7 horas de duración se realizarán únicamente dos paradas, una de ellas en bahía Maguey, que es mejor conocida por su comida. Entre los platillos que más suelen pedirse ya que son considerados como una especialidad se encuentran los camarones cuatro por cuatro y la piña rellena de mariscos.

Durante el recorrido, si se corre con suerte, es posible ver delfines, ballenas y tortugas. Las aves predominan en todo el tour y, por supuesto, los bellos paisajes que la naturaleza creó, por ejemplo la cara de piedra, que cuenta con su propia leyenda.

Un hombre salió a navegar bajo el efecto del mezcal. Durante su trayecto se encontró con sirenas y éstas lo convirtieron en piedra. Otra historia de dicha roca es que fue creada a causa de un sismo, las piedras se derrumbaron formando un rostro humano.

De igual forma se puede apreciar la Isla Tortuga, denominada así por la figura que puede ser apreciada desde cierto ángulo. El Bufadero, en el cual a unos cuantos metros se encuentra una casa que, desde aproximadamente 19 años, está abandonada y en obra negra.

Dentro de esta actividad entra lo que es el snorkel. Consiste en nadar con el equipo necesario para poder apreciar la diversidad de especies marinas que existen, teniendo en cuenta que es un mínimo porcentaje de las que se encuentran a mayor profundidad.

Huatulco se ha convertido en un gran centro turístico. Las bahías, los recorridos en bici, la visita a las cascadas mágicas de Copalitilla, tour a caballo, playas vírgenes y muchas otras, han formado parte de los paisajes que deben verse por lo menos una vez en la vida.

Rico en flora, fauna, una gastronomía exquisita y gente que, sin duda alguna, quiere que los visitantes se lleven los mejores recuerdos.

Related posts