¿Quiénes son las víctimas, los conductores o los peatones?

Por Karina Hernández

No conocía su nombre. Su cuerpo yacía en medio de la calle en la colonia Cristo Rey, sobre Escuadrón 201. Su rostro no era visible debido a la falta de luz. Eran las 6:05 de la mañana y el camino de sangre lo confirmó. Ella estaba muerta.

En la Ciudad de México al año mueren aproximadamente 227 personas a causa de atropellamientos, mientras 2 mil 825 resultan heridas en el accidente.

En noviembre de 2017 un menor de 5 años falleció al ser embestido, junto con su abuela, sobre la avenida Camino Real a Toluca, por un chofer de transporte público. La silueta pintada en el piso, así como la sangre, ocasionó numerosos comentarios de quienes habitan las casas de alrededor.

–Esos choferes manejan como si fueran en autopista

–Los accidentes son porque van echando carreritas. No se fijan en las consecuencias – dicen algunos testigos de numerosos accidentes.

Ver “quién llega primero” es muy común entre conductores, no sólo de transporte público, sino en general. Manejan a velocidades por encima del límite establecido y los señalamientos de tránsito no son respetados, ocasionando muertes como la de este menor y poniendo muchas vidas en riesgo a causa de una imprudencia.

***

Ella tenía entre 25 y 30 años. Fue atropellada aproximadamente a las cinco de la mañana, ya que peatones reportaron de inmediato a las autoridades el cuerpo de una mujer tendido en la calle. No había rastro alguno del responsable.

Del total de fallecidos al año, en 83 casos el conductor decide huir, en 134 era un hombre quien manejaba el vehículo y en 10 era una mujer. Las causas son diversas. Las principales han sido el exceso de velocidad, manejar mientras se hace uso del celular, no respetar señales de tránsito y conducir en estado de ebriedad.

No se debe culpar totalmente al conductor, pues en muchos casos ellos no son quienes ocasionan los accidentes. Las mismas causas corresponden a los peatones, principalmente el uso del celular mientras se transita por la calle, esto ha llevado a numerosos accidentes que van desde un fuerte golpe con algún poste de luz hasta un incidente vial.

***

Entonces el problema no recae en los conductores únicamente, pues es común que este sea el primer pensamiento al ver un cuerpo sobre la calle o avenida, el peatón, en ocasiones, es el responsable.

Por lo tanto, la sociedad presenta una falta de educación vial, quizá conozcan las consecuencias de manejar bajo efectos del alcohol, caminar de una banqueta a otra mirando el celular, conducir a exceso de velocidad o atravesar las calles sin antes prever el posible acercamiento de un vehículo.

Sin embargo, no se llevan a cabo y esto ocasiona fallecimientos que muchas veces no son sancionados e incluso pudieron haber sido evitados.

***

Related posts