Surgen nombres de empresarios para elección presidencial

Por Efrén Mayorga

+ Claudio X González Gallardo; higiene femenina.

+ Arturo Elias Ayub; celulares.

+ Javier Vergara Madrigal; futbol.

Con diversas personas he comentado mi creencia, idea o hipótesis de que también en México, lo más ricos del país se animaran a tomar ya en definitiva el control político del estado o para ser más preciso tratarán de imponer a uno de los suyos en la Presidencia de la República.

Los mexicanos somos muy creativos pero también sabemos sacar provecho y aprendizaje de experiencias externas.

En este caso tenemos a Grecia, Argentina, Gran Bretaña, Perú, Francia y más reciente en los Estados Unidos la llegada al poder presidencial de personas emanadas del sector privado o empresarial al poder máximo de cada una de esos países, en especial seres humanos con principios y valores muy conservadores, más coloquialmente dicho como de derecha o hasta ultraderecha.

Razón por la cual me permito, un tanto irreverente y sin método científico alguno, salvo con experiencia de lectura política y de análisis de medios de comunicación, me permito someter a su alta consideración los nombres de algunas personas que podrían ser promovidas, por el sector empresarial, como prospectos a encabezar la presidencia de la república mexicana del 1 de diciembre de 2018 al 30 de noviembre de 2024.

Nombres de quienes durante los últimos seis años fueron aumentando sus posibilidades políticas en México en virtud de su gradual y estudiada presencia en todos, y de todas maneras, en los medios de comunicación social; según mi opinión creencia, idea o hipótesis.

En mis charlas analíticas y a veces informales con amistades les decía que por lo leído en los medios todo parecía indicar que los ricos estaban preparando Claudio X González y a Fernando Landeros para ser el próximo presidente, empero a raíz de la crisis económica Televisa optó por continuar con su apoyo al gobierno actual y hasta el teletón hubieron de sacrificar.

Es así que a partir de la intensa, activa y documentada participación en los medios de comunicación social, en específico en los noticieros de Televisa, que a través de su movimiento de Mexicanos Primero y sus gran variedad de organismos no gubernamentales, perfile a Carlos X González Gallardo como alguien que se estaba proyectando políticamente. Algo inusual en un empresario o en el hijo junior de un empresario.

Los primeros tres años del sexenio actual su presencia creció significativamente y siempre con argumentos de honestidad y transparencia; hasta que cometió un error político imperdonable, que lo obligó a desaparecer de la escena mediática durante más de dos años; según se comentó agravio en público al Secretario de Educación Pública del Gobierno de la República.

Hace un mes utilizando una publicación del New York Time ha vuelto a la escena política mediática, con tal fuerza que ya algunas columnas políticas lo promueven como candidato presidencial. Cabe señalar que cada lunes, antes del temblor, con sus organizaciones traía loco a trapazo al gobierno federal, que el megafraude, que el neuyortime, que el Ferrari, que Pemex, que esto y aquello, etc.

En lo personal puede crecer una vez que se cruce la banda presidencial, cualquiera en esa situación; para llegar a obtener la victoria electoral no le sería nada difícil; baste recordar que por más de cincuenta años la empresa de su familia conoce mejor que nadie, literalmente hablando, la intimidad de cada mujer mexicana con los productos que fabrica y vende y el tipo de pañal que cada infante de México requiere. Así que por mercadotecnia no tendría ningún problema.

Arturo Elías Ayub desde su labor con los Pumas de la UNAM, su paso por Telcel y la aparición en el programa de televisión del canal Sony un programa al estilo Trump; donde empresarios apoyan o no a neo emprendedores y muy especialmente su permanente y destacada participación en las redes sociales, en especial el twuiter, son elementos de análisis que le permiten ser considerado como un alentador prospecto a una candidatura presidencial.

Su aparente juvenil aspecto lo haría cercano con la mayoría de la población mexicana, de entre 17 y 40 años de edad, muy vinculados a la generación de las redes sociales pero con el inconveniente de que la mayoría de estas personas tienen y manifiestan una enorme desconfianza de las instituciones públicas y todo lo relacionado con ellas.

Frecuentemente se le ve en los medios regionales de comunicación y eventos de diversas índoles, sociales, deportivos, culturales, empresariales y hasta familiares; siempre activo de personalidad empática con los que se encuentra al paso. Tiene carisma pues.

Dos dificultades veo a sus posibilidades (que yo las estoy considerando y que incluso no sé y desconozco si él o los otros aquí mencionados tengan interés en la materia en mención). Decía, los dos aspectos que podrían impedir que el fuera el candidato presidencial, son: primero, que su grupo de poder decida impulsar a un integrante de sangre más directa, por ejemplo a un hijo de la familia; su parentesco político con el clan tanto es bueno como malo para el objetivo.

El segundo aspecto es en relación con el apellido ya que, tan bueno resulta la no mención directa con el apellido Slim y a la inversa, las enormes ventajas que se tienen al utilizar el apellido Slim; todo depende del cristal con que mire.

Jorge Vergara Madrigal, dueño del Club Deportivo Guadalajara desde octubre de 2002, podría decirse que de los mencionados es el único sin abolengo y o historial empresarial familiar, lo que lo convierte en inmediato como el de mayor posibilidades para representar los intereses de los grandes grupos empresariales del país.

La visión empresarial demostrada en su corta aparición pública sin duda lo asemeja a los otros perfiles que han llegado al poder gubernamental en los otros países antes mencionados.

Propietario del club de futbol de mayor penetración en la población de México; con la personalidad que mejor que nadie refleja el carácter de la mayoría de la clase media alta de nuestra sociedad.

Paradójicamente la propia virtud que lo impulsa a lo mejor sería ser su principal impedimento; a pesar de su progreso económico, el origen clase mediero que lo distingue pudiera resultar complicado obstáculo ante lo cerrado que resulta el entorno familiar de las cúpulas empresariales.

Sin duda que surgirán otros nombres o exigencias de militancia o partidistas de los mencionados pero recuerde que en cuestión de política, en México todo se puede cuando se quiere y más si se tiene con que…

En fin, son creencias, ideas o hipótesis que de alguna manera se han venido manifestando en este espacio blog Hermosillo y/o Desde la frontera del mundo, por más de siete años y que cada día se ven con mayor cercanía su consolidación.

Sin embargo ni son todos los que están, ni están todos los que son; muy probable se deba tomar en cuenta que en este sector empresarial también puede tener su “Tapado” y ese, téngalo usted por seguro, será “El Bueno”.

Artículos relacionados

Deja un comentario