Amarse sin matarse

Por Astrid Perellón   ¿Cuántas no hemos adoptado alguna práctica que parece ancestral? Ya sea para el éxito, amor o salud, tendemos a probar filosofías a medias, porque están a la mano o porque estamos desesperadas. Digo a medias porque nunca verás a algún practicante auténtico de tradiciones místicas forzando la máscara sonriente o palabras positivas por miedo a lo que atraerá. O rechazando a la gente por “tóxica”. En cambio, ves en su mirada una ecuanimidad que interpretamos como sabiduría. No sabemos qué piensan y creemos saber que todo…