Día 37: Los libros, el eficaz placebo para la peste

  Por Rivelino Rueda Quizá me engañen la vejez y el temor, pero sospecho que la especie humana –la única—está próxima a extinguirse y que la Biblioteca perdurará: iluminada, solitaria, infinita, perfectamente inmóvil, armada de volúmenes preciosos, inútil, incorruptible, secreta. Jorge Luis Borges/La Biblioteca de Babel   Gabo sujetó del brazo a Mercedes Barcha en la concina de su casa en el Pedregal de San Ángel, en la Ciudad de México. El escritor colombiano tenía un semblante cadavérico. Temblaba. Contuvo el llanto y sólo alcanzó a decirle a su eterna…